include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Homo Protector by , available in its entirety at Smashwords



Homo

Protector

Homo = Alguien igual a ti




Desenmascarando, atando y despojando de todo lo que le ha robado

el espíritu de Asmodeo; quien, con lujuria, pornografía, lascivia, y todo tipo de perversión sexual, ha manejado la concupiscencia de muchos, destruyendo matrimonios, a jóvenes, al vicio desenfrenado del secreto pornográfico que los ata hasta adultos, cayendo a lo más bajo de la lascivia. Mientras que, a su vez, es un gran defensor del que lleva conductas homosexuales, volviéndolo altanero y defensor de criterios sin fundamentos.

El espíritu de Asmodeo, falso amigo, falso aliado; su propósito es, sutilmente enseñarte a destruir a otros o auto destruirte,

con el vicio del placer.



 

ministeriosiclag@gmail.com

 

Yamil García

 


Libro: HOMO PROTECTOR


Autor: YAMIL GARCÍA


Edición, Septiembre 2017.


Diseños: Ministerio Siclag


Ciudad de Córdoba – Argentina.


1. Relato, Reflexión, Espiritualidad.




Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio, sin permiso escrito y firmado por el autor.


Hecho el depósito que marca la Ley 11.723.


Libro de edición argentina.




















Índice




Agradecimiento Pág. 4

Prólogo Pág. 5

Introducción Pág. 6


Homo Protector Pág. 15

Iniquidad Pág. 17

Que muchos guarden silencio,

no significa que no esté sucediendo Pág. 28


Amantes Espirituales Pág. 33

Bebé bajo sus pies Pág. 46

Cuando crees que el espíritu de Asmodeo

trabaja fuera de la iglesia, tú eres quien se engaña. Pág. 53

Él te huele según la esencia que portes.

Y te persigue, porque tu olor lo llama. Pág. 59

Asmodeo entre las sábanas matrimoniales Pág. 62

Espíritu Santo, abre nuestros ojos y ayúdanos a

ver las estrategias del falso aliado e invisible

espíritu de Asmodeo Pág. 64


Lugares de Cautiverio Pág. 69

Judas 1: Arrebatarlos del Fuego Pág. 70

¿Frutos de maldición generacional o personal? Pág. 71

Cautividad de Encierro Pág. 72

Retome lo que le fue robado Pág. 75


Ungido para Liberar Pág. 78

Oración Pág. 83


Libros del autor Pág. 86




Agradecimiento



A nadie más que a mí amado Rey Jesús, dedico este nuevo libro, es quien porta mi agradecimiento desde lo más profundo de mi alma, por este privilegio que me otorga nuevamente en su presencia, volver a escribir temas profundos, espirituales y controversiales. Dejándome hablar de temas que la iglesia no habla, pero son más que necesarios para mantenerla activa en revelaciones vivas y eficaces para estos tiempos.

Honor a quien honor, y Gloria se merece mi amado JESUCRISTO, a quien ama mi alma, y de quien no tomo por tardanza su venida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 














Prólogo


Hace 15 años, fui un hombre consumido por el fuego de las circunstancias, que decisivamente tomé desde temprana edad en mi vida; donde no sabía cómo salir de las llamas del fuego, y mirándome al espejo, no sabía cómo dejar de estar siendo devorado por el fuego que me iba consumiendo en la pornografía, drogas, prostitución; sin importar el sexo, hurtos, y todo tipo de crimen que mantuviera la adrenalina del pecado latente. Llevándome estos actos, a caer una y otra vez, de manera cíclica. Esa era mi realidad, y de esa manera era como me sentía vivo exteriormente, ya que estaba muerto en mis delitos y pecados en mi interior.

Hasta que tuve una experiencia personal e irrefutable con la presencia de Dios, y un encuentro con Jesús, el Señor y mi Salvador. Hoy, puedo testificar de lo que mi amigo Yamil García revela y describe en este libro, que te llevará a ser restaurado en áreas que quizás pensaste estar ya liberado; logrando que cada hijo de Dios se auto examine, sea limpio, y libere para liberar a otros con efectividad. Llevándonos este libro, al diseño original de la limpieza interna, para que se refleje en la externa.

Inmoralmente, el espíritu de Asmodeo, nos llegó sutilmente a seducir y conquistar, hasta manejarnos y hacernos pensar que ya nuestra vida no tenía ninguna salida.

Soy un hijo de Dios que salí de las garras del abrazo del espíritu de Asmodeo, y ahora, llevo el verdadero mensaje delegado por Jesús, hablar las buenas nuevas de su evangelio del Reino y su Justicia, hablando como testimonio de entre las cenizas y los escombros de una vida sin futuro, a una nueva criatura en CRISTO Jesús, Señor nuestro, con el mensaje de sanidad interior y liberación a las naciones.

Lo que Dios hizo con la vida de Yamil García y la mía, lo puede hacer de igual manera contigo, transformando de gran manera tu vida, solo si ese es tu deseo. No hay un lugar tan profundo ni obscuro que no tenga esperanza si clamas por Jesús.

 

Pastor Alexander Pineda

Miami – Florida








Introducción


Nadie más que a mi Rey Jesús, quien me ha dado el honor de recibir la revelación sobre este tema, la cual sé, que será de bendición para muchos que están en la iglesia, buscando profundizar en el Señor, y orando por revelaciones que ya están en la Biblia, pero que necesitan entenderlas y ligarlas a sus espíritus, para que sean efectivas para estos tiempos, en que cada vez el segundo cielo quiere hacerse más fuerte, como bronce, para que no tengamos acceso al reino del Padre, o que transforma la tierra como de hierro, para que al sembrar nuestras semillas de buen fruto, en tierra tan dura, no podamos ver los frutos de las semillas de bendición otorgadas por el Espíritu Santo.


Muchos dirán, que su nombre Asmodeo, no se encuentra en la Biblia, y es real, ya que este espíritu es una deidad, quien no desciende personalmente para ejecutar lo codiciado a las personas, pues él tiene bajo su cargo demonios, que son los que atacan a su víctima desde sus emociones, delegados por él.

En la Biblia no se habla de él con especificaciones a su nombre, pero sí sus características, y sus enviados. Ya que él es el hombre fuerte en los aires. Bueno, uno de los hombres fuertes mencionados en la Biblia, por su jerarquía en las tinieblas.

Pero sus características son: la perversión y distorsión sexual, desde masturbación enfermiza y descontrolada, pornografía, infidelidad, lujuria, lascivia, y toda clase de perversión sexual, desde sexo con cadáveres, espíritus, íncubos o súcubos, torciendo toda la sexualidad y la identidad de quienes se acuestan con alguien que tenga su mismo sexo haciéndose igual a él. Por eso el nombre “homo”, ya que se deriva de alguien igual a mí.


Es como si se llamara a una persona por sus características, tanto personales, como las físicas o las profesionales… Por ejemplo: Llamar a una persona por su título de trabajo, o características de color de piel, mencionando si es delgado u obeso, añadiéndole si es humilde o grosero, joven o mayor, etc. Y en vez de llamarle directamente por su nombre, nos dedicáramos a llamarlo por lo que lo define con características, así ha sido hasta hoy que, en vez de desenmascarar parte de sus tentáculos, vamos directo al hombre fuerte y no enfocados en los enviados.


Este espíritu no se revela a la iglesia, ya que es un principado que se queda en lugares altos, en tinieblas; y tiene a espíritus menores para enviarlos, aunque esos espíritus menores que él envía ante nosotros nos parezcan gigantes monstruos desencadenados. Todo para alcanzar a las personas con sus planes de maldad. No necesita ni frecuenta bajar a enfrentarse o tratar con las personas, ya que él es un personaje que al no poder tener el honor del que tiene Dios, de ser un ser omnipresente que todo lo ve, el espíritu de Asmodeo, necesita mantenerse distante para en la distancia ver específicamente qué movimiento debe hacer a través de sus aliados, que como tentáculos están conectados y ejecutan su mandato. Señala qué pasos deben seguir sus aliados para que sean efectivos. Y si uno de ellos es descubierto, no sea afectado quien es el principal en el mando. Porque su estrategia es planificar en la oscuridad, para proceder con astucia en contra de las personas que ha estudiado, principalmente enfocado en sus debilidades, tanto por lo generacional o lo personal.

Tampoco se acerca a la iglesia, o al ambiente de ella, porque su esencia es de ira en contra de todo lo que le recuerde o represente a Dios. Al tener tanta ira, no puede disfrazarse de “ángel de luz”, porque su ira lo desenmascararía, y lo expondría ante la iglesia identificándolo, y de inmediato lo podrían atar en sus acciones con facilidad.

Actúa planificando venganza contra todo lo que es santo, por su condición de condenado. Es una deidad caída, un principado que deshonró su posición delante del Dios del cielo, y está esperando la ejecución de su sentencia.


Este espíritu representa a los caídos y decadentes ángeles que se rebelaron contra Dios, más ve su contraposición en nosotros, los santos, que representamos la redención y el amor de Dios. Por eso, odia nuestras vidas, y trata de arrebatarnos nuestros privilegios, obtenidos por la Gracia de Dios a través de Cristo. Si se presentara tal cual es ante la iglesia, quedaría atado, porque el poder de la iglesia es superior a él.

Por eso se queda en las tinieblas, en las alturas, alejado de todo lo que lo pueda identificar e incapacitar en sus acciones.

Por lo cual, se cumple la palabra que dice: …y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Mateo 16:18. - El huye a la comodidad de sus alturas en tinieblas, para no ser descubierto por la iglesia, porque la iglesia solo se ha enfocado en sacarlo de su territorio, pero no va a su territorio a atarlo, cosa que el mismo Jesús nos dijo por sus propios labios dando el derecho legal de que podemos atar al hombre fuerte que está en los aires, siendo este Asmodeo, uno de esos hombres fuertes de los cuales Jesús habló y dijo que atemos y despojemos… Mateo 16:19. “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos”…

Por eso debemos aprender a atar al hombre fuerte, para desatar las bendiciones que en ocasiones -desde generaciones- nos ha robado.

Atándolo a él, desatando los nudos que le ha hecho a nuestras bendiciones y ha retenido en el segundo cielo. Mateo 12:29. “De otra manera ¿cómo puede uno entrar a la casa del hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no ata al hombre fuerte y entonces podrá saquear su casa?”

Mientras solo nos enfoquemos a reprenderlo sin atarlo ni despojarlo, él estará tranquilo reteniendo los tesoros que nos corresponden.

Lucas 11:21. “Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. Mas si viniere otro más fuerte que él, y le vence le quita todas las armas en que confiaba, y reparte sus despojos” …

Solo aquí debemos tomar la decisión, pues, ¿él será el hombre fuerte que te arrebate todo lo que te pertenece? O ¿Tú serás más fuerte que él en Cristo Jesús, y serás quien desarme y le quite todo lo que lleva tu nombre y tu apellido, que Jesús por herencia, por gracia, favor y para bendición, te delegó?


Este poderoso espíritu, solo es poderoso cuando se le da acceso, mientras no sea así, no tiene autoridad sobre la iglesia, pero si la iglesia le abre puertas en pecados secretos, desenfrenados y perversos, hará lo posible para destruirla.

Pero sí se revela mostrándose y teniendo afinidad y koinonía con los lugares de hechicería, donde se le llama y le dedican sacrificios para que sea bienvenido.

Gloria a Jesús, que nos dio el privilegio de ser hijos, y de esta manera comer del pan de la liberación a través de Él, y solo por Él, y así cada día renovarnos sin permitir la opción de que este espíritu sea un espíritu aliado, ya que después que se hace aliado a una persona, lo mantendrá a la defensiva, para que no sea desatado. Y la mayor defensa es trabajar con las emociones distorsionadas sexuales que le dan relajamiento, placer y satisfacción, pero manteniéndolo en secreto, así es mayor el poder de esa lujuriosa tentación.


Estoy tan feliz de revelarles esta palabra, que es totalmente filtrada por la palabra de Jesús, quien es él mismo, ya que Él es el Verbo. Esta palabra, no solo me ha ayudado y confrontado a mí mismo, sino que es como espada de dos filos, para ministrar tras lo escrito, también fui procesado y confrontado para lograr este escrito; la Gloria solamente se la doy al Señor, y no puedo quedarme con ella entre mis manos, pues sería ingrato, ya que todo vino solo de él.

No es este escrito para señalar ni juzgar, sino para enseñar y desenmascarar, no a las personas, sino a quien tras ellas está utilizándolos para destruirlos. Pues, mientras he viajado y en muchos lugares ministrado, sea en multitudes o en la intimidad, veo ciclos de las mismas características vividas en multitudes, en condiciones de traumas, al querer más intimidad con el Señor, y no han sabido cuál es la raíz de su pesar, guerreando sin conocer realmente con quién se deben enfrentar.


Cada vez que el Señor me dicta un libro, soy el más impactado por el Padre, pues, me honra con tan grande responsabilidad, que sé que a muchos este libro ayudará; revelaciones ya escritas en su palabra, pero con luz específica, clara, palabras alineadas y activadas para estos últimos tiempos. No es tiempo de maquillar corazones, es tiempo de sanarlos en el nombre de Jesús.

Me sorprende cada vez más que su palabra me ha hecho saber y entender el camino de las maravillas que tenía en sus manos para mí, porque sin su mano, no sabría a dónde dirigirme. Lo que me muestra, me enseña y me hace comprender, no lo puedo mantener solo para mí.

Me fascina tenerlo como Padre, como el padre que siempre soñé tener; es quien me ha dictado y dirigido a terminar este libro, con paciencia y palabras que puedo entender, es perfecto al mostrarse con tanta misericordia, pasión y amor. Mientras revela estas ataduras y pecados que no le agradan, pero sin mezclar ese repudio por las almas que ama; con gran amor incomparable, sabio, inefable e invaluable valor que trae verdadera liberación. Ese es mi amado Jesús.


Libro que no deja de ser escandaloso para muchos, controversial y de incomodidad para muchos más, pero lo mejor de todo es que se escribe con toda veracidad, quieran o no aceptar, el valor de estos escritos fortalecerá a muchos, liberará a otros, y llevará a profundidad en enseñanzas a muchos más.

Su misericordia ha sido movida para revelar su poder en nosotros, que otorgará grandes cambios en las grandes guerras que creímos no poder enfrentar, a pesar de nuestras pocas fuerzas, “diga al débil fuerte soy”. Joel 3:10. Ya que, Él busca la dependencia y obediencia sincera, y Él hace lo demás.

No es solo su amor que se ha movido a nuestro favor, sino su misericordia que, desde siempre lo ha caracterizado; y nuestra dependencia y obediencia en Él, provocará que sus planes en nosotros sean manifiestos en cumplimientos, porque antes de ascender a los cielos, nos prometió permanecer junto a nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Así que, usted, como yo, junto a él, ya somos mayoría en medio de todas las guerras espirituales en tinieblas, porque él ha vencido, y hemos de contraatacar a un enemigo vencido, y el que lo venció, va un día delante de nosotros, mostrándonos y haciendo camino. Otro día estará tras de nosotros, cubriéndonos las espaldas de nuestros enemigos, pero jamás nos dejará a solas; es su promesa. No la desarraigue de su espíritu, pues nos dejó dicho: “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Mateo 28:20.


Él es eterno, así que, después de esta vida carnal, permaneceremos juntamente con él, porque si dijo: “estaré con ustedes hasta el fin”. Quiso decir: En mí no hay fin, ya que él es eterno y nos ha hecho así”.

Por su eternidad recalcada, desde Génesis hasta Apocalipsis, no habrá separación jamás; aunque las bolas de humo y los hologramas del enemigo nos quieran hacer ver lo contrario.


Este libro llamado: Homo-Protector, nos sumerge -por la gracia de Jesús- a revelaciones que desatarán vendas mágicas, paradigmas mentales, y misterios que son revelados para los pequeñitos, o sea, los hijos del Dios vivo, el Dios del cielo, el Padre que Jesús nos vino a revelar, para hacernos libres.

A pesar de que muchos llevamos años en la iglesia, hemos sido -no poseídos- pero si atormentados y molestados por demonios, que aun han visitado y estorbado a generaciones antes que nosotros, de nuestras familias. Pero ante esta revelación de la paternidad de Dios en nuestras vidas, ante la revelación de que somos la iglesia, y que somos Hijos del Dios todopoderoso, sean ahora ellos (demonios) atormentados.

Cuando somos verdaderos hijos del Dios vivo, los demonios nos identifican. Como le pasó a Jesús con el endemoniado Gadareno.

Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? Mateo 8:29.


Nuestra presencia en santidad, con la luz de Cristo en nuestras vidas, es de tormento para ellos, cuando para el resto de la gente que vive sin la gracia de Jesús, vienen a ser ellos los “atormentadores”.

Jesús, como Redentor y Salvador, es el delegado del Padre, para ejecutar el tormento para los demonios condenados, a través de nuestras vidas. Y el Espíritu Santo, es quien da testimonio de nuestras vidas, de que somos hijos y coherederos de Cristo, por su Gracia.


Como fueron atormentados (los demonios) al Jesús resucitar por el Padre. Así sean vergonzosamente expuestos los que habían sido enviados por el enemigo a torturarnos, sean encerrados en las celdas que habían creado para nosotros en los lugares espirituales, para encerrar y fragmentar el alma, queriendo mantenernos cautivos espiritualmente.

Teniendo la esperanza en CRISTO JESÚS, nos ha delegado un misterio con base bíblica, sobre los que nos querían mantener enjaulados en el alma, en lugares de cautividad.

Porque no hay mejor y mayor eficacia, que la iglesia esté fuertemente adiestrada para estar en guerra, para su propia sobrevivencia; ya que, por falta de sabiduría, la Palabra dice: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento”. Oseas 4:6.


En la guerra física, como en la espiritual, no hay mejor estrategia que moverse con estratagemas. Esto es cuando en una guerra se actúa de manera hábil, engañando al enemigo, maniobrando para tomarlo por sorpresa, con ventaja, de manera astuta. Y llegar a él cuando menos se lo espera. Literalmente, cuando se encuentra desarmado, no preparado para resistir nuestra embestida. Haciendo fracasar sus planes de maldad.


Este es el propósito de este libro, bendecirte para que seas de bendición, y bendigas a otros con oraciones de guerra efectivas, dejando de tirar golpes al viento.

Con este libro: Homo-Protector, expondré temas que no son llevados a los altares. Por eso hablaré claramente, de modo se ofenda o se nutra quien decida hacerlo. Muchos se han adormecido; no se sabe quién es quién para llevar la verdad, ya que, las mismas predicas en muchos altares, se han modificado a conveniencia; antes se predicaba sobre la venida inminente de Jesús. Hoy, ya es muy raro si se menciona que está por llegar, cuando ya es inminente su regreso.

Antes, se predicaba que las vírgenes prudentes, como las insensatas, estarían juntas. Mateo 25. O como el crecer juntamente, en el mismo campo, la cizaña con el trigo, Mateo 13:30.

Hay congregaciones que arman grupos, desmenuzándose de grupo en grupo, logrando una efectiva división inminente. Repitiendo lo mismo que Ezequiel muestra acerca de Luzbel, creando grupos divisorios en un mismo lugar.


Eso significa que no importa el lugar, nosotros mismos tenemos que tener cuidado, porque el trigo y la cizaña se parecen mucho y crecen juntos, no son fáciles de identificar hasta que están en madurez plena y veamos sus frutos. Es ahí donde se los puede separar.


Al igual que las vírgenes, son de la misma categoría y estado virginal, pero había un grupo imprudente. Donde no les interesan ser llenas sus lámparas de aceite para alumbrar, pero siempre están tras las prudentes que sí iluminan, y de esta manera, van pidiéndoles que les den del aceite que ellas tienen, pero como insensatas que son, no toman la decisión de adquirir por ellas ese necesario aceite que tipifica la unción del Espíritu Santo, desgastando a las prudentes.


Esto debe ser un aviso, que ese tiempo ya se está viviendo entre nosotros hace muchos años, y para que no nos convirtamos en cizaña, o en imprudentes, debemos retomar nuestra identidad y compromiso con el Señor. Si no, seremos parte de las personas que asisten a las congregaciones, pero que tienen raíces y naturaleza totalmente diferentes a las del Padre Celestial, por lo cual serán quitadas y cortadas.

Pero ahora, que esta palabra profética se ha cumplido, las vírgenes como el trigo y la cizaña, ya ni se mencionan. Ya no se sabe quién es quién, a menos que activemos en suplica de oración al Señor, que nos active el espíritu de sabiduría y discernimiento profético en nuestros espíritus.


Efesios 1:17. “Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de Gloria, os de Espíritu de sabiduría, y de revelación en el conocimiento de Él. Alumbrando los ojos de nuestro entendimiento, para que sepamos cuál es la esperanza a la cual nos ha llamado”.


Para no estar casi gritando espantados por lo anti bíblico que se está llevando al altar, mensajes personales, lejos de lo bíblico, adulterando y acomodando con fragmentos bíblicos lo que el cielo dictó con especificación.

Utilizaremos la palabra de Jesús, porque estamos en lo correcto que, aunque fue escrita la Biblia por hombres carnales, fue inspirada por el Espíritu Santo. Así, de la misma forma debe ser leída por nosotros, inspirados por el Espíritu Santo. Ese es el punto clave que en la iglesia no se enseña. Si fue escrita por hombres inspirados por el Espíritu Santo, para comprenderla, y no sea de interpretación propia, debemos leerla inspirados por el mismo que la escribió utilizando a otros.


Aunque muchos lo hacen a su manera, ignorando lo que dice:


2ª Pedro 1:20.Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada”. 

Debemos leerla bajo la inspiración del Espíritu Santo, pidiéndole de favor, nos revele qué es lo que quiso decir y enseñar, porque él dice:


Si en algo queremos aprender, solo pidámoslo y él nos la dará”.

Santiago 1:5.


Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual la da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”.


Y lo que no sabe, no busque querer enseñarlo, espere que se lo revele el Espíritu Santo. Sea humilde, enseñe lo que el Padre le haya revelado, pero ni añada ni quite, para que no haya consecuencias en su vida ante el Rey justo del cielo.


Si el Espíritu Santo está en nosotros, debemos ver lo que el Verbo plasmó en las páginas de la Biblia. Para no tropezar, ni hacer tropezar a nadie, dando las especificaciones precisas a nuestras vidas, y a la vida de quienes nos oyen y reciben enseñanza a través nuestro.

Desde que descubrí esta forma de orar, me impactó y la ligué a mi espíritu, y la hice mía; es algo donde estando en un común acuerdo con el querer del Padre, se activa el hacer, y se crea toda una bomba en su kairos, impactando nuestro entorno físico y espiritual.


En mi primer libro: ¿Qué hago? ¿Qué me pongo? Como en mi segundo libro: Sin Carátula, expongo nombres de espíritus que hechiceramente han querido infiltrarse a la iglesia, atando con mentiras que muchos adoptan como verdades, fragmentando el Cuerpo de Cristo, en vez de unirse más para su pronta venida.


En los libros anteriores, hablo de la liberación de la homosexualidad, y con especificaciones, lo cual no es el punto principal de este nuevo libro, pero es un área que se tocará de igual manera, ya que aquí se habla de la sexualidad en general, y la homosexualidad es un acto sexual. Pero no es el corazón del mensaje escrito, sino en lo que en ambos podemos encontrar, ya que todos hemos sido hechos humanos sexuales, por eso hay tanta fuerza en este llamado espíritu de Asmodeo, que ha venido a tergiversar el regalo de la sexualidad, volviéndola de agradable regalo del cielo, a desagradable acción ante el que nos la regaló.

Para que nos desapruebe de estar junto a Su presencia. Como de igual manera, el mismo espíritu caído ya no tiene opción de estar en su presencia, en plenitud de paz, sino que la paz es su tormento.


Este libro, está enfocado a líderes, y a personas maduras que desean aprender, sabiendo qué hay detrás de la difícil área de esta guerra que es espiritual, la cuál es la región que mantiene cautiva el alma enlazada con emociones en la carne; y dormido -como muerto- tienen su espíritu, sin poder tener relación íntima con el Padre celestial, que es quien ama sus almas.


Todos los que caen en inmoralidad sexual, así como lo que viví, y con quienes compartí en el mundo de la inmoralidad sexual, tienen un escudo, y es tomar todo como discriminación, odio, rechazo, llamándonos homofóbicos. La iglesia no sabe cómo se vuelven todos tan a la defensiva, como una copia, porque no sabían que tras ellos estaba el enmascarado aliado espíritu de Asmodeo, que les enseña a refutar y a debatir incluso de cosas espirituales que ni ellos conocen.


1 Corintios 2:14. Porque el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente.


Judas 1:10. Pero estos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales…

Puedo dar testimonio en primera persona, de que esto es así, porque viví en el ambiente homosexual y fui uno de ellos en otro tiempo.

Por ello, no se pueden hablar cosas espirituales a personas que tienen su mente carnal, enajenada en lo carnal, porque al no comprenderlas, las toman como un rechazo. La manera más sabia y estratégica de llegarles con la verdad, es a través de nuestras oraciones, pidiendo al Espíritu Santo, que los alcance y les muestre la verdad. Y la verdad no son versículos sueltos, no son oraciones repetitivas, es una persona, y se llama: Jesucristo.


Cada vez que vayamos a orar por las personas que están atadas, debemos estar seguros de que estamos pidiendo a Jesús mismo que vaya a liberarlos. Ya que no podemos esforzarnos en lo carnal para sacarlos de sus cárceles, porque están dormidos en lo espiritual, y no entenderán nuestras buenas intenciones, y las tomarán como malas, ni nuestros buenos consejos recibirán pues, los entenderán como juicios, o como reprensiones personales a sus estilos de vida. Solo por la intervención del Espíritu Santo, podemos estar seguros, de que recibirán el mensaje a sus enmascaradas tristezas, con máscaras de alegrías según sus expresivas realidades, lejos de una verdad, pues no hay verdad donde Jesús no está, porque él dijo:

Yo soy la verdad. Juan 14:6.




























Homo Protector



Homo = alguien igual a ti. Compartes tu práctica sexual con alguien de tu mismo género. Hombre, con hombre. Mujer, con mujer.


Me detengo en la palabra “Homo”, porque este espíritu tiene algo igual a nosotros. No deteniéndome en lo homosexual, sino que él se presenta como que es igual a nosotros, para que accedamos a sus tentaciones. Es un espíritu que se alinea a los deseos que están en nosotros de manera generacional o deseos personales, lo cual se llama iniquidad. De esta manera, este espíritu se siente que tiene derecho legal en la vida de la persona, ya que siente que tienen algo en común.

A eso me refiero con la palabra homo. Él dice que tiene algo en común o igual a mí. Así ejecuta lo que con determinación es su objetivo en contra de la persona, y enseñarle -seductoramente- a dejarse auto destruirse.

Pero es una mentira, es para embaucarnos y hacernos caer en la desgracia que viene planeando con cada generación. Hablaré en breve sobre esta casi innombrada palabra en los púlpitos de la iglesia: iniquidad.


El espíritu de Asmodeo, fue un arcángel, uno de los caídos, o digámoslo claramente: de los desechados y empujados abruptamente del cielo, fuera de la presencia del Padre, al ver que portaba la iniquidad transferida de Satanás, al dejarse seducir por los engaños de Luzbel.

Usa la sexualidad para corromper a hombres y mujeres, ya que todos sabemos que es el acto de unión de dos personas, y que es algo con lo que convivimos y nos desarrollamos desde niños. La sexualidad es una bendición dada por Dios para el matrimonio, pero mal usada, puede ocasionar grandes desastres.


Desenmascararemos un espíritu que se mueve de manera sutil y seductora, en todas sus características, a pesar de que tiene diversos enfoques, el más eficaz entre él y el ser humano, es la distorsión sexual; que no solo la tuerce para distorsionarla, sino que la transforma en codiciable, deseable de manera desesperante, logrando que se transforme en vicio que afecte a terceros, incluyendo al mismo individuo ya atado.

Utilizando la misma seductora manera de trabajar, sutil, astuta y sin prisa, ya que es actor en la paciencia, pero no es que tenga paciencia, ya que el corto tiempo de su juicio lo mantiene desesperadamente estresado, pero mostrándose actor en la paciencia; de esta manera él logra -por la persona- que sea un deseo más codiciable, al no mostrarse imponente ni obligatorio, dando todo acceso a que sea la codicia del mismo hombre, a quien influenciado desde sus emociones, trastorne interiormente sus deseos, y ejecute las acciones que tiene gritándole en el alma y que codicia secretamente. Pero que ya en lo secreto no lo satisface y busca ejecutar para subir a un máximo nivel del que se encuentra, ya que maneja a la persona de manera viciosa con estas influencias almáticas. Logra mantener a la persona viciada en su espectro seductor, utilizando las artes, actuación, bailes, monta su propio teatro, logrando enseñar el arte de seducir hasta cerrar la visibilidad del ser humano, tanto al que está siendo utilizado, como al que tiene como objetivo.


Este espíritu juega con las emociones, sacudiendo y desesperando la sexualidad, si una persona porta iniquidad sexual, lujuria o lascivia, sea heterosexual o no, este espíritu de pornografía, y de inmoralidad sexual, hace que muchos se desenfoquen y se unan unos con otros, porque tienen una misma esencia, la esencia de la lascivia, de la inmoralidad sexual; por eso se atraen en lo espiritual. Aunque luego de ejecutar el acto sexual, sienten que no tienen nada en común; y se terminan alejando entre sí. Ya que lo único que los unió, fue la iniquidad expresada en ese momento de deseo. Una vez que se aleja el espíritu de Asmodeo, ellos comienzan a sentir rechazo a la inmoralidad sexual cometida. Pero otros, se quedan estancados en ese lugar, entrando a una cautividad en sus almas.


La Carta a los Romanos dice, que esto sucede cuando han entregado sus miembros a la iniquidad, y que, de esta manera, han quedado atrapados; aconsejándonos, el apóstol autor de la carta a los Romanos, que de la misma manera que hemos decidido por la iniquidad, así también, nos entreguemos y dediquemos a la justicia.

Hay personas que se han ensuciado promiscuamente con estos deseos lascivos que, a pesar de no ser homosexuales, han querido experimentar esa sexualidad, distinta a su rutina. De esta manera, en lo secreto lo analizan, eso los seduce, y con el tiempo lo ejecutan.

Después de tener estas prácticas, entran en vergüenza, en terror a que sea revelado por la persona con quien ejecutó el acto, y llegan a tal desenfreno, enojados con ellos mismos, que hasta han llegado a asesinar a la persona que minutos antes estaba ligada sexualmente en la inmoralidad con ellos, para que sea un secreto, y no salga a la luz que se acostaron con otros hombres. Pero lo único que los une es la desesperante droga en el alma llamada: iniquidad.





Iniquidad


Luchas espirituales reflejadas en las emociones y la carne, manifiestan las iniquidades internas espirituales, por eso Jesús dijo: “Molido fui por tus iniquidades”. Isaías 53:5.


Pero en la iglesia, solo se enseña de la Sangre de Jesús derramada por el pecado, o la llaga de sangre seca en su espalda, que por su llaga fuimos sanados. Pero obvian la iniquidad, que ni es enfermedad, ni pecado. Pero esta misma Sangre que Jesús identificó, y dice: “Molido internamente Isaías 53:5. Fue para que esas guerras espirituales internas fueran lavadas del maloliente hedor que la iniquidad expulsa, como esencia impregnada que atrae a espíritus a la vida de muchos.

Por eso, podemos entender por qué muchos terminan volviendo atrás al pecado, de donde ya habían confesado haber salido; porque sí genuinamente habían sido limpios del pecado expuesto y cometido, pero la iniquidad, que es la que los conduce al pecado, está activa y no se la atiende, o no se sabe cómo hacerlo.


La misma iglesia del Señor, no está entrando a adquirir y activar esta reveladora verdad ni ejecutándola para que sea efectiva en el alma, dejan que Jesús sea quien se encargue, tan solo con la oración de fe.

Al recibir a Jesús como salvador, si así fuera genéricamente con esta oración, él no habría mencionado las tres áreas que Su Sangre impactaría para bendición a nuestras vidas: “Sangre expuesta por nuestras delitos y pecados, molido por tus iniquidades, llaga expuesta en su espalda que sanó nuestras enfermedades”. Isaías 53:5.


Este es un tema que he tenido que predicar y enseñar para la gloria de Jesús, a los mismos lugares donde ya hay personas que sirven a Jesús por años o décadas, incluyendo a los mismos ministros, que al preguntarles acerca de este tema, el orgullo de muchos los deja en silencio para no contestar que no han adquirido ni ejecutado esa liberación del espíritu.

Otros dicen, que solo con aceptarlo como Salvador, ya Jesús los limpió de la iniquidad.

También dicen que ya se han liberado, pero al preguntar cómo, no saben cómo explicarlo. Así que, muy poco revelado es este tema a la iglesia. Y es algo vital, tan vital, que la iniquidad es la raíz de todas las cosas malas, porque antes de ejecutar y acceder al pecado, quien te convence para la decisión, es la interna y desesperante iniquidad, la misma que fue desde los cielos hallada en Satanás, y fue la que logró que fuera desechado para siempre de delante del Padre; decretando el Padre del cielo a Satanás cara a cara:

Fuiste perfecto hasta que se halló en ti iniquidad”. Ezequiel 28:15.



Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-25 show above.)