include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Sabiduría Negada by , available in its entirety at Smashwords









Sabiduría Negada

Por Forester de Santos



Copyright 2019 Forester de Santos

Smashwords Edition

Smashwords Edition, License Notes

This eBook is licensed for your personal enjoyment only. This eBook may not be resold or may not be given away to other people. If you would really like to share this eBook with another person, please purchase an additional copy for each recipient. If you are reading this eBook and did not purchase it, then please return to Smashwords.com and purchase your own copy. Thank you for respecting the hard work of this author.





Licencia de uso para la edición de Smashwords

La licencia de uso de este libro electrónico es para su buen disfrute personal. Por lo tanto, usted no puede revenderlo ni usted puede regalarlo a otras personas. Si usted desea compartirlo, tenga usted la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario. Si usted en verdad lo está disfrutando y usted no lo compró ni le fue obsequiado para su uso exclusivo, pues haga el buen favor de dirigirse a Smashword.com y descargue su propia copia. Gracias por respetar la buena obra de este su autor.







Tabla de Contenido





Reconocimiento

Dedicación

Introducción - Desde los cielos



Capítulo Uno- la continuación

Capítulo Dos - Escuchar y ser escuchado

Capítulo Tres - Unión y separación

Capítulo Cuatro - Alabar y ser alabado

Capítulo Cinco - Juicios y pruebas

Capítulo Seis - Contienda

Capítulo Siete - Victoria

Capítulo Ocho - Gozo y alegría

Capítulo Nueve - Renombre

Capítulo Diez - Morada

Capítulo Once - La doble abundancia

Capítulo Doce - Al lado derecho

Capítulo Trece - Después de ser unido

Capítulo Catorce - El cuarto paso después de renacer

Capítulo Quince - El conocimiento de juzgar

Capítulo Dieciséis - Poder dar conocimiento real

Capítulo Diecisiete - El poder de declarar victoria



Conclusión

Notas para completar

Algo sobre el autor

Otros títulos por Forester de Santos:

Algo Más Sobre Este Escritor Amado

¿Quién soy yo real?







Reconocimiento

¡Gracias al sabio de sabios que hace en verdad a sabio a todo aquel que busca de él y a él le da todo conocimiento como también reconocimiento por la sabiduría de corazón brindada!







Dedicación

Esta versión electrónica de este libro, Sabiduría Negada, es dedicada a mi amoroso padre, que una vez en su lecho me pidió que no le hablara en inglés porque según mi amoroso padre no lo recordaba muy bien.

¡Gracias, padre, porque por tu lenguaje fui conocido y por tu lenguaje hice para entender y por tu lenguaje seré reconocido como también seré revivido!

También esta versión electrónica es dedicada al buen lector y aquellos que en alegría y en gozo luchan por entender la verdad y entran en la verdad.

También esta versión especial electrónica, una segunda versión o edición, es dedicada con todo mi amoroso corazón a todos aquellos que buscan sabiduría de corazón porque ellos saben por instinto que por la sabiduría de corazón ellos podrán acercarse al Sabio de sabios y por el Sabio de sabios llegar ser también iluminados, y aunque no entiendan aun, ¡ellos han llegado a saber o han llegado a creer!







Introducción

La sabiduría de corazón viene en verdad desde los santos cielos de Dios mismo.

Y todo aquel que en verdad le guste, que le busque y que le recibe con gozo, pues aquél también será sabio, hablará como un sabio y como sabio se acercará a los cielos y será iluminado con su propia sabiduría de corazón y no solo hablará como un sabio de corazón pero también hablará como un sabio eterno, ¡que si vive por su sabiduría, pues por su sabiduría de corazón nunca morirá por llegar vivo al Eterno, al Eterno que es Uno!





Capítulo Uno- la continuación

El capítulo uno de la vida o el primero paso hacia es el capítulo de principios, pero en verdad es el capítulo de continuación o el capítulo de verdadero conocimiento porque cero o nada no fue sin uno.

O sea, ¡la falta la hace uno pero no por la falta de uno!

Y según uno hace la falta con uno mismo, ¡pues también puede uno completar todo lo que ya también está completo!

Pero se completa lo ya completo o se le puede añadir aún más con el reconocimiento de lo ya completo.

Ahora bien, todo aquel que en verdad busque para encontrar y tener conocimiento real, por su conocimiento real tendrá más conocimiento real.

Porque en verdad, todo aquel que nace o ha nacido vivo, ¡pues ha traído conocimiento real de vida al mundo como también a los tiempos!

Y por su conocimiento real de vida también se le dará más conocimiento real para que con ese otro conocimiento real pues quede como nuevo en vida aunque acabó de llegar.

Y con ese nuevo conocimiento real de vida pueda en verdad vivir, hacer y vencer ante la vida para que en vida pueda también reconocer como ser reconocido, ¡que es en verdad renacer vivo en vida y recibir renombre de vida!

Y el principio que una vez fue el conocido al nacer, pues ahora ha quedado como si nuevo con completo poder y con competa autoridad sobre la vida por su reconocimiento, ¡que es en verdad renacer vivo en vida y la abundancia que siempre estuvo, pero no se vio, pues ahora se verá en verdad y en verdad se disfrutará pero por renacimiento!







Capítulo Dos - Escuchar y ser escuchado

El capítulo dos de la vida o el segundo paso hacia la vida viva es el capítulo de adiciones y de divisiones.

El capítulo dos es el capítulo de escuchar y de ser escuchado.

Ahora bien, según el conocimiento de vida que uno trae al mundo por nacer vivo pues conocimiento de vida se le dará a uno para que uno pueda hacer, vivir y entender y hasta responder.

Porque en verdad, ¡el Amo escucha y el Amo responde según ya el conocimiento que uno mismo tenga o ha dado!

Pero solo los que nacen vivos son los que son escuchados por el amoroso Amo.

Y según lo que es escuchado de uno, pues uno será escuchado y hasta respondido por el amoroso Amo.

Y todo aquel que se le ha respondido, pues aquél será concedido lo que en verdad ha pedido.

Y por lo pedido y concedido aquél vivirá, ¡por eso hay que tener mucho, mucho cuidado con lo que se piensa en voz alta!

Pues, pida, haga y entienda o conozca para que sepa responder o a escuchar.

Porque en verdad, todo aquel que sabe responder o escuchar es porque escuchó más de lo que habló o hasta lloró o se quejó.

Y por su respuesta, ¡pues respuesta todo aquel en verdad tendrá!







Capítulo Tres - Unión y separación

El capítulo tres de la vida o el tercer paso hacia la vida viva es pues el capítulo de unión y de separación.

Todo aquel será unido a lo más grande según la respuesta que aquél respondió cuando aquél fue llamado o cuando fue concedido lo pedido por aquél.

Y por su sinceridad será separado para que sea refinado como golpes de aflicción, porque la separación del conocimiento crea caos y hasta le quita la forma a lo que una vez tenía forma.

Y sin conocimiento verdadero o real no hay forma y uno también pierde la forma aunque esté hecho pedazos.

O sea, esta nueva separación hace que lo que uno conocía o tenía, ahora es nada o sin forma.

Pero cuando uno toma lo que se ha quedado, por más pequeño que sea, o toma el conocimiento con que se conoció y revive por el conocimiento con que se conoció, uno ha quedado como si nuevo y como si nuevo se sentirá unido como la primera vez pero si como nuevo, ¡como si nunca hubo separación!

Y aquello que hizo a uno sentirse parte completa también quedara como si una nueva pues uno será tres y lo que una vez fue como si tres, pues ahora será uno pero por uno.

Porque en verdad, una vez uno fue uno o fue completo por unión, pero por la separación, uno fue como si dos por el caos de la aflicción, la aflicción por la falta de más o verdadero conocimiento o de reconocimiento.

Y cuando uno se recuperó por más conocimiento o reconocimiento real fue concedido a uno, ¡pues uno ahora ha quedado como si tres pero completo!







Capítulo Cuatro - Alabar y ser alabado

El capítulo cuatro de la vida o el cuarto o siguiente paso hacia la vida viva o renacer en vida es el capítulo de alabar y de ser alabado.

El capítulo cuatro o el cuarto o siguiente paso es también el capítulo o paso de sentirse completo o sin falta por el buen conocimiento entendido y por el buen conocimiento entendido o concedido, pues en verdad sentirse gozoso y alegre y dar alabanza por sentirse alabado por el buen conocimiento, la alegría y el gozo concedido.

Porque en verdad, todo aquel que alabe es porque aquél ha sido o se ha sentido alabado.

Y por su propia alabanza, aquél será amado.

Y por ser amado, aquél será también un gozoso luchador que gozoso lucha por la paz y por más conocimiento real o verdadero.

Porque como amado sabrá que la paz traerá más conocimiento real o verdadero y que por más conocimiento real habrá más entendimiento y por más entendimiento habrá más gozo y más alegría, ese gozo y esa alegría real que le darán a luz para que quede completamente nuevo o revivido, ¡como si hubiera salido por primera vez al mundo pero con perfecto conocimiento o entendimiento y al mundo reviviendo!

Porque en verdad, ¡de la alabanza o por la alabanza uno saldrá como el príncipe de salvación, el príncipe de salvación que hará todo como si nuevo!







Capítulo Cinco - Juicios y pruebas

El capítulo cinco de la vida o el quinto paso hacia la vida es el capítulo del juzgador o el capítulo de juicios y de pruebas.

Según el buen sentido o la gracia por la manera en que uno vive y uno hace por el buen conocimiento que fue concedido, pues uno se sentirá también juzgado y juzgado uno será, ¡pero juzgado por la misma alabanza que salió de la misma boca de uno!

Y por ese juico o por esa falta de buen sentido o por la falta de gracia, uno se encontrará en muchas pruebas, pruebas para ver cómo saber si en verdad uno quiere conocer y recibir más conocimiento como también reconocimiento, ¡que es renacer en vida!

Porque en verdad, solo se puede vencer y ser justificado y entender con el conocimiento que es concedido.

Y cuando se llega en verdad a entender, pues es porque ya uno está adentro, adentro la vida para continuar con completo gozo y con completa alegría vivo en vida.







Capítulo Seis - Contienda

El capítulo seis de la vida o el sexto paso hacia la vida es el capítulo del luchar o de contienda porque todo hombre que nace vivo pues es luchador de una manera o de otra y por su lucha o contienda se encontrará ante la tienda o la misma entrada de la tienda, ¡que es la vida!

Ahora bien, todo ser consciente es un ser luchador y un ser también de obligación, aunque ciertas obligaciones no son escogidas por ese ser consciente.

Muchas obligaciones son obligaciones por nacimiento y no parecen obligaciones.

Pues, ¡es como aquel que nació preso y pues la prisión no es obligación para él!

Pero lo cierto es que el hombre es luchador y el hombre nació para luchar porque la lucha traerá conocimiento y reconocimiento para que pueda seguir con vida.

Desde antes de nacer y desde antes de ser hombre, pues como semilla luchadora, después de la gracia, gozosa y alegre la semilla salió y entró en vientre de mujer, en vientre de mujer que se convirtió después del placer en un campo de batalla, adonde ahora la semilla del hombre lucha con gozo y con alegría contra ella misma para llegar a punto de la vida y si la semilla entraba en ese punto de vida, pues la semilla tendría una oportunidad a la vida y por la vida descansar y por el descanso ser formada en una criatura viva.

Y cuando estuviera completamente formada, pues nacer viva y nacer viva a la vida.

Y por nacer viva, pues trajo conocimiento real al mundo de qué tipo de criatura era y de lo que iba ser, ¡si hombre o si mujer!

Y por nacer viva, pues también se le dio conocimiento de viva con el mismo conocimiento que trajo al mundo.

Y si el conocimiento era de hombre vivo, pues como hombre vivo iba hacer para vivir y para luchar, pero luchar como antes de la vida porque ese hombre vivo iba a luchar contra él mismo para poder entender o recibir más conocimiento real para que pudiera una vez más vencer antes la misma vida porque aunque ese hombre está vivo, ¡ese hombre en verdad no ha recibido vida para que siga vivo en vida!







Capítulo Siete - Victoria

El capítulo siete de la vida o el séptimo paso hacia la vida es el capítulo de la victoria o en verdad, ¡el capítulo de las siete victorias!

Todo hombre que por su lucha en tierra firme ha sentido la pez eterna, ¡pues ese hombre ha vencido siente veces y ahora amado es!

Y por esa misma paz, tendrá más conocimiento real y por ese nuevo conocimiento real también tendrá gozo y alegría, ¡un gozo y una alegría que jamás tuvo antes!

Pero por conflicto con lo de antes y con lo nuevo que no puede ver aun, pues el gozo y la alegría real se van, ¡dejando en si lo de antes insignificante, aunque todavía lo tiene!

Y dejando también sin lo nuevo, pero lo nuevo que no se vio pero se sintió en abundancia, ¡es más vivo!

Y por aquel gozo y aquella alegría real el hombre de nuevo tendrá que luchar y luchar más, ¡más para recibir reconocimiento que le volverá a traer la paz eterna y el gozo y la alegría real que lo hará a renacer vivo en vida!







Capítulo Ocho - Gozo y alegría

El capítulo ocho de la vida o el octavo paso hacia la vida es el capítulo del gozo real y de la alegría real.

También el capítulo ocho de la vida o el octavo paso hacia la vida es el capítulo de amado o el paso de amado o del siervo amado, porque del siervo amado en verdad saldrá la salvación.

El capítulo ocho de la vida es también el capítulo de la posible eternidad o de poseer lo infinito, ¡pero en completa o en perfecta alegría real!

Pues, para llegar a renacer vivo en vida, y renacer en completa o en perfecta abundancia y con completo o con perfecto poder y con completa o con perfecta autoridad sobre la vida, pues hay que recibir el gozo real y la alegría real que revive en vida al hombre como a Dios, ¡porque ahora el hombre es revivido como amado de Dios y Dios es revivido como Creador, amado Creador!

Pues, cuando un hombre se decide luchar con todo gozo por la alegría renovadora de hombre como también de Dios, hasta lo más mínimo o pequeño y hasta lo más grande del mismo cuerpo de ese mismo hombre, hacen el mayor esfuerzo para que ese hombre en vida logre su mayor o único deseo de lograr la alegría renovadora.

Eso es, ¡todo el cuerpo empieza a tomar forma para recibir esa alegría real porque con esa alegría real el cuerpo se renovará y será como si un cuerpo nuevo, como si ha acabó de llegar o de nacer vivo al mundo!







Capítulo Nueve - Renombre

El capítulo nueve de la vida o el noveno paso hacia la vida es el capítulo del renacimiento o el capítulo del hijo o de renombre o de reconocimiento, ¡adonde la gozosa lucha o contienda se ha convertido en verdad en un buen hecho o en una buena obra!

La mayoría de los que viven, viven pero mueren sin saber que se puede seguir viviendo sin tener que morir y sin ninguna ciencia, sin ninguna religión o sin ninguna filosofía, ¡pero sí se tiene que creer, llegar a creer que la vida es más que morir!

Porque en verdad, todo aquel que llegó a morir fue porque no llegó a creer y llegar a creer fue por recibir el gran título de continuar vivo en vida.

Además, ¡todo aquel que murió, le falló a Dios el Creador y le falló por siempre!

Ahora bien, llegar a recibir el gran título de continuar en vida, el gran título de salvación, ¡fue por responder al llamado para entrar a la vida o a la vida revivir!

Porque en verdad, todo aquel que vive, vive solo por un momento.

Pero en ese momento tiene que hacer, hacer para que con lo hecho o con la buena obra pueda recibir conocimiento para que cuando sea llamado, ¡pues pueda responder y reciba reconocimiento o renombre!







Capítulo Diez - Morada

El capítulo diez después de la vida revivida o el décimo paso después de la vida es el capítulo de la morada o es el capítulo de la buena tienda.

En verdad, no hay mejor morada que la morada de uno, ¡no importa la pestilencia o la falta en esa morada!

Pero cuando se encuentra la alegría real, la alegría renovadora de hombre y de Dios, la alegría que revive y uno se siente revivido o uno se nuevo, pues ahora la morada de uno es nada, pues ahora es vanidad por algo sentido pero no visto.

Y aunque no visto, lo sentido lo ha hecho realidad y por esa realidad no vista, ¡se hará como luchador, vencedor y salvador para que la morada sea como aquella verdad sentida!

En verdad, todo aquel que llegue a renacer en vida también será morada de Dios el Creador y Dios el Creador morará en esa morada de Dios, ¡pero morará como Dios Padre!

Y cuando Dios el Creador como Dios Padre tome a aquel que renació en vida como morada de Dios Padre y Dios Padre more en aquél y serán ambos como si uno, ¡y pues aquí en la tierra será como si en los cielos y en los cielos como si nuevo cielos!







Capítulo Once - La doble abundancia

El capítulo once después de la vida o el once paso después de renacer es el capítulo de la doble abundancia, ¡que en verdad son cinco veces la cantidad!

Todo aquel que se siente o ha llegado a sentirse con todo gozo y alegría como morada de algo más grande, pues aquél le ha añadido a la creación y ya la creación ha quedado como se nueva y aquél también ha quedado como su un segundo, ¡como si dos!

Y por su el buen pensamiento o por su el buen conocimiento de dos y la voz de dos, ¡pues aquél hablará y por siempre podrá añadirle a lo que ya está completo o perfecto y será establecido con todo poder y autoridad!







Capítulo Doce - Al lado derecho

El capítulo doce después de la vida o el doce paso después de renacer vivo en vida es el capítulo de estar al lado derecho de la eternidad o al lado derecho de la realidad o al lado derecho de la verdad, ¡pero también como la misma verdad!

Todo aquel que se siente completo como uno es porque ha llegado a tener el buen conocimiento como si de dos, pues aquél ha llegado a tener el buen conocimiento de la realidad, de la eternidad o de la verdad.

Y por llegar a tener el buen conocimiento de la realidad, de la eternidad o de la verdad, ¡pues aquél se ha unido a la realidad, se unido a la eternidad o a la verdad como la misma realidad, como la misma eternidad o como la misma verdad!

Y aquél se ha unido como la misma realidad, como la misma eternidad o como la misma verdad por simplemente reconocer la verdad o por el conocimiento o reconocimiento recibido.

O sea, todo aquel que ha recibido conocimiento o reconocimiento y por el conocimiento ha llegado a reconocer o recibir reconocimiento, pues aquél será unido al lado derecho de la perfección, ¡que es adonde se encuentra la lógica o todo aquello que tiene que ver con números reales o con nombres reales!







Capítulo Trece - Después de ser unido

El capítulo trece después de la vida o el primer paso dado después de ser escogido y de ser unido al lado derecho de la verdad y unido como la misma verdad, pues es el capítulo de conocimiento por unión y de entrar a la vida como si por primera vez, ¡pero con perfecto entendimiento!

Eso es, después de unirse a lado derecho de la vida como la vida y como la misma verdad, ¡pues todo paso que se dé después será con perfecto entendimiento o conocimiento!

Pues, ¡es como nacer como un niño pero con completo entendimiento o conocimiento y dar entendimiento o dar conocimiento de vida al mundo!

Y el buen árbol dará su fruto por uno, ¡el buen fruto!

Y como uno es ahora la misma verdad, ¡pues la verdad hará a uno resplandecer o iluminar como la misma luz o el mismo día!

Y por ese resplandecer o por esa iluminación, ¡pues uno habla sin tener que abrir la boca!







Capítulo Catorce - El cuarto paso después de renacer

El capítulo catorce después de renacer a la vida o el cuarto paso después de renacer vivo en vida es el capítulo de tener el buen conocimiento de alabar a aquellos que todavía quedan sin renacer o sin salvación para que ellos alaban y sean refinados como vasijas de vida o como amados de Dios el buen y amoroso Creador.







Capítulo Quince - El conocimiento de juzgar

El capítulo quince después de la vida es el capítulo de conocimiento por pruebas o de juzgar o de justificar a otros y hasta de concédele poder y autoridad como una vez uno mismo fue juzgado y probado para ser justificado.

Porque en verdad, todos aquellos que serán justificados tendrán la buena oportunidad de entrar vivos a la vida, ¡vivos porque solo se entra vivo a la vida!







Capítulo Dieciséis - Poder dar conocimiento real

El capítulo dieciséis después de la vida o el paso seis de recibir conocimiento real o nombre real por lucha o por contienda es poder darle conocimiento real o nombre real de vida en vida a aquel que también luchó por recibir o por ser concedido conocimiento real y por el conocimiento real pueda recibir o ser concedido reconocimiento real o renombre real o renacimiento real en vida como príncipe de salvación.







Capítulo Diecisiete - El poder de declarar victoria

El capítulo de tener el conocimiento real de victoria para que otros puedan llegar al punto de vida o de victoria o al punto de gozo verdadero y de alegría verdadera para que ellos también lleguen recibir o sean concedido reconocimiento real para que también ellos puedan vencer y puedan entrar vivos a la vida.

Porque en verdad, sin el gozo verdadero y sin la alegría verdadera pues no habrá renacimiento y sin renacimiento no habrá renombramiento y sin renombramiento no habrá salvación.







Conclusión

Todo aquel que en vida venza, y se vence en verdad por recibir reconocimiento o renombre en vida desde arriba, ¡será ungido y también se le dará una corona de paz real y de conocimiento real!

Y con esa paz real y con ese conocimiento real le dará gozo real y alegría real a su propia vida.

Y por ese gozo real y esa alegría real aquél o el victorioso renacerá de nuevo en vida, ¡pero esta vez seguirá como salvador y será reconocido como salvador!

Pues, ¡busquen y busquen la verdad para que la verdad los libre como la misma verdad y por ser la misma verdad, también se libre de la obligación que es de la muerte!







Notas para completar

Como se ha visto, más como leído, el buen conocimiento es lo que lleva a uno a los buenos sitos o el buen deseo del buen conocimiento es lo que lleva a uno a buenos sitios.

Y entre más fuerte ese buen deseo de conocer o de recibir, pues más pronto llega el buen conocimiento.

Pues, en verdad, les digo que solo se puede recibir el reino de Dios, o lo que muchos llaman entrar a los cielos, dado como título.

Porque el reino de Dios o el poder de entrar a los cielos es un título recibido.

Y la única manera que se podrá recibir ese título en vida es buscando o es pidiendo con todo corazón la paz y el conocimiento de Dios que solo Dios el buen y amoroso Creador puede dar y dará.

De nuevo, ¡muchas, muchas gracias!

Y le deseo con todo corazón que encuentren esa paz y ese buen conocimiento que solo Dios puede dar.

Pero la única manera que se podrá encontrar es pidiéndolo al quien la da en verdad y lo da libre y con todo gozo.

Y, al fin, no se tiene que ser religioso, pues Dios no lo es, para poder creer en verdad en Dios, pero hay que creer porque solo Dios el buen y amoroso Creador es el que puede extender la vida o entregar la vida a todo aquel que venció y recibió conocimiento y reconocimiento para que pueda continuar en vida y en abundancia, ¡doble abundancia que son hasta cinco veces, cinco veces en verdad!







Algo sobre el autor

Yo soy uno de esos, y tal vez el único de estos tiempos, que busca en verdad la verdad del universo, la verdad de la creación de Dios y la verdad de lo que es la salvación del hombre y el hombre, hasta a donde yo sé, no será salvo de la muerte por la tecnología del hombre como tampoco será salvo por la misma espada del hombre.

La tecnología como la espada solo salvará pero temporariamente. Y la tecnología puede también ser una doble espada o un contra tiempo porque el hombre no la usa en verdad para expandir o rendir su tiempo o expandir o aumentar su conocimiento verdadero.

Mi gran búsqueda en verdad por la verdad del universo, por la verdad de la creación de Dios y por la verdad de lo que es la salvación del hombre me ha hecho muy bien, tan bien que me ha llevado a lograr en verdad a no solo tener fe de Dios, cuando antes había en mi un vacío muy doloroso o una muy dolorosa soledad, pero mi gran búsqueda también me ha llevado a entender lo que es en verdad la salvación del hombre por Dios el buen y amoroso Creador.

la simple verdad es que sin conocimiento real o verdadero de Dios, pues en verdad no habrá la salvación de Dios y sin la salvación de Dios, pues no habrá salvación del hombre ni tampoco habrá la salvación del universo, porque según el mismo hombre volverá muerto al mismo polvo pues también el mismo universo volverá a nada…

Pues en verdad, ¡en mis escrituras hay ciertas verdades o conocimiento real o verdadero de vida!

¡Muy Gozoso en verdad y muy alegre en verdad todo aquel que en verdad preste atención!

Porque en verdad, ¡les digo que por el gozo verdadero y la alegría verdadera uno renace en vida para continuar con vida, pero con vida en abundancia, en abundancia de Dios!







Otros títulos por Forester de Santos:

Mis Cortos, cuales son 4 cortas obras en ficción.

Segunda llamada a los cristianos, cual es un llamado a que busquen la verdad para que por ella puedan hacer la voluntad del Dios Creador y por hacer la voluntad de Dios el Creador pues renacer por ella.

Y Un día en la vida de un poeta, cual es una búsqueda de un estilo o uno genero de escribir.

Ensayos de uno Salvador, cual es unos ensayos explicando lo que es la verdadera salvación.







Algo Más Sobre Este Escritor Amado

Todo escritor en verdad tiene que tarde o temprano llegar a las cosas que a ellos en verdad les gusta o le gustaría escribir sobre y muchos llegan a escribir adonde está el dinero fácil y muchos escritores se hacen ricos monstruos en llegar hacerse muy ricos por escribir ficción o fantasía o hasta perversiones, ¡pero aun así bien para ellos!

Pero la muy grandiosa pregunta es, ¿Cuánto más fantasía o perversión para la raza humana si la raza humana ha estado viviendo en fantasía o en perversión o hasta en mitología desde que la raza humana empezó a pensar?

Porque en verdad, ¡el principio de las cosas es el pensamiento real o el conocimiento real y entre más verdadero el pensamiento o el conocimiento real, pues más verdaderas o completas son las cosas reales!

Ahora bien, ¡esa fue la pregunta que yo como escritor en verdad me pregunté cuando yo también comencé a escribir versos y hasta obras de ficción o de fantasías o hasta perversiones!

Y pues yo comencé a escribir sobre la inmortalidad, y como dice el grandioso dicho, ¡uno en verdad se transforma en lo que uno cree o piensa o escribe o hasta lo que uno lee más sobre!







¿Quién soy yo real?

Mi nombre como dichoso escritor es Forester de Santos y yo en verdad estoy en una muy grandiosa cruzada de renacer o de renacimiento vivo o de nacer de nuevo en vida real con completo gozo real y con completa alegría real y también con completa abundancia real de Dios pero Dios como mucho más que Dios y como mucho más que Creador por conocimiento real…

Ahora bien, aquel que en verdad está en una muy grandiosa cruzada no puede seguir a otro o no puede dejarse ser rodeado por sus amados o por sus fanáticos porque aquel no puede cruzar sobre ellos o aquel no puede cruzar por la causa de ellos estar en el medio o por ellos estar bloqueando el grandioso camino cual en verdad es pero que no se puede ver hasta el renacimiento o hasta que uno nazca de nuevo…

Yo no les pido que me sigan, pero no porque yo no los llevaré o no los guiaré, pero porque yo no miraré hacia atrás pero yo miraré hacia mi derecha y hacia mi izquierda para ver quien en verdad camina conmigo.

Pero aquellos que en verdad deciden seguirme serán como yo y como yo en verdad recibirán conocimiento verdad porque mi lucha o mi muy grandiosa cruzada de renacer es verdadera, tan verdadera de hecho que yo me ha convertido en una mejor persona por la fe verdadera cual yo ha llegado a recibir en verdad por mi búsqueda y re búsqueda de la verdad…

Y porque yo ha llegado a tener fe verdadera o fe de Dios, ¡pues yo uso mi fe verdadera como un escudo para repelar o para rechazar otras creencias o mentiras que suenan bien!

Por lo tanto, ¡al renacer vivo o al nacimiento de nuevo mientras aún vivo aquí en la misma tierra cual en verdad será como si en los mismos cielos por renacer!



Pues, si a usted le gusta en verdad esta simple como humilde obra, ¡pues déjenmelo saber por dejar un simple comentario y también por votar por ella según su buen placer!

De nuevo, muchas, muchas gracias por prestarme su tiempo y todas bendiciones a usted de este su muy humilde escritor, Forester de Santos…



###


Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-21 show above.)