include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for El tiempo no existe by , available in its entirety at Smashwords







FERNANDO M. CANTOS





EL TIEMPO NO EXISTE













El TIEMPO ES SOLO UNA MEDIDA INVENTADA, DESDE QUE EL SER HUMANO EMPEZÓ A PENSAR











FERNANDO M. CANTOS





EL TIEMPO NO EXISTE

ES MAYOR LA CAPACIDAD SENSORIAL DEL SER HUMANO, QUE EL PROPIO UNIVERSO.



A principios del siglo XXI, el hombre llevó a cabo un experimento, que dejó perplejos y sorprendidos a todos los científicos e investigadores del momento, por el gran hallazgo conseguido, algunos de estos lo calificaron como algo macabro, era una cosa que se escapaba de las manos de toda índole, como de toda integración física y tridimensional, se trataba de algo que rompía con las barreras de lo establecido sobre nuestro sistema universal, y esto denotaba algo sorprendente, como algo totalmente incomprensible, con lo que no se podía jugar. Otros llegaron a desestimar la idea de seguir adelante, con el desarrollo de dicho descubrimiento, porque a través de esta novedad, se rompía con toda la trayectoria que hasta aquí, acababa con lo establecido, y nací una nueva etapa a la que no se podía dar creevilidad ni llegar a comprenderlo, era como jugar con fuego, y el resultado era como para salir loco, después de quemarse.

Dicho experimento que se llevó a cabo consistía en; someter un rayo láser en el cuello de un acelerador de partículas, para que éste alcanzara una mayor velocidad de transmisión, incluso triplicarla de la que ya estaba establecida, que era la velocidad de la luz que son los trescientos mil kilómetros por segundo, y la pretensión era superar esta velocidad y ver los resultados obtenidos.

No se esperaba ningún de aquellos invitados, que dicho haz del láser, llegara al punto de destino antes de ser apretado el botón de salida, incomprensible verdad, pero cierto, era imposible que antes de apretar el botón éste ya estuviera allí en el mismo punto de la diana.

Ciertamente algunos de aquellos investigadores, no se conformaron con arrojar la toalla y salir corriendo de allí, y decidieron descubrir el porqué de esta descabellada cuestión, y preparados con el dedo en el botón y muy pendientes de la incidencia de este rayo en el punto de llegada, una vez apretado el botón de salida, dicho rayo ya estaba allí antes de salir.

Era imposible comprenderlo, se comentaban unos a otros. Prepararon unas muy rápidas cámaras de filmación de alta velocidad, para hacer un seguimiento del rayo desde el punto de salida hasta la llegada, y pudieron comprobar que cuando se apretaba el pulsador, éste comenzaba a salir, pero durante el trayecto seguido, después de pasar por el acelerador, éste se adelantaba así mismo dejando atrás el curso de la velocidad, adelantándose en el tiempo real escapando de toda ley física, dejando con la boca abierta a todos ellos.

Este sorprendente misterioso hallazgo, fue muy comentado por las revistas especializadas, sobre los últimos acontecimientos científicos, como año cero, muy interesante, y otras, las pruebas que se llevaron a cabo posteriormente todavía fueron más sorprendentes, apuntando el rayo a nuestro satélite lunar, sometido sobre dicho acelerador y apretando el botón de salida, al rebotar en nuestro satélite y regresar de nuevo a la tierra, la sorpresa fue mayor todavía porque esta vez, a mayor recorrido sobre la distancia, mayor había sido el adelanto de regreso, había llegado a la luna y había regresado a la tierra, barios segundos antes de ser lanzado.

Cuanta más potencia se le daba al acelerador y más distancia se le hacía recorrer, mucho antes llegaba, esto significaba que dicho rayo al superar la velocidad de la luz, entraba en otra dimensión paralela a la nuestra escapando precisamente de la comprendida, lo cual demostraba que nosotros estamos muy sometidos y encasillados, a una dimensión muy limitada que está determinada por la velocidad, y no por el tiempo, porque este es una medida inventada por el hombre en la Tierra, pero que realmente el tiempo no existe fuera de esta nuestro mundo sobre el espacio estelar.

Queda bastante claro que nuestro sistema dimensional está comprendido en la velocidad, es decir desde los 0 kilómetros, hasta los trescientos mil kilómetros por segundo, que es la máxima velocidad que la luz alcanza. Dentro de este nuestro contexto, en que queda determinada la secuencia dimensional de nuestra vida. A los físicos no se les convence tan fácilmente, y continuaron con los experimentos, fijaron una cámara de video especial a un acelerador de partículas rotatorio, construido expresamente para este fin, y poder lograr que la cámara filmara secuencias empezando de cero hasta velocidades superiores, y mucho más rápidas que las de la luz, la prueba consistía en hacer que la cámara girara sobre un mismo circulo como si estuviera fijada a una rueda, y cada vez que pasaba por el mismo punto, o sea al dar una vuelta completa, ésta hacia una toma fotográfica que siempre coincidía de frente a un reloj que marcaba los segundos, y a su lado una lámpara eléctrica encendida, la cámara comienza a circular en movimiento de circunferencia y al pasar de frente por el reloj y la lámpara encendida, ésta tomaba una foto que a su vez era registrada en un monitor.

Conforme iba aumentando la velocidad de giro, esta iba disparando una foto siempre sobre el mismo punto (reloj y lámpara). Conforme se iba aumentando la velocidad, en el monitor, aparecía todo normalizado hasta alcanzar los sesenta giros en circunferencia de la cámara, que se equipararon con los sesenta segundos que marcaba el reloj sobre el segundero, es decir que el tiempo de secuencia de la foto y la de la manecilla del reloj era la misma, por lo que en el monitor se mostraba que cada toma de foto, coincidía con un segundo marcado por el reloj. Anteriormente cuando la cámara iba más despacio cada toma en el monitor, aparecían barios segundos transcurridos entre la foto anterior a la siguiente, pero la cosa se empezó a diferenciar cuando la velocidad de rotación en círculos que llevaba la cámara, empezó a superar las sesenta revoluciones, se empezó a distinguir sobre el monitor, que la manecilla del segundero no se movía, pero la cosa todavía se llegó a complicar más todavía, cuando la velocidad fue superada en mayor medida, se empezó a contemplar siempre sobre el monitor, que la aguja del segundero comenzó a atrasarse misteriosamente.

A pesar de que en este caso no se puede relacionar dicho experimento con los misterios, la velocidad seguía aumentando y cada vez, los segundos que se registraban en el monitor, eran más largos llegando el momento en que cada segundo tardaba un minuto en pasar, seguidamente la luz de la lámpara empezó a ponerse en intermitencia muy rápida, que cada vez esta era más pausada, conforme aumentaban las revoluciones que estaba dando la cámara, llegando el momento en que la luz se apagó, y el reloj seguía funcionando solo que en el sentido contrario, se estaba atrasando cada vez más sobre la pantalla del monitor, en proporción a la mayor velocidad de rotación que se iba alcanzando, en cambio al contemplar directamente la luz con la mirada como sobre el reloj, estos estaban funcionando correctamente, pero no a través del monitor.

Este experimento estaba demostrando, que la secuencia en que se estaban realizando las tomas era la misma, que los ciclos de la corriente eléctrica que es de sesenta ciclos por segundo, y también es justo el tiempo que tiene un minuto, lo cual se ponía en evidencia, que en este momento, las revolucionen que estaba dando la cámara, era bastante alta y estaba sincronizada a los ciclos de la corriente, a la vez de un segundo por vuelta, con lo cual demostraba, que la velocidad en la que la cámara estaba llegando en su secuencia, estaba en resonancia constante a la de la luz. La velocidad continuó aumentando a la vez que el reloj seguía caminando hacia atrás mucho más deprisa, y la lámpara ahora en vez de irradiar luz, ahora la estaba absorbiendo.

El monitor empezó a quedarse en blanco poco a poco, debido a que la velocidad de trasmisión de datos emitidos por la cámara, quedaba fuera de resonancia a la velocidad de la luz, aun así, la cámara seguía haciendo sus tomas de secuencias, gravando sus datos internamente, pero ocurrió un accidente con el que no se había contado, era que la velocidad alcanzada por esta era tan superior, que el propio roce del aire, la fue calentando hasta tal punto, en que ésta se llegó a desintegrar, en una explosión seguida de humo, quedando reducida a apenas a algunas cenizas. Poco tiempo después se repitió el experimento, pero en una ampolla de alto vacío, y los resultados fueron, que cuanta más velocidad se conseguía en la cámara de video, más se atrasaba el reloj y más luz absorbía la lámpara.

Esto quería decir, que la teoría de retroceder en el tiempo era una realidad al rebasar la velocidad de la luz. Una vez que el acelerador de partículas empezó a perder revoluciones, todo empezó a la normalidad, llegando al momento en que el acelerador se paró, la lámpara que estaba a través del monitor, ya se había encendido y el reloj estaba marcando los segundos correctamente. Pero durante el tiempo del experimento, hubo un tiempo que no pasó para la cámara, tiempo que se había perdido y una energía eléctrica no consumida, que también se había perdido según el criterio de ciertos físicos. Pero realmente no se había perdido nada, porque durante ese tiempo del experimento, para la cámara el tiempo había dejado de existir, y la electricidad no había sido consumida, porque el lapsos de tiempo que había transcurrido, era tan corto en nuestro Mundo, que no se había registrado, en cambio lo que si había ocurrido fue, que la cámara se había encontrado con un tiempo que no existía, lo cual se ponía de manifiesto que, dicha cámara entraba en otro sistema tridimensional, fuera del nuestro.

Nada está en relación con lo que para nosotros, y en la dimensión en las que nos hallamos, que un día con sus veinticuatro horas, en otra dimensión diferente puede, ser apenas un segundo o cien años, dependiendo de la velocidad que cualquier otra dimensión, esté determinada según su velocidad secuencial.

Pero volviendo a lo referido. Todos hemos visto sobre la pequeña pantalla como en la grande, cuando un avión arranca sus motores de hélice, y estas comienzan a girar a una velocidad vertiginosa, en que nuestra vista no puede seguir ni distinguir las revoluciones de estas, solo vemos un diámetro un poco más difuso del circulo que estas describen, esto se debe a que las secuencias en las que nuestros ojos registran lo que ven, está determinada en una velocidad secuencial sobre una misma longitud de onda, y cuando las hélices alcanza la velocidad superior de la secuencia en que nuestra vista está comprendida, es cuando no es posible para nosotros seguir dicho movimiento de las aspas, pero en cambio es cuando aparecen los armónicos o las figuras fantasmagóricas, que si que apreciaremos como una hélice fantasma o virtual, se interpone ante esta real, en que se aprecia como esta hélice comienza a girar en sentido contrario a medida que esta va aumentando de velocidad, desapareciendo después de nuestra visión tal efecto.

También estos mismos síntomas los hemos visto, en las ruedas de los carros sobre las películas del oeste, que parecen girar en el sentido contrario al de la marcha, todo esto tiene una explicación, que se trata de los armónicos existentes diferenciados, entre la secuencia de registro tanto de la cámara que está filmando, con respecto a los armónicos que nuestros ojos van registrando. Con respecto a la velocidad real, tanto de las hélices como la de las ruedas de los carros, esto como afirmo es como está determinado. Pero algo parecido ocurre con todo lo que existe en nuestro Mundo, incluso en otros parámetros y longitudes de espectro.

Cuando en el Mundo de lo exotérico se habla del espiritismo, de que en ciertas casas hay espíritus o fantasmas o duendes, no es otra cosa que una parte del cuerpo al que perteneció en vida, (sistema residual) y este segundo cuerpo astral, es el que siempre estuvo unido al su cuerpo físico, y que además éste es inmortal cuando el cuerpo se para, el llamado cuerpo astral, alma o como lo queramos llamar que es la misma cosa, pero que éste es ajeno al cuerpo físico. Se trata de una especie de energía existente, que siempre estuvo unida al cuerpo mortal, sobre todo, sobre el cerebro, pero al quedar dicho cuerpo físico parado, este otro cuerpo o energía cósmica llamémosla por su verdadero nombre, se desprende automáticamente de él y tiende a ascender. Se comporta como una gota de aceite, sobre una cantidad de agua que nunca se mezclan, aunque estén en el mismo recipiente.

Esto nos indica que dichos cuerpos no están constituidos el uno con el otro, tampoco tiene el mismo comportamiento sobre la vida como cuando se muerte, y lo que ocurre es; que éste cuerpo astral o espíritu, pasa a una dimensión paralela o adyacente a la nuestra, que se desarrolla a diferente velocidad tridimensional, y quizás sea a la que realmente siempre perteneció, y de donde alguna vez salió, llegando hasta nuestro sistema, quizás como nueva alma que se vuelve a insertar en un nuevo cuerpo recién fabricado a través de los genes de sus antecesores, tal vez pueda ser que sea esto la posibilidad a lo que la religión le ha dado el nombre de la reencarnación.

Lo cual significa que nosotros los humanos, estamos constituidos de dos cuerpos, uno que es el físico el que pertenece a la tierra como la materia proteínica que es, la cual se alimentó y por la cual consiguió su volumen, pero por otra parte existe el otro cuerpo que esta fusionado con el físico, que es el que llamamos el cuerpo astral o el alma o el aura o el espíritu, que todos son el mismo. Pero cada corporación bien sea espiritual como científica o de cualquier índole, le llama de una manera distinta.

El cuerpo al que hacemos alusión, es una especie de nebulosa gaseosa de plasma, traslucida que no tiene una forma definida, y es capaz de adoptar cualquiera de ellas, incluso colarse por el ojo de una aguja, y éste cuando está fuera de nuestro cuerpo físico, por ejemplo cuando se hace un viaje astral, éste se mueve muy lentamente, y a muy cortas distancias del cuerpo físico, existiendo siempre una conexión a través de hondas humanas o como algunos excéntricos le llaman, el cordón de azcaratena, que es el que une en conexión a los dos cuerpos, y cuando esta conexión se rompe y el cuerpo físico sigue con vida, pero por desgracia sin voluntad propia, que es lo que se llama entrar en coma, quedando el cuerpo astral liberado del físico y deambulando eternamente en cualquier parte, arrastrado por las corrientes de aire y a merced del tiempo eterno. Y finalmente refugiado en cualquier lugar para no ser arrastrado, manifestándose cuando descubre la presencia de cualquier humano, para hacerse notar o simplemente para incordiar e intimidar, que nosotros a estos cuerpos errantes los llamamos fantasmas, pero realmente el cuerpo físico sin su otro cuerpo astral, se queda paralizado sin ninguna capacidad neuronal, de la misma manera que si a un humanoide se le saca la batería que lo mantiene en movimiento, nuestro cuerpo carnal, también necesita su compendio energético que es, su otro cuerpo quien la porta y tanto para uno como para el otro, el tiempo no existe porque en realidad, solo cuenta para nosotros como una medida inventada y conveniente en nuestro sistema de desarrollo.

También ocurre lo mismo que en alguna ocasión, el cuerpo físico muere de una muerte precoz, o incluso haciendo uno de estos viajes astrales llegando a separarse el alma y cuerpo físico, como por otras causas, como el llegar a sufrir un tremendo accidente, en que en ese justo momento, el cuerpo plasmático o astral, queda separado del físico, quedando libre eternamente, mientras que el físico o bien fallece o se queda con vida igual que un vegetal, que es el nombre que recibe como es en coma, sin funcionamiento cerebral, apagado y ausente de todo lo que sucede en su entorno, porque la “llave de la vitalidad encefálica”, queda determinada sobre dicho cuerpo plasmático o energético, imprescindible para el correcto funcionamiento cerebral.

Uno de los manuscritos más antiguos que trata del principio de la civilización como es la Biblia, ya hace referencia a esto, solo que en un plano puramente eclesiástico metafórico y espiritual. En algunas psicofonías que se han realizado en cementerios, o casas abandonadas, como antiguos hospitales y centros penitenciarios hoy ya clausurados. Se han manifestado y han quedado registradas algunas de estas voces procedentes del más allá, como siempre se dice, en que su originalidad creemos que procede de otra dimensión paralela a la que nos compete, de cómo hemos llegado a escuchar en alguna de estas psicofonías a través de una grabación sobre magnetófono, (estamos fuera de tiempo) y otras frases (como marcharos) y de otras que no llegamos a encontrarles mucho sentido. Y esto es precisamente porque el tiempo como hemos afirmado, no existe fuera de nuestro Mundo, como de nuestra escala tridimensional.

Sigamos hablando de estas dimensiones, que está tan pegadas a la que nos envuelve a nosotros, que algunos de estos espíritus o cuerpos astrales o fantasmas, todos son del mismo género, que pueden de alguna manera rozar la nuestra dando pruebas de ello, de alguna manifestación escalofriante, pero nunca pueden materializarse ni intervenir en la nuestra, porque ellos están en la suya, aunque a veces han conseguido hacer que caigan las cosas al suelo, o llegar a rozar nuestra piel, que hemos llegado a notarlo, pero a todo esto también hay que añadir, que nuestra propia sugestión, a veces nos juega malas pasadas.

Ciertamente que algunos médiums, pueden invocar a los espíritus y cuidado con estos, porque lo que hay en este mundo es mucho farsante. Pero según algunas demostraciones reales, así lo ponen de manifiesto, que existen ciertas personas con este don, de poder hablar con aquellos que anteriormente estuvieron entre nosotros en vida, pero que ahora están del otro lado en otro sistema dimensional, y no es ni más ni menos que lo expuesto. El médium puede entrar en la dimensión en la que ellos se encuentran, y ellos entran en la nuestra a través de la invocación del médium, es como si existiese un tren que circula en ambos sentidos, y un espíritu puede subirse a este y rozar nuestra evolución, también un médium puede rozar la de ellos y servir de baluarte para que estos se manifiesten en la nuestra. Pero como afirmo, sin poder intervenir estos sobre nosotros, ni nosotros en la de ellos, porque para llegar a materializarse un espíritu, tiene que gozar de una energía muy fuerte. Quizás tener que rebasar la velocidad de la luz, o atrasarse por debajo de ésta, para poder acceder a la que se quiera uno introducir, con todas las consecuencias y de lleno.

Hasta ahora, solo podemos llegar a conocer estas dimensiones que, por estar próximas, una por encima de nuestra velocidad y otra por debajo, que sobre todo esto, hay mucho de qué hablar sobre todo de la materia oscura. Pero de todo esto y de la longitud o frecuencia tridimensional en que una u otra se encuentran, están comprendidas sobre muros invisibles levantados y determinados, partiendo a través de la velocidad en que se encuentran.

Para nosotros la que evoluciona y en la que nos encontramos, es la que conocemos, pero existen otras muchas más, que no tenemos noción de ellas, como la que acabo de expresar, ni por el momento tampoco tenemos un instrumental avanzado como para poder detectarlas o medirlas.

Un ejemplo que es válido para entender mejor lo que estoy exponiendo, es el siguiente; ¿de la misma manera que un receptor de radio, puede seleccionar barias emisoras moviendo el dial, es porque cada emisora emite su programación en distinta longitud de onda, y llegan al receptor todas las emisoras que en dicho momento están lanzando su programación a través de su antena, pero en su interior éste al mover el dial su condensador variable interno, selecciona la emisión que paralelamente está en resonancia con dicho condensador, y que a medida que lo movemos a conveniencia, elegimos la emisora que deseamos escuchar?, al igual las distintas dimensiones que puedan existir, y que existen, como el numero de todas estas que desconocemos, se hallan comprendidas en distintas longitudes de onda y de velocidad, solo que nosotros no podemos seleccionarlas, porque todavía no hemos inventado el aparato que pueda sintonizarlas, y precisamente hasta ahora, son esas personas que gozan del Don de poder introducirse sobre el paralelo tridimensional, en donde estos espectros se encuentran, pero que nosotros, solo podemos intuir o percibir el roce de éstos, por estar paralelamente su sistema, muy pegado a nuestra dimensión.

Prosigamos con lo referente a lo expuesto con anterioridad, respecto al tiempo y la velocidad. El gran escritor e inventor Julio Berne, ya demostró en su libro de, (La vuelta al Mundo en ochenta días) que al inicio de la marcha en sentido favorable a las agujas del reloj, cada paso que daba, era un paso que adelantaba a las agujas del reloj, dejando a estas por detrás de él, y por consiguiente lo que hacía era adelantarse en el tiempo. Si hubiera sido al sentido contrario el iniciar la partida en contra de la marcha de las agujas del reloj, o lo que es lo mismo, en contra del sentido de giro de la rotación de la Tierra, éste se hubiera atrasado considerablemente en el tiempo, tardando más de ochenta días en dar la vuelta al Mundo, pero en el sentido que lo hizo, solo tardó setenta y nueve días, y el caso es que la distancia recorrida tanto en un sentido de giro como en el contrario, es la misma, lo que sí es evidente es que tardó un día menos, debido al iniciar la marcha en el mismo sentido de la rotación en que giraba la tierra.

Eso significaba que él, había dormido un día menos, había comido, desayunado y cenado un día menos, que el resto de los mortales, y además era un día más joven que los demás, es difícil entenderlo, pero esa es la pura verdad, y en realidad lo que había conseguido era, que había aventajado a la tierra en una rotación, o lo que es lo mismo, un día al caminar sobre el mismo sentido en que esta lo hacía en su rotación.

En cuanto a lo referente al acelerador de partículas si uno de nosotros nos pudiéramos someter a él, de la misma manera que el rayo láser, llegaríamos a viajar a velocidades muy superiores de balística, podríamos ver como el tiempo se atrasa a nuestro paso en el exterior del acelerador, aunque en nuestro reloj el tiempo que fuera marcando sería normal como a su vez real para nosotros, pero desincronizado del tiempo real transcurrido en nuestro mundo. Y una vez que el acelerador se parara y saliésemos de dicha máquina, nosotros volveríamos a estar otra vez en el mismo tiempo real, solo que con diferencia para nuestro reloj, el tiempo marcado sería diferente, y para nosotros inclusive también el tiempo vivido habría sido con diferencia exponencial, en cambio fuera del acelerador y sobre el lugar, nada habría cambiado porque no ha existido emplazamiento alguno, y nada se ha modificado sobre el lugar de donde se ha desarrollado el experimento, solo se ha modificado en el interior del acelerador de partículas, en que ha intervenido la velocidad que ha modificado el transcurso del tiempo.

Pero las cosas serian muy distintas, si este experimento a través de la velocidad, lo hubiésemos desarrollado fuera de nuestro Mundo, y estuviésemos recorriendo durante una hora sobre el cosmos, a velocidades superiores a las de la luz, en nuestro reloj al regresar de nuevo al punto de partida, el tiempo contado en nuestro calendario sobre el habitáculo sometido, no sería el mismo transcurrido sobre el mismo lugar en la Tierra cuando hicimos la partida, porque el tiempo se habría modificado dependiendo de dicha velocidad, a mayor de ésta, más se hubiera modificado el tiempo, o sea que si viajamos a la velocidad de la luz durante una hora en nuestro cronómetro, al regresar de nuevo al punto de partida, no habría pasado ni un segundo del tiempo en la Tierra, mientras que en nuestro reloj, si se hubiera registrado esa hora de tránsito para nosotros, pero si rebasamos dicha velocidad todavía mucho mayor, regresaríamos antes de haber partido, (paradoja esta que es difícil de asimilar, pero tan real como la vida misma).

Es exactamente lo mismo que ocurre con el rayo láser, al ser sometido al acelerador de partículas que éste regresa antes de ser emitido, todo tiene una explicación, y no es otra que la que he afirmado anteriormente, que todo en nuestro Mundo, está determinado sobre nuestra propia dimensión, que se halla comprendida y determinada por la velocidad. Que es la que emite nuestro astro Sol y es la máxima o tope sobre nuestro compendio tridimensional, en que todos nos hallamos sobre dichos trescientos mil kilómetros por segundo, que todo lo que existe en la Tierra, queda determinado y sujeto a estas leyes físicas, pero al rebasar dicha velocidad, escapamos de dichas leyes físicas, y de nuestra propia dimensión a la que estamos anclados.

Imagínense que hacemos un viaje interestelar a una velocidad superior a la de la luz, durante un tiempo en nuestra cápsula de un mes de duración, al regresar de nuevo, podríamos haber retrocedido en el tiempo, quizás años antes de haber partido, dependiendo siempre de la velocidad de crucero, lo cual demuestra que la teoría de Albert Einstein era cierta, con esto ponemos de manifiesto que a mayor velocidad y rebasando la de la luz, mayor sería el retroceso en el tiempo.

Nos encontramos en un planeta, donde existen unas condiciones vitales, muy determinadas y obligados sobre una dimensión global, propia del astro que nos envía la vida como nuestro sistema de ultra dimensión, pero sobre el universo existen de otras dimensiones muy distintas, a las que en nuestro entorno nos acondiciona la existencia, dentro de nuestra condición como de nuestra propia dimensión o dimensiones. Sobre el compendio de ésta, se diafragman pasillos en forma de abanico, con diferentes escalas sensitivas como si de armónicos se tratara, que entre ciertos animales y el hombre, se diferencian, sin ir más lejos, entre el perro y el hombre, que ponemos el ejemplo; un perro puede percibir y ver la presencia de ciertos espectros o seres de ultratumba incluso de otra índole, también puede escuchar sonidos que no están registrados en la escala auditiva para nosotros, ni tampoco podemos ver con nuestros ojos lo que algunos otros animales pueden detectar sobre su escala sensitiva tanto auditiva como visual.

Todo esto tiene una explicación, que voy a tratar de explicar lo mejor que pueda, se trata de la diferencia existente sobre escalas de longitud de ondas, en que el espectro de ciertos sonidos como el visual, están producidos dentro del seno de una medida, como es la longitud determinada en que reside sobre su propia dimensión en una escala predeterminada, y de ahí que el oído o el ojo que siempre está captando, también se encuentre en la misma longitud de onda y escuche tanto el sonido como la visión, otro ejemplo de comparación es que nosotros no podemos escuchar las ondas de radio que una emisora emiten a través de una antena y llegan a inundar todo el ambiente boreal, ni tampoco podemos ver las emisiones de televisión, porque nuestro cerebro carece de dichos armónicos del sistema de captación, que se están emitido en otra dimensión a la que nosotros no tenemos acceso, y en cambio tenemos que fabricarnos un aparato electrónico, con un sinfín de componentes que se alimentan de la electricidad, para ofrecernos el milagro de poder ver y oír lo que a miles de kilómetros está sucediendo.

¿Pero porque no podemos escuchar ni oír?, lo mismo que el perro ve y oye, digamos que el perro escucha y ve, lo que en su escala sensitiva está determinada, sobre dicha escala comprendida entre el 1 y el diez de la gama completa, dicho animal sobre sus armónicos neuronales admite entre el cuatro al siete, como puede comprender el resto de sonidos y visiones, por debajo del cuatro y por encima del siete, no los puede detectar aunque existan, en cambio el hombre en su escala de visión como la auditiva, están comprendidas en otra diferente algo distinta a la del perro, y llegamos a captar aquellas longitudes de espectro entre la escala del 1 al diez, entre el dos y el seis como ejemplo, es decir que puede ver y escuchar lo mismo que el perro, aquello que está dentro de la misma escala donde sus números que coinciden y son idénticos, pero los números que se encuentran en diferencia entre el perro y el hombre, no están sobre el mismo armónico de resonancia auditivo y de visión, y el hombre no puede escucharlo ni verlo por encima ni por debajo, como tampoco el perro con la misma diferenciación.

Estos tipos de escalas o canales que existen en nuestro propio planeta, dentro de un mismo compendio tridimensional, entre ciertos animales y nosotros. Como por ejemplo el enigma existente entre un gato, cuando se nos queda mirándonos a los ojos sin pestañear durante barios minutos seguidos, ¿Qué es lo que está detectando de nosotros, acaso nos está leyendo toda la información consciente e inconsciente que se aloja en nuestra masa gris? Son demasiadas incógnitas que nunca llegaremos a descubrir.

Ahora tendríamos que suponer, que en otros Mundos muy diferentes y equidistantes, con diferentes tamaños y de otras energías existentes, que todavía no podemos llegar a conocer, supongamos que estos extraños planetas, puedan albergan cualquier otro tipo de vida más o menos inteligente a la nuestra, no quiere decirse que su sistema tridimensional, incluso sus fisonomías o formas, sean las mismas que las nuestras. Posiblemente sean de una longitud de onda, totalmente distinta a la que nosotros nos hallamos inmersos en nuestro Mundo, y esto sería bastante comprometido, porque sería posible que uno de estos seres de otros Mundos, pasara por delante de nuestras narices sin que nosotros lo pudiéramos ver y viceversa.

En cualquier otro Mundo, cualquier sistema tridimensional que pudiera llegar a existir, sería totalmente distinto al nuestro, porque se me ha olvidado decir que, cada dimensión es totalmente extraña y diferente porque a la velocidad en que cada astro se desplace sobre el cosmos, sus planetas también lo hacen y todo es distinto y determinado por la velocidad en curso, como a su vez, también los rayos lumínicos que se emiten de cada uno de sus astros, también se propaguen a diferente velocidad, es decir que si el astro en cuestión es menor, que nuestro propio Sol, también la velocidad en que se emite su luz, posiblemente también sea inferior, pero si el astro es de unas medidas superiores a nuestro Sol, a su vez la velocidad de emisión de sus rayos, debe de ser también muy superior como a su vez su sistema tridimensional, también será muy diferente.

Con respecto a toda esta afirmación que expongo de manifiesto, sobre los controles de mando en las torres de seguimiento y barrido, sobre la detección de vuelos a través del radar, son numerosas las veces que se han llegado a captar, objetos voladores sin identificar, que han escapado con demasiada facilidad, sobre las pantallas de registro, a velocidades imposibles de descifrar, que los controladores aéreos los llaman conejos.

Otras muchas veces, estos extraños objetos que algunas veces se han llegado a descubrir sobre el cielo a simple vista, se han comunicado de estos avistamientos a las torres de control, para hacerles un seguimiento para saber un poco más a cerca de estos y saber a dónde se desplazan, pero en diferentes ocasiones sobre dichas pantallas del radar, no han registrado nada sobre el cielo. Esto significa o demuestra al parecer, que estos supuestos ovnis o seres de otros Mundos, pueden controlar ser vistos cuando ellos quieren, o por el contrario no ser vistos ni registrados por ningún radar a su propio criterio.

A mí, esta afirmación me estaba provocando verdaderos quebraderos de cabeza, e inmensa curiosidad por llegar a vivir una experiencia de este tipo, pero solo era un sueño inalcanzable, por desear saber de qué clase de tecnología emplean como a su vez, que tipo de energía emplean para sus desplazamientos y qué clase de motores son los que intervienen para conseguir velocidades tan superiores, sin lugar a dudas que se trata de una alta tecnología que para nosotros nos viene demasiado grande, pero por el momento, esto solo era un sueño casi imposible de poder descubrir. Quizás con el paso de los años tal vez, pero hasta ahora, solo nos quedamos con la cierta teoría que nos lleva a vernos lo atrasados que nosotros estamos, pero soñar despiertos no cuesta nada y podemos echar la imaginación a darle rienda suelta, pensando que si nosotros pudiéramos alcanzar estas altas velocidades como es; la velocidad de la luz, esto sería demasiado sorprendente, porque llegaríamos a modificar el tiempo una vez viajando fuera de nuestro mundo a través del cosmos, que posiblemente podríamos atrasarnos en el tiempo, y encontrarnos con la misma gente que un día al partir, la dejamos con una edad y que al regresar y atrasarnos en el tiempo, nos encontraríamos de nuevo con la misma gente, pero mucho más joven.

Podríamos encontrarnos con nuestros propios padres estando aún solteros, o con nosotros mismos mucho más jóvenes, o con nuestros antepasados más lejanos, incluso podríamos intervenir en el curso de la historia de la vida (aunque esto todavía no está muy claro) por una razón que ya con anterioridad expuse, que se trata que al modificar el tiempo, a su vez entramos en una dimensión adyacente a la real, y por estas circunstancias no podríamos llegar a cambiar el curso de la historia aparentemente, a pesar de que todo esto como afirmo es pura teoría, pero sin poder modificar lo que ya ha sucedido que es el resultado que tenemos.

Pero supongamos que, si pudiéramos intervenir en el curso, aunque solo fuera en pequeña proporción, y según la energía que tuviéramos como el caso de los espíritus. Pongamos un ejemplo, si pudiéramos regresar al año 1945-47, cuando los Estados Unidos, lanzaron aquellas bombas atómicas en Japón, sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Es evidente que no se podrían evitar dichas explosiones porque así se sucedieron las ya producidas, ¿pero quién nos dice que no se llegaron a evitar otras más que podrían haber sucedido, y que no se han llegado a producir?, y quien sabe por quién o por alguien, que pudo intervenir en el pasado, evitando así las explosiones de otras bombas atómicas destinadas a otras ciudades como en Tokio y Kioto o en Osaka, que eran ciudades mucho más importantes y con mayor población que aquellas que fueron bombardeadas, que al parecer también eran objetivos prioritarios por los que pilotaban aquellos bombarderos, con las ordenes y las rutas marcadas para tal fin, pero no llegaron a suceder y ¿porqué? Esta es buena pregunta que tendría que hacer al destino o quizás a no se sabe quién.

Y quien nos puede decir, que no se llegó a intervenir por algo o alguien, evitando a la vez las posibles represarías de los rusos, a esta reacción nuclear cuando ellos también contaban casi al tiempo con estas bombas nucleares, que sobre aquellos años la lucha por la supremacía mundial, entre los rusos y los americanos estaba muy caliente, enseñándose los dientes unos a otros. Pero no ha llegado a suceder ninguna de estas explosiones en ningún otro continente, ni en ninguna otra guerra, como por ejemplo en la guerra de Vietnam y otras, con todo esto quiero añadir, que lo que ya se ha marcado en la historia de la humanidad, no se puede cambiar, pero justo en el mismo momento del suceso, si se pudo evitar lo que estaba posiblemente predestinado a suceder.

Los seres humanos, cuando no encontramos una explicación convincente, a algunos de los acontecimientos que se han originado, a lo largo de la historia de la humanidad, siempre encontramos una palabra, que nos sirve de consuelo conformista, que se interpone en nuestro pensamiento para dejar de darle vueltas, a cualquier cuestión a la que no podemos encontrar una resolución, o una viabilidad con mucha creevilidad, y nos amparamos en la famosa palabra que nos sirve de bisagra entre lo real y el conformismo, que es la dichosa palabra, (casualidad). Al igual que hace la iglesia, cuando no tiene respuestas convincentes que exponer, en respuesta a las que les hacen sus feligreses, que cuando llegado el momento, tal párroco se encuentra contra la espada y la pared frente al interrogatorio comprometedor que no encuentra respuestas, recurre a lo que siempre tiene a mano con la siguiente interpretación; Eso es obra y gracia del Espíritu Santo, realmente si nos damos cuenta, no son palabras que nos lleguen a convencer casi a nadie, por lo menos ahora en el siglo que nos está tocando vivir.

Todo son palabras que se las lleva el viento y sirven de consuelo, como algo conformistas ante un rebaño de humanos que somos. Y todo es debido, a que todos los que hemos venido a este Mundo, en nuestra caja gris, tenemos la imperiosa necesidad de querer saber más, como por ejemplo; de dónde venimos y a donde vamos, y lo más importante, quienes somos, y en nuestra propia intuición, a pesar de que nunca hallamos estas respuestas, en el fondo de nuestra mente, sabemos que tienen respuestas certeras, pero en nuestra consciencia no son legibles, y nos quedamos con las ganas.

Pero lo que el clero nos presenta con toda la parafernalia de la Santa Madre Iglesia, también detectamos que no son las respuestas que siempre andamos buscando, por otra parte, en el Mundo en que nos ha tocado vivir, existen demasiados complejos y extrañas leyendas apócrifas, muchas de ellas sacadas de la manga de algunos falsos profetas, como a su vez a favor, multitud de testimonios reales esculpidos sobre las rocas y el suelo, que por citar algunos ejemplos que redacto a continuación en que me vienen a la memoria, como algunos de los pronósticos que se han hecho desde que el ser humano es racional, hasta nuestros días, por personajes de renombre mundial, y de un prestigio de indudable reputación, me refiero a las profecías hechas por tantos personajes de mente privilegiada y pensadores futuristas, como lo fue el famoso (Nostradamus). Un francés nacido en el año 1503 el cual, llegó a pronosticar los mayores acontecimientos de presagio, desde el año 1.547 hasta el 2.002 en que termina plasmando, que es la fecha del comienzo de la tercera guerra mundial, entre otras muchísimas predicciones, que unas se han llegado a cumplir, y otras sin embargo no.

¿Y qué quiere decir esto? Una de dos, que este buen señor escribía demasiado, o que se ha equivocado a la hora de hacer sus pronósticos, o quizás que todo es una mera casualidad, tal vez sea que a la hora de ocurrir la tercera guerra mundial, alguien ha intervenido para que esta no se llegue a fraguar, no quiero entrar en retahílas, y tantas y tantas importantes predicciones, como hizo este profeta, que no se han llegado a producir, si tenemos que achacarlo a la casualidad, puede valer para ciertas personas no en mi caso porque para mí, lo de las casualidades hace tiempo que dejé de creer, pero también habría que admitir que alguien interviene en el curso de la historia, positivamente para el desarrollo y el curso de la vida misma, para que no llegue a malograrse.

Pero vamos a ir todavía mucho más lejos, y profundizar más agudamente en las profecías más destacadas, en este caso mucho más serias, concretamente nos basamos a lo que en la Santa Biblia se hace pronosticar el citado Apocalipsis, la llegada al Mundo del anticristo, tras la muerte del último pontífice blanco sucediéndole un papa negro, los cuatro jinetes del Apocalipsis sobre el Cielo, con sus trompetas al aire, anunciando el fin del Mundo, todos estos pronósticos que ya fueron vaticinados en dicho documento posiblemente el más fiable del Mundo, que es la famosa Santa Biblia, que estos vaticinios nos da un poco en que pensar, cuando ya quedaba escrita y marcada una fecha de producirse el exterminio de la vida, que era precisamente antes del final del segundo milenio, pero ya hace algunos años que esta fecha ya ha pasado, y todavía no hemos escuchado los clarines de la muerte sobre el cielo, ni tampoco se ha sucedido el fin del ya citado fin de la existencia de la vida, ni de otras afirmaciones que tantos excéntricos algo un poco locos, han destacado y marcado a la sociedad infundiendo la temeridad como el miedo, cosa exclusiva de dichos dioses de barro ante el cristianismo, como de otras religiones, llegando a coincidir con la misma afirmación sobre dicho temeroso acontecimiento en cuestión.

Concretamente este famoso pronóstico, ha cobrado cierto renombre temerario, porque casi todas las religiones sobre todo, los más afamados profetas de todos los tiempos, han coincidido con este presagio en fechas aproximadas, ¿y nosotros nos preguntamos?, esto es real o puro cuento que por supuesto de real no tiene nada.

Acaso el Mesías mentía, o quizás se sacó una carta de debajo de la manga, o todo esto es pura parafernalia barata en plan asusta niños. Creo que no fue ni una cosa ni la otra. En este caso sobra la palabra casualidad, pero sí que creo más, en que alguien está interviniendo constantemente, a su juicio sobre el curso de la historia de la humanidad, que al parecer según la ciencia, está demostrando que ya existieron otras civilizaciones mucho más avanzadas a la nuestra sobre tiempos remotos, que llegaron a fracasar como a extinguirse, como a la vez también la nuestra terminará su existencia, producida por la misma mano negra del ser más depredador del universo.

Si todo esto que estoy exponiendo fuera afirmativo, ¿de quién puede tratarse, quien puede ser él, o los que intervienen en cambiar lo que con tanta precisión se llegó a pronosticar? lo que en dicho libro bíblico muestra en sus páginas. Gran paradoja esta, porque no sabemos de quien se trata, pero creemos que esto que decimos está pasando, ha pasado y pasará, una cosa que nos queda muy claro es, que no somos nosotros los humanos los que por aquí pululamos, con nuestra escasa tecnología con tan precarios conocimientos, y con tan pocos recursos científicos logrados, los que podamos intervenir el curso de nuestra historia al menos por el momento, en todo caso sí que intervenimos pero de manera totalmente negativa.

Nuestra ciencia no va más allá de haber podido construir máquinas que apenas rebasan la velocidad del sonido, y con esto ni tan siquiera podemos hacer intentonas de tan altos vuelos, de lo que si estamos seguros en cuanto a lo que ejercemos es, intervenir en nuestro propio auto aniquilamiento, con el propio conocimiento de locura compulsiva que todos portamos, llegando a conseguir ejecutar nuestro propio suicidio, solo porque las cosas no nos llegan como queremos, sin preguntarnos si realmente nos lo merecemos.

Somos conscientes de que estamos envenenando poco a poco la atmósfera que necesitamos respirar, como a la vez estamos descomponiendo el tan preciado liquido elemento indispensable para nuestra propia vitalidad, logrando un desequilibrio sobre el medio ambiente en contra de nuestra única Madre naturaleza, que se sabe a ciencia cierta, nos estamos ocasionando el mal y equívoco procesamiento evolutivo, sin reconocer que somos conocedores y responsables de ello. Y por propias consecuencias de lo que se está logrando a través de dichos descompuestos sobre el medio en el que todos nos hallamos sumidos, que ya ha empezado a desencadenarse el desequilibrio provocado por el cambio climático, que está generando fenómenos temporales mucho más fuertes de lo que habitualmente eran con anterioridad, con el aumento de lluvias torrenciales, terremotos donde jamás han llegado a proliferar, volcanes con todas las consecuencias desastrosas, por la anómala intervención del ser humano sobre el planeta. Como la precoz desertización de lugares, donde con anterioridad fueron frondosas praderas cubiertas de resplandeciente vegetación radiante de luminosidad, que últimamente se están apagando por las falta de lluvias, donde siempre ha sido un clima de temperatura constante y húmedo.

Ahora se producen la perdida de grandes cosechas arrasadas, a consecuencia del desplazamiento climático sobre dichas zonas fluviales, que ahora se han trasladado a otros lugares anteriormente muy secos, donde ahora se concentran descargando toda la potencia que arrastran los negros nubarrones, portando millones de metros cúbicos de gruesas piedras de granizo, y acumuladas porciones acuíferas, provocando los mayores desastres naturales con tanta contundencia, que nunca con anterioridad se llegaron a producir.

A todo esto, hay que sumarle el deterioro de la capa de ozono, que nos protege de las radiaciones solares y el continuo aumento, de la temperatura global que muy pronto tendremos la respuesta de nuestra atrocidad, con el aumento de los niveles de las aguas sobre nuestros mares y océanos, a consecuencia de la desglaciación de los casquetes polares, que poco a poco irán en aumento, ocasionando así el desbordamiento cada vez mayor de las costas marinas, siendo sumergidas por las grandes mareas que se nos avecinan.

Por otra parte toda esa polución que constantemente, estamos arrojando a la atmósfera, esta nos es devuelta por las nubes con lluvias ácidas contaminadas, que al final, van a parar al agua de nuestros acuíferos, que utilizamos tanto para el riego de los productos agrícolas como para beber, y finalmente terminan todos esos agentes venenosos y contaminantes, en nuestra propio organismo, y en nuestra dieta alimenticia, provocando un exceso de enfermedades sobre todo cancerígenas y cardio basculares, como estamos apreciando cada vez en mayor aumento, que poco a poco y cada vez en mayor escala. Nos va acaparando deteriorando y finalmente nos quita la poca vida que nos queda.

Pero parece ser, que todo esto es normal y no nos damos mucha cuenta de ello, y la culpa de todo ello según las autoridades sanitarias, que todo lo pueden y todo lo saben, la tiene el tabaquismo, el alcohol y el exceso de velocidad, que no dudamos de ello, pero tampoco es en exclusividad, porque hoy hasta el más iluso de cualquiera de nosotros, ya nos hemos dado cuenta de lo que se está poniendo de manifiesto sobre lo descrito, y a estos sabelotodo del sistema sanitario que permiten de los gobiernos que les sean untados sus posaderas, les mandamos una mención especial de hipócritas por bocazas que son poniendo siempre el cazo como a la vez su culo.

Como manifestaba anteriormente, llegado a un punto en que la cosa no tenga remedio, llegaremos al exterminio de toda la raza humana y animal, así como la vegetal si alguien no lo remedia o interviene pronto. Lo que nos lleva a pensar que si ocurre dicho remedio, quien lo esté haciendo se trate de Dios o Dioses o de seres súper inteligentes y súper avanzados y poderosos, capaces de intervenir en nuestro proceso de vida y desarrollo. Seres capaces de poder retroceder en el tiempo o adelantarlo siempre a su ordenamiento, que solo nos queda admitir, que estos seres sean quienes sean, incluidos como todo poderosos si es que en verdad existen, que creo son aquellos que de vez en cuando asoman con sus naves por encima de las nubes, surcando nuestro cielo, burlando todas las leyes físicas como el radar y la gravitación de nuestro planeta, que cuando no quieren ser vistos ni detectados lo consiguen, circulando ante nuestros ojos como si de un paseo por el parque se tratara convertidos en invisibles.

Tal vez estos poderosos seres, seamos nosotros mismos, los que en el futuro hayamos alcanzado unos conocimientos de tecnología tan altos y mucho más avanzada, que en la actualidad poseemos, con máquinas capaces de desafiar la velocidad de la luz y modificar el tiempo en crucero, escapando de este en nuestro planeta como a su vez, del propio sistema de ultra dimensión, que podría llegar a ocurrir que tal vez, sucedería estar regresando de nuestro futuro o pasado como al mismo tiempo interviniendo en el. En cuanto a lo referido, también puede que se trate de seres que sean de un Mundo diferente al nuestro, y de una especie distinta a la que nosotros pertenecemos, con ciertas diferencias físicas como voluminosa, y vengan de lugares tan remotos e insospechados para nosotros, incluso de distintas galaxias de los muchos millones que existen de estas, sobre el gran compendio mayúsculo Universal, sin llegar a descartar que podríamos ser nosotros mismos.

Seriamos muy mezquinos, pensar que somos los únicos supervivientes que existen en todo el cosmos, además que existe buena prueba de ellos, por las huellas que han ido depositando en nuestro planeta con el paso de los siglos, tales como las pistas de Nazca, esos gravados que se pueden apreciar desde las alturas, al pasar con un avión por encima de ellas, y que no se sabe con certeza desde cuando están allí, y que nos costa de que no fueron hechas por el ser humano. Estos y otros muchos enigmas más existentes a lo largo y ancho de nuestro mundo, así como otros gravados que aparecen de la noche a la mañana sobre los campos de cultivo ingleses, que a pesar de que algunos sujetos se atribuyen estos garabatos hechos a mano por ellos mismos, cosa que no ponemos en duda de que algún descerebrado energúmeno, durante la noche se ponga manos a la obra, y empiece a crearlos. Pero diferimos bastante sobre estos dibujos de unos a otros, porque los que aparecen con multitud de formas geométricas, y con círculos perfectamente circunferenciados y con líneas horizontales tan perfectas, que estas no se pueden confeccionar con una cuerda utilizándola de compás, ni tampoco se puede ejercer un aplastamiento tan perfecto sobre las cosechas, sin llegar a perjudicar la vida de las plantas, ni tampoco el hombre es tan artista y perfecto, como para conseguir estas formas a raíz del suelo, sobre superficies gravadas de más de los mil metros cuadrados, pero a todo esto no hay que dar más explicaciones, cualquiera que haya podido ver algunos de estos dibujos, se da cuenta de inmediato.

Por otra parte, según estudios que se han llevado a cabo, por científicos preparados con instrumental pertinente para estos menesteres, así lo han puesto de manifiesto, que estas señales no son de origen terrestre, ni ningún humano es capaz de producir estas verdaderas obras inimaginables por nadie de nosotros sobre su perfección en detalles. De todas formas, es suficiente para el ojo humano la fácil detección de encasillamiento sobre estos gravados, que propiamente se desestima por cualquier persona al verlos, que no han sido producto de la mano del hombre, y sí de otras fuentes de sublime sabiduría y desarrollo tecnológico desconocidas de tan alto poder, para nuestro escueto desarrollo intelectual.

Muchas anécdotas existen sobre ciertas gentes que aseguran haber sido raptados y abducidos, por seres extraterrestres, aunque de esto no podemos hacer mucho caso, porque sabemos que puede tratarse de tema fraudulento, ya que el ser humano es muy dado a la invención de bromas fantasiosas, así como algunas mujeres han denunciado en alguna ocasión, haber sido intervenidas y abducidas por estos supuestos seres de otros Mundos, produciéndoles la gestación forzada, otros denunciaron en numerosas ocasiones, haber visto como naves extrañas sobre el espacio, absorbían por el aire parte de su ganado etc.

Son muchos los testimonios y enigmas, que se cuentan, que unos pueden ser ciertos y otros no tanto, y sobre todo, teniendo en cuenta la cantidad de desequilibrados mentales que existen entre nosotros a lo largo y ancho de este Mundo, que no podemos tomarnos mucha cuenta de ello, y tenemos que arrojar la toalla, pero de lo que si nos fijamos y respetuosamente algunos de nosotros lo creemos, es sobre aquello que quedó reflejado sobre el suelo, o en la roca viva, y sabemos que no es obra del ser humano como los grabados que aparecen en una montaña en Pensilvana (Flandes), sobre la gran mole de piedra donde aparece un gigantesco quinqué sobre su parte vertical, y por las pruebas que se han llevado a cabo, no se trata de un trabajo elaborado a base de cincel y martillo, por su perfección en su elaboración en cada surco sobre la roca, que se aprecia y se detecta, que fue o pudo haber sido hecho, por una tecnología muy avanzada, como si se hubiese culminado a soplete, fundiendo la piedra hasta el punto de ebullición en su gravado. Y esto nos da motivos para descartar que estas verdaderas obras de arte, no hayan sido llevadas a cabo por el homo sapiens que somos.

Muchas más pruebas de estos seres sean quienes sean, y vengan de donde vengan, son los testimonios que en el antiguo Egipto existen, creemos que los egipcios conocían bien a estos supuestos seres superiores, Dioses, etc. Porque en la mayoría de sus tumbas funerarias y en sus grabados, hacen referencias sobre ellos. Sobre todo, el gravado que aparece en una piedra sepulcral de la pirámide mejicana de Palenque, que data de una época superior a la civilización de los Incas y de la de los Maya, en la que se puede apreciar perfectamente, a un astronauta con vestimenta romana, al frente de sus palancas de mando sobre el interior de una máquina voladora, arrojando un chorro de fuego por la parte trasera, y acomodado entre un complejo de extraños mecanismos, así como también se puede apreciar el motor, que genera su desplazada propulsión.

También sabemos que por aquél entonces, hace mucho más de dos mil años de nuestra era, de cómo se llevaban a cabo operaciones quirúrgicas en el cerebro humano, con el sistema de la trepanación, que consistía en hacer un pequeño agujero sobre el casco de la cabeza, por donde extraían el mal que se encontraba en el interior de la masa gris. ¿Y nos preguntamos?, como podían detectar el punto exacto, de donde se alojaba dicha anomalía tumoral dentro del cerebro, precisamente por aquella época, donde no existían aparatos de detección, como los que en estos momentos existen en nuestros hospitales, <o quizás si existían>, gran paradoja esta sobre aquellos lejanos pasados. Hoy en nuestra época, estas intervenciones se hacen cortando toda la cúpula del casco de la cabeza, para poder intervenir de manera más holgada y cómoda, porque no es muy posible la precisión, que estos antiguos cirujanos tenían, incluyendo toda la maquinaria hospitalaria existente que nosotros tenemos.

Con esto quiere decirse, que los antiguos egipcios, ya disponían de posibles herramientas con mucha más precisión en la localización de un tumor por ejemplo, que ahora con todos los instrumentos quirúrgicos y aparatos que existen en cualquier de nuestros hospitales, consiguiendo llegar a detectar e inspeccionar con escáner, nuestro volumen cerebral milímetro a milímetro, en cambio ellos no necesitaban de tantos recursos quirúrgicos, ni de pruebas de anestesia especial, ni tampoco de espacio para operar porque lo hacían como ya he afirmado, por un agujerito de un diámetro no superior a los quince milímetros, por donde extraían el mal que se había producido, llegando a conseguir estas proezas.

Pero sobre estas hazañas, tenía que haber algo más o alguien más capacitado que les indicara como se hacía dichas intervenciones, en el caso de que no fueran estos mismos seres extraños, los que llevaban a la práctica tales ejecuciones, que hoy por hoy no se realizan de la misma forma que antaño u en muy contadas ocasiones. Por lo cual, nos hace pensar que estos seres quienes fuesen y de donde procediesen, existieron y presumo de que puedan seguir existiendo entre nosotros, como creo que existirán, que al parecer intervienen lo justo o en la medida que ellos deciden, en nuestro Mundo, como creo que siempre están vigilantes sobre nosotros en nuestro cielo, sobre todo en las zonas de centro América, Méjico, Guatemala, donde sobre un radio de unos dos mil kilómetros cuadrados su presencia es muy frecuente.

Durante el año son innumerables la cantidad de avistamientos que se producen por cualquier lugar. El último documento que tenemos captado por una cámara de video es muy reciente, donde en plena luz del día, aparecen sobre el Cielo a una distancia de unos dos kilómetros de altura, y sobre un Cielo despejado en una de estas mencionadas ciudades donde se da tal acontecimiento, que alertados por el fenómeno, la gente sale a las calles observando el desfile de varias de estas máquinas voladoras, en que se puede apreciar de como una de estas aeronaves, se manifiesta de una manera racional, pareciendo que advierte la presencia de la cámara de video que la está captando, y antes de ocultarse detrás de uno de los tejados de un alto edificio, en que el ángulo visual de la cámara llegue a quedar ocultado por dicho tejado, la propia máquina retrocede sobre su marcha quedándose inmóvil durante unos segundos para que la cámara de video la siga gravando, este expuesto detalle fue avistado por más un centenar de personas, que en aquél preciso momento se encontraban reunidos sobre una de las plazas de la ciudad.

Acto seguido dichas aeronaves, continúan su curso en formación ocultándose por detrás del edificio desapareciendo estas a gran velocidad, y afirmamos que lo que el ojo humano ve, o la cámara de vídeo grava, nadie lo puede negar ni volverlo del blanco al negro. Como es el caso de los Estados Unidos de América, donde su gobierno tiene órdenes dadas a las fuerzas armadas, y a todos los gobiernos del Mundo, que sobre estos avistamientos, todos se han dado la mano para estar de acuerdo en desmentir a toda costa, sobre cualquier hallazgo al respecto, gracias a una legión de insurrectos pagados, que puede que se trate de influencias eclesiásticas, para llamar embusteras a las gentes y desprestigiar a todo aquél, que diga o tenga información sobre cualquier caso, concerniente a máquinas o seres de otros Mundos, que no pertenezcan o sean del nuestro, interponiendo siempre el mismo pretexto, que lo que usted llego a ver no era lo que vio, porque se trataba de un globo sonda, y esto del globo sonda ya suena a bastante desprestigio, contra aquellos que alguna vez llegaron a descubrir algo inexplicable sobre el Cielo. En que los gobiernos mencionados ya se encargan de intentar que sean borrados, y todo gobierno que parece estar unido de la mano de los más altos, están bien aleccionados a la hora de ocultar y desprestigiar, todo lo referente a ovnis, platillos volantes, extraterrestres o se trate de alienígenas etc. Etc.


Continue reading this ebook at Smashwords.
Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-23 show above.)