include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Historia Militar de Colombia 1960-2018 Tomo I by , available in its entirety at Smashwords

Historia Militar de Colombia 1960-2018

Tomo I

Compilación de combates contra las guerrillas comunistas

Librería del Ejército, Volumen I

Primera Edición

Ediciones LAVP

www.luisvillamarin.com

ISBN: 9780463406113

Smashwords.Inc

Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni en todo ni en sus partes, ni registrada en o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio sea mecánico, foto-químico, electrónico, magnético, electro-óptico, por reprografía, fotocopia, video, audio, o por cualquier otro medio sin el permiso previo por escrito otorgado por la editorial.





Historia militar de Colombia 1960-2018 Tomo I

Introducción

Golpe de mano

Caso 1-Operaciones sicológicas para la guerra de guerrillas

Caso 2- Golpe de mano Buenavista Tuluá

Caso 3- Muerte de tres bandoleros de la cuadrilla de Zarpazo

Caso 4- Muerte de nueve bandoleros en Pijao-Quindío

Caso 5- Muerte de tres bandoleros en El Líbano-Tolima

Caso 6- Muerte de cuatro bandoleros en Roncesvalles-Tolima

Caso 7- Muerte de cuatro bandoleros en Barragán-Valle

Caso 8- Muerte de 4 bandoleros en Calarcá-Quindío

Caso 9- Muerte de 3 bandoleros en Falán-Tolima

Caso 10-Muerte del terrorista alias Pedro Brincos

Emboscadas

Caso 11- Muerte de un bandolero en Vichada

Caso 12- Muerte de dos bandoleros en Anserma-Caldas

Caso 13- Muerte de 5 soldados en Monteloro Tuluá-Valle

Caso 14- Muerte de 3 soldados en Tuluá-Valle

Caso 15- Muerte de 3 oficiales en Génova-Quindío

Caso 16- Muerte de alias Polancho cabecilla de un grupo terrorista

Asalto a columnas

Caso 17-Muerte de 13 militares en emboscada en El Líbano-Tolima

Caso 18- Muerte de un bandolero comunista en Prado-Tolima

Caso 19- Tirofijo asesina a seis soldados en una emboscada en el Huila

Caso 20- Efraín González asesina cuatro soldados en una emboscada en Puente Nacional

Caso 21- bandoleros comunistas roban 30 carabinas M-1 a patrulla indisciplinada

Caso 22- Tirofijo asesina otros cuatro soldados en emboscada en el Huila

Caso 23- Bandoleros comunistas asesinan cuatro soldados en Pijao-Quindío



Introducción

La presente compilación de casos tácticos colombianos de guerra irregular, busca un propósito esencial: Instruir por la experiencia.

El Ejército ha conducido operaciones contra las bandas armadas de tipo guerrillero a lo largo de los últimos dieciséis años, en los cuales ha sufrido trágicos reveses y ha alcanzado éxitos resonantes.

Los primeros han sido, antes que todo, el producto de una actitud mental equivocada ante formas de lucha que se apartan de todo convencionalismo, rompen todo molde, esquivan las doctrinas de la conducción regular, buscan su propia creación en el ámbito de la táctica, a base de utilizar condiciones instintivas del hombre y aplicarlas con la simplicidad primitiva de lucha por sobrevivir. Esta equivocación de criterio, ha generado incontables errores de procedimiento, que son la razón visible de los fracasos sufridos.

Los segundos son el resultado de una evolución positiva en todos los órdenes:

Concepciones casi revolucionarias en el empleo del instrumento militar contra las guerrillas.

Comprensión exacta de lo que es esta forma de lucha y racionalización consiguiente de los métodos para conducirla.

Mejoramiento de las técnicas de combate y del entrenamiento indicado para desarrollarlas.

Superior capacitación de los mandos, como resultante de los dos factores precedentes.

Eliminación gradual de las causas que inspiraron los conflictos irregulares y han sostenido en ocasiones sus circunstancias residuales.

En otras palabras: el Ejército se ha adueñado del campo de la guerra irregular, superando al enemigo en su forma peculiar de lucha, en un camino cada día más definido hacia la victoria.

Este avance ha tomado tiempo, costado sangre, producido bajas dolorosas en nuestras filas, imponiendo a las tropas duros sacrificios. Pero comienza a producir resultados tangibles, que podrán serlo aún más si un estudio de las innumerables experiencias adquiridas, hecho a conciencia y con el fin de superar ininterrumpidamente el nivel de capacitación del mando, señala los errores y los éxitos, y promueve un firme afán de perfeccionamiento.

Los errores no deben repetirse. Los aciertos deben multiplicarse.

Unos y otros se recogen en el presente texto, con ruda franqueza constructiva. Nada se hace para atenuar los reveses ni para magnificar los éxitos. La verdad sella cada una de sus páginas, y es penetrada por un análisis pormenorizado de las causas, razones y consecuencias de cada episodio. Se busca con ello, que el error y el acierto produzcan todo el fruto didáctico que están en capacidad de dar.

La historia es la gran maestra de las generaciones. Quien atiende sus enseñanzas, las penetra con afán inquisitivo y asimila su contenido de sabiduría, forma un criterio creador frente a los acontecimientos que ha de enfrentar, y construye plataformas sólidas para la acción.

Y este volumen es precisamente eso: un texto vivo de historia.

A usted, señor comandante en todos los niveles, corresponde estudiarlo y hacerlo estudiar para obtener de él las influencias provechosas que es posible sacar de sus páginas:

En la unidad operativa para mejorar la conducción superior de las operaciones y hacer más intensa la exigencia sobre los mandos subordinados.

En la unidad táctica a fin de que se conduzca acertadamente el entrenamiento encaminado a formar mejores combatientes para la guerra irregular, perfeccionar técnicas procedimentales, capacitar los mandos subalternos para una lucha que se aparta de los viejos derroteros clásicos, y adquiere perfiles inusitados, siempre nuevos y cambiantes.

—En la compañía, el pelotón, la escuadra y la patrulla, para enseñar al comandante de agrupaciones menores cómo se comporta la guerrilla, cuáles son ardides y triquiñuelas, cómo explota las debilidades y errores de las fuerzas convencionales mal empleadas y en base a este conocimiento del enemigo y sus peculiaridades, cómo debe batirlo. Para lograrlo, están las lecciones exitosas de muchos comandantes subalternos, recogidas por el presente texto.

Todo oficial del Ejército debe estudiar concienzudamente cada uno de los casos que se presentan, agrupados en los tipos peculiares de operaciones no convencionales. Cada capítulo está precedido de la esencia doctrinaria aplicable, que es, a la vez, colombiana en todos sus aspectos, si bien la técnica guerrillera es universal y puede sintetizarse en pocas palabras:

Hostigar hasta el cansancio, utilizando los errores de las tropas regulares y la rigidez de procedimientos desarrollados para enfrentar fuerzas masivas, pero inoperantes contra bandas inasibles, silenciosas y escurridizas. Fatigar, desmoralizar, agotar. Disminuir la voluntad de lucha adversaria mientras se acrecienta la propia, con el éxito mismo, con las armas y equipo que se arrebatan después de cada golpe, con la moral de la victoria repetida en sucesión interminable de éxitos parciales, hasta equiparar fuerzas y pasar a la fase final del aniquilamiento.

Si esto es, en esencia, la lucha guerrillera, es fácil comprender que puede destruirse si desaparecen las vulnerabilidades de las tropas que sirven al enemigo de estribo para sus triunfos, y el Ejército renuncia a los hábitos convencionales de combate que de nada sirven en esta pelea primitiva, cuyo escenario es el terreno más abrupto cobijado por la noche más oscura.

No cometer los errores que el enemigo explota. Recurrir a los procedimientos que la experiencia ha demostrado útiles y exitosos, es lo que puede hacerse después de leer y estudiar este Texto vivo de guerra irregular.

De usted, señor oficial, depende que estas páginas obtengan el propósito que buscan, o se conviertan en un volumen más silencioso, improductivo e inútil de alguna olvidada biblioteca, desempolvada apenas bajo el imperio de un traslado de guarnición, pero desconocida en sus profundos valores constructivos.



Capitulo I

Golpe de mano

1.— Concepto.

La forma táctica de acción que se conoce con este nombre o con el de incursión es, en el sentido más simple, el ataque por sorpresa, certero y violento contra un enemigo o instalación enemiga para lograr su destrucción total, seguida de un repliegue inmediato una vez cumplida la misión.

2.— Fundamentos.

De la noción se deducen dos aspectos fundamentales para ejecutar la acción: la sorpresa y el golpe certero. La primera se obtiene con la observancia estricta de factores de contrainteligencia y secreto; el segundo, se logra con inteligencia precisa y oportuna en cuanto a ubicación y efectivos del enemigo o localización de sus instalaciones.

3.— Preceptos básicos.

a.— Inteligencia:

El golpe de mano conlleva dentro de sus fundamentos la acción decisiva que solo se obtiene cuando media un conocimiento exacto, detallado, completo y oportuno de la fuerza, composición, dispositivo, sistemas de seguridad, peculiaridades y debilidades del enemigo, así como del terreno donde actúa, sus escondites predilectos, sus centros de instrucción y adiestramiento y sus lugares de descanso y diversión, entre otros.

Para obtener ese conocimiento son de reconocida utilidad, cómo agentes de información, los civiles oriundos de la región quienes por razón de su identidad como tales y de su actividad rutinaria en la zona de operaciones del enemigo, tienen un contacto directo, fácil y permanente con las fuentes de información que interesan a la inteligencia para llegar a un conocimiento de los aspectos ya considerados.

Esto por otra parte, no sería fácil de obtener con agencias normales orgánicas de las fuerzas regulares. Lo anterior no quiere decir que se descarte el empleo de éstas sino que se extreme el ingenio y recursividad para utilizar procedimientos y sistemas irregulares que permitan violar cautelosamente las medidas de contra-inteligencia dad que adopte el enemigo.

b.— Planeamiento:

La rapidez y el secreto en el planeamiento para este tipo de acción se acentúan en forma apreciable si se considera la inasibilidad movilidad, iniciativa y actividad permanente de las fuerzas irregulares, lo que hace cambiar constantemente la ubicación de refugios, bases, lugares de descanso y sitios de diversión. Estas condiciones, sumadas a una extensa red de espionaje, inteligencia y contrainteligencia, hacen que el enemigo presente pocos objetivos apropiados para golpes de mano.

El secreto, como ya se expresó al consignar lo referente a emboscadas, debe preservarse con la adopción de medidas tendientes a evitar infidencias de cualquier naturaleza, intencionales o desprevenidas. Se imponen por consiguiente la reserva, la discreción, la malicia y las restricciones de todo orden.

Con el fin preservar ese mismo secreto no es recomendable efectuar reconocimientos aéreos directos hacia el objetivo, toda vez que ello alerta al enemigo y lo pone en marcha. Es a la labor de inteligencia a la que corresponde obviar las deficiencias en este aspecto tan importante, pero tan restringido por razones de mayor valor como es la permanencia del objetivo como tal, en un lugar determinado.

Los guías e informantes son un sustituto que aunado a la flexibilidad de los planes e iniciativa de los mandos, pueden contribuir eficazmente a llenar el vacío del reconocimiento previo. Además, un rápido reconocimiento cuando se llega a proximidades del objetivo para ajustar convenientemente el dispositivo previsto, permite sustituir adecuadamente el reconocimiento previo.

Conviene especificar que es a la labor de inteligencia anterior que hayan desplegado las unidades, a la que corresponde colectar una información detallada y previa sobre el terreno y sus características especiales, objetivizada en croquises que, sujetos a una actualización permanente por medio de patrullaje, proporcionan el conocimiento requerido para planear golpes de mano en cualquier sitio sin necesidad esencial del reconocimiento inmediatamente anterior a la operación.

c.— Anteórdenes y preparación inicial.

La anteorden persigue esencialmente informar a los hombres y ganar tiempo en su alistamiento. En este caso, más que en ningún otro, no debe reñir can el secreto para lo cual se impone control y previsión especiales. Conviene no dar a conocer a las propias tropas la localización del objetivo e itinerario por seguir sino hasta el último momento. Debe evitarse a toda costa el contacto de las tropas con los civiles cualquiera que sea su condición y grado de acercamiento. Las despedidas, adquisición de víveres y elementos, contrato y requisición de vehículos y medios, recuperación de ropas en lavado, entre otros, son actos que inciden desfavorablemente.

d.— Órdenes

Deben ser bien concebidas oportunamente promulgadas y coordinadas, claras, sencillas, completas y orientadas hacia un objetivo concreto. Pero, además, deben ser flexibles dejando libertad de acción al mando ejecutante, que debe ser hábil, sagaz, audaz, decidido y adaptable a las circunstancias.

Es de una importancia singular que las órdenes reflejen en el concepto de la operación una complicidad directa con el terreno y la nocturnidad como medio ambiente para ejecutar la aproximación y trasluzcan, igualmente, la adopción de principios esenciales en la guerra irregular como la movilidad, la iniciativa y la sorpresa.

La doctrina sobre emisión de órdenes no cambia. El formato vigente se adapta a cualquier situación y misión. Sin embargo, considerando la condición de rapidez que exigen los golpes de mano por las razones expuestas, es aconsejable el uso de órdenes fragmentarias para lo cual, a manera de ilustración, se inserta el contenido de una orden concebida por el comando del batallón "Vencedores", de la que se extractan:

"Secreto-Copia N°...de.. Batallón Vencedores-Cartago. 151900-Enero/64 —Orden Fragmentaria N°... —Compañía de Comando y Servicios —Guarnición stop tiéndese conocimiento que Juan Bautista Tabares a. '"Pista" se encuentra con dos o tres antisociales más en casa de Raúl Saltibáñez, que habita Cenobio Marín, situada en finca Las Delicias, región Tamboral, municipio de Cartago stop al parecer 'Tista" está enfermo desde hace varios días y ha permanecido en dicha casa por considerarla segura stop compañía de comando efectúa golpe de mano el 160545 enero/64 en casa de Cenobio Marín para capturar o dar de baja a "Tista" y sus secuaces stop Operación se efectúa con tres equipos de cierre y uno de asalto que harán aproximación nocturna hasta el objetivo stop Equipo asalto recibe granadas MK-II a fin de efectuar el golpe de mano stop Equipos de cierre no hacen empleo de sus armas sino en caso de evasión de los antisociales stop Extremáranse medidas de seguridad stop Abastecimientos acuerdo SOP stop Transmisiones OIT vigente, radios en permanente sintonía a partir movimiento hacia objetivo, canal 57, indicativos móvil 1-2-3 y 4 stop Silencio de radio hasta una vez efectuado golpe stop Identificación acuerdo Código vigente stop PDM Batallón sin cambios stop".

e.— Preparación final y ensayos previos:

Para este tipo de acción la preparación final incluye una revista minuciosa pero rápida de personal y material. El hombre debe estar en condiciones físicas y mentales para desempeñarse con valor, decisión, agresividad y temeridad en la acción. El material debe ser el requerido con especial consideración en las armas, municiones y aparatos de transmisión; debe probarse la efectividad de éstos previamente. Es necesaria un arma automática de apoyo y, según las características especiales del objetivo, debe considerarse un arma de poder destructor y penetrante como el lanza-cohetes.

El ensayo persigue obtener efectividad y éxito totales en el golpe de mano. Para ello debe realizarse ajustado a la situación especial que se contempla para la operación previendo, además, cualquier posible cambio. El terreno debe ser similar a aquel donde se va a ejecutar realmente el golpe. ¡No se puede fallar en nada!

f.— Seguridad y contra-inteligencia:

De acuerdo a lo expresado en el capítulo referente a emboscadas.

4.— Ejecución,

a.— Aproximación:

La aproximación debe ser rápida, discreta y cautelosa; en complicidad con el terreno insospechado por el enemigo, aislado de cualquier posible contacto con personal civil o sus moradas y áreas de trabajo, y con utilización máxima de la oscuridad como complemento de un ambiente propicio para lograr la sorpresa requerida.

La marcha por lo general debe ser mixta: helicoportada o en vehículos para ganar tiempo y economizar fuerzas hasta un lugar lo más próximo posible al objetivo siempre y cuando el secreto no se afecte, y a pie luego para completar el movimiento

La aproximación final es el aspecto crítico de la operación. El equipo de asalto debe llegar a distancias inmediatas del objetivo burlando la seguridad del enemigo o eliminando los centinelas con arma blanca o silenciosa para situarse en condiciones de utilizar efectivamente las granadas de mano. El recorrido de estos últimos metros demanda en alto grado precaución, discreción, silencio, cuidado, alerta permanente, entrenamiento adecuado, serenidad, astucia y arrojo.

El equipo de apoyo y reacción avanza a continuación simultáneamente, y a distancia prudencial hasta un lugar desde donde pueda apoyar efectivamente la acción del equipo de asalto y dar la protección necesaria para su repliegue inmediato una vez cumplida la misión. Mientras tanto, el equipo de protección y seguridad avanza hasta alcanzar sitios desde los cuales pueda interferir la acción de cualquiera otra fuerza que acuda en apoyo del enemigo, a la vez que completar el cierre y actuar eventualmente como reserva móvil.

b. — Dispositivo.

Su condición principal es que permita el cumplimiento total de la misión negando cualquier posibilidad de reacción o escape para el enemigo

En general, debe constituirse mediante el fraccionamiento de la unidad en tres equipos o elementos principales así:

-Equipo de asalto.

-Equipo de apoyo y reacción.

-Equipo de protección y seguridad.

El equipo de asalto se sitúa en proximidades del objetivo, por un tiempo mínimo, y permanece alerta para participar en la acción como fuerza de choque. Cada combatiente o grupo debe tener una misión específica prevista con anterioridad y es en este momento cuando se emiten las órdenes finales, se recalcan las misiones y se ultiman los detalles de coordinación a que haya lugar. "Cada uno sabe qué debe hacer y permanece a la expectativa de la orden para el asalto".

El equipo de apoyo y reacción toma las posiciones y emplaza las armas automáticas y de efectos penetrantes. Las mantiene listas. Coordina su acción con el equipo de asalto. Es la fuerza de fuego.

El equipo de protección y seguridad ocupa puntos críticos que dominen las posibles vías de acceso del enemigo. Aisla el objetivo y permanece listo para cumplir su misión de bloqueo y contención.

c. — Destrucción o ejecución del golpe de mano:

La acción debe ser resuelta, agresiva, rápida, temeraria, violenta y total.

Es a la fuerza de fuego a la que corresponde normalmente iniciar la ejecución del golpe de mano. La violencia, densidad y certeza del mismo deben crear la confusión necesaria para que entre en acción la fuerza de choque que, al cese del fuego de apoyo, se lanza temerariamente sobre el objetivo e irrumpe en forma violenta haciendo el máximo uso de las granadas de mano y de las armas de dotación para lograr destruir totalmente al adversario y/o sus instalaciones.

De acuerdo a las circunstancias, el golpe de mano puede iniciarse por el grupo de asalto, a base de granadas de mano, seguidas por fuego intenso de sub-ametralladoras. Esta forma es particularmente indicada cuando el enemigo se halla reunido, u ocupa el interior de una vivienda.

Cualquier escape o evasión del enemigo debe interceptarse por parte de los otros equipos. El equipo de protección y seguridad contiene el fuego hasta que sea descubierto o se imponga su acción para interferir cualquier refuerzo que acuda en apoyo del enemigo, para contener escapes de elementos del mismo y para reforzar la acción de las propias tropas en el objetivo y apoyar su repliegue, si es del caso.

La acción es rápida y el repliegue inmediato. La prelación normal para el repliegue es: equipo de asalto, equipo de apoyo y equipo de seguridad, por rutas diferentes y predeterminadas, hacia un sitio de reunión convenido previamente.

5.— Fallas mas comunes.

a.— Golpe de mano planeado sobre bases de inteligência imprecisas.

b.— Demoras injustificadas en el planeamiento que hacen el golpe extemporáneo.

c.— Descuidos e infidencias que anulan el secreto y destruyen la sorpresa.

d.— Mando inhábil, carente de iniciativa, indeciso.

e. Ordenes confusas, incompletas y/o vagas.

f. No verificar ensayos, ni probar las armas, ni municiones, antes de la operación.

g.— No llevar armas de apoyo ni de efectos penetrantes, así como insuficiencia en el número de hombres requeridos.

h.— No tomar medidas de seguridad y contra-inteligencia o descuidarlas durante el desarrollo de la operación.

i. Retardos en la aproximación con la consiguiente inoportunidad en el golpe.

j.— Aproximación por caminos, cruzando zonas habitadas y de día.

k.— Aproximación final precipitada e indisciplinada.

l.— Dispositivos deficientes o incompletos, que no se ajustan a las circunstancias, ni adoptan un fraccionamiento adecuado, ni ocupan los puntos críticos requeridos.

m.— Ejecución del golpe con debilidad y carencia de espíritu ofensivo.

n.— Refuerzos descoordinados, sin medios para identificarse y sin instrucciones definidas sobre mando.

o.— Torpeza o precipitud de algún individuo, que delata el movimiento por error, dispara prematuramente el arma o comete cualquier otra imprudencia.


Caso No. 01

A la fluidez de las operaciones guerrilleras debe contestarse con idéntica fluidez. Aplicando los mismos principios de la guerrilla, adueñándose de su medio ambiente caracterizado por la oscuridad y el conocimiento del terreno, recurriendo a la sorpresa, la iniciativa y la movilidad que constituyen los fundamentos de sus tácticas, se contrarresta la potencialidad militar de las guerrillas, para destruirlas finalmente con sus propios sistemas, pero con la superioridad material, moral y técnica del ejército regular

1.— Introducción

Una paciente labor de inteligencia apoyada por una ininterrumpida acción sicológica sobre la población civil, facultó al comando del batallón de Infantería Colombia para planear una operación definida encaminada a destruir fuerzas que se autodenominaban guerrilleras, a base de su ubicación aproximada en un determinado sector de las inmensas extensiones del Vichada. El presente caso cubre la operación planeada por dicha unidad táctica, y su desarrollo mediante la aplicación de sistemas de lucha acordes con las modalidades de la guerra irregular entre el 5 y el 9-de enero de 1962 en el área general Río Tomo, Vichada.

2.— Situación general.

a.— Características del Área de Operaciones.

(1) El corredor central del territorio del Vichada, sobre el cual operó el Batallón Colombia, se caracteriza por amplias extensiones de llano abierto, enmarcadas entre los ríos Tomo por el Norte, Vichada por el sur, Orinoco por el oriente, y Muco por el suroeste. Innumerables corrientes tributarias de este sistema fluvial, forman amplias manchas selváticas que cubren, con anchuras variables, todos los ríos y caños, constituyendo un conjunto de escondrijos y dédalos que brinda un escenario ideal para operaciones de guerrillas.

(2) El área de la operación, está enclavada en el curso superior del río Tomo, sobre sus márgenes selváticas. El río corre en dirección general paralela al carreteable que, proveniente de Villavicencio, se dirige a Santa Rita, y a una distancia de 25 kilómetros aproximadamente de esta. El curso es sinuoso, cauce variable entre 15 y 30 mts. de anchura, invadeable aún en el verano.

(3) Las condiciones atmosféricas a comienzos de enero, se caracterizan por la iniciación del verano, tiempo claro y seco. Luna en fase creciente, se ocultó el 6 de enero a las H0300 aproximadamente.

b.— Enemigo.

(1) Actividades más recientes y generalidades.

Una agrupación armada que en su momento más afortunado llegó a reunir aproximadamente 100 a 120 hombres, inició una revuelta contra el Gobierno legítimo a fines de septiembre de 1961, cuando desarmó un puesto destacado de Infantería de Marina en la localidad de Santa Rita, sobre la margen Norte del río Vichada.

En octubre siguiente asaltó Puerto López, a escasos 80 kilómetros de Villavicencio, adueñándose del material de guerra disponible en el cuartel de carabineros de la localidad, y en noviembre sorprendió y destruyó un vehículo militar dando muerte al médico del batallón que cumplía funciones de acción cívica en la región del Tuparro (Vichada medio). Los meses de noviembre y diciembre, la agrupación "guerrillera" extendió actividades hacia el Meta, tratando de generalizar un conflicto de tipo revolucionario en esta región y, más al Norte, en Casanare.

(2) Fuerza y composición estimadas.

Hacia comienzos de enero, se tuvo información de que la banda enemiga se había dividido en dos grupos. Grupo A, permanecía en algún lugar no identificado del Vichada medio, posiblemente hacia el río Tomo. Grupo B, a órdenes del propio jefe de la revuelta, se había trasladado hacia Casanare en consecución de apoyo regional. El máximo posible de efectivos para cada grupo se estimó en 50 hombres. Armas subametralladoras "Madsen" en cantidad no inferior a 5. Fusiles ametralladoras en cantidad no inferior a 3. Fusiles 10. Carabinas San Cristóbal y armas en número indeterminado.

c.— Propias Tropas.

(1) Composición.

El Batallón de Infantería Colombia (—) integrado por tres compañías. Fusileros y elementos de Apoyo de servicios para el combate de la compañía de Comando.

(2)Dispositivo.

Una compañía de Fusileros (—) constituida en base de patrullaje en cada uno de los puntos denominados Santa Rita, Cumaribo y Guacamaya, cubriendo una extensión aproximada de 350 Kmts. de longitud de Este a Oeste

(3)Ultimas actividades cumplidas.

Intenso patrullaje motorizado a lo largo de la carretera Villavicencio-Santa Rita, acompañado de acción cívica y sicológica. Patrullaje sobre informaciones previas a puntos específicos, uno de los cuales llevó a la captura del médico Tulio Bayer, considerado como cabeza intelectual del movimiento subversivo. Patrullajes en embarcaciones propulsadas por motor fuera de borda a lo largo del río Vichada.

Todas las acciones descritas, se combinaron con un intenso esfuerzo de inteligencia que conformó un cuadro aproximadamente exacto de la situación enemiga.

3.— Planeamiento de la operación.

a.— Actividades de Inteligencia.

(1) Interrogatorio al médico Bayer, conducido personalmente por el comandante del batallón.

(2) Obtención continuada de informaciones con indígenas y colonos, cuya cooperación se acentuó a raíz de la muerte del médico dela unidad y de la captura del doctor Bayer a mediados de diciembre.

(3) Explotación de dos desertores de la banda enemiga, que se presentaron voluntariamente al Comando de la unidad.

Las actividades anteriores permitieron ubicar un campamento enemigo, correspondiente al Grupo A, en las márgenes del Río Tomo. Los desertores enemigos fueron persuadidos para actuar como guías.

b. — Reconocimientos.

Se omitieron para preservar el secreto de la operación en proyecto. Croquises aproximados, se dibujaron en base a las informaciones recolectadas.

c.— Ante órdenes.

(1) El puesto de mando del batallón, organizado en forma móvil, de manera que pudiese superponerse a cualquiera de las tres bases de patrullaje disponibles para entonces, se trasladó a Guacamayas, por ser la más próxima al objetivo considerado.

(2) Un pelotón de fusileros de la base de Cumaribo se agregó a Guacamayas el mismo día D, señalado para el 5 de enero/62.

(3) La base de Guacamayas se alertó el mismo día D alas1800 sin precisar propósitos.

d.— Plan de Operaciones.

Se estructuró en la siguiente forma:

(1) El comandante del batallón dirigiría personalmente las acciones.

(2) Una compañía de fusileros (—) a tres pelotones ejecutaría movimiento motorizado de aproximación hasta un área de desembarco fijada a 8 kilómetros, aproximadamente del objetivo.

(3) La Cp. se constituiría en patrullas tamaño pelotón para rodear en la noche todas las viviendas en el área, y el sitio designado como campamento enemigo.

(4) La carretera quedó sellada en Guacamayas a partir de las H. 1800 y en Acapulco a las H. 2200 para impedir toda posible interferencia.

e.— Ordenes.

El comandante del batallón emitió su orden verbal de operaciones a las H. 2000 en Guacamayas, a los comandantes de compañía y pelotón, acompañada de un croquis para ser distribuido hasta comandantes de escuadra. En esencia la orden estableció:

(1) Misión.

Localizar al enemigo en vecindades del Río Tomo y capturarlo u destruirlo.

(2) Concepto de la Operación.

Expresado en el Plan de operaciones.

(3) Organización de la Unidad:

Comando del Batallón (1-1-3).

- 1 Pelotón de fusileros Cp. D (Cumaribo 1-5-34).

- 2 Pelotón de fusileros Cp. H (Guacamayas 2-10-70).

- Seis camiones F-350 tipo comercial (Pick-up).

- Armamento: Pelotones a 3 escuadras de fusileros T/E y 1 Pieza de ametralladoras. Carga básica individual acuerdo Sumario de Ordenes Permanentes (SOP) del batallón

-Equipo: Poncho, fornitura, menaje individual, lazos, herramienta. Ración improvisada para 24 horas.

(4) Radio PRC-10 para comandantes de pelotón y comandante de batallón.

(5) Dispositivo.

Columna cerrada, 100 mts. de distancia entre vehículos. Puntos críticos predesignados se cruzarían a pie, cubriendo los vehículos.

(6) Enlaces.

Silencio de radios hasta el área de desembarque. Código SOP de luces entre vehículos. Instrucciones de Operación de Transmisiones (IOT) especial para la operación.

f.— Contrainteligencia.

(1) Cierre de la carretera para impedir que vehículos civiles delataran el movimiento propio.

(2) Silencio de radios.

(3) Luces de oscurecimiento 5 kmts. antes de alcanzar Acapulco.

Movimiento sin luces a partir de este último punto.

4.— Desarrollo de la operación,

a.— Movimiento al contacto.

(1) Ruta escogida:

La carretera hasta Acapulco. A partir de este lugar, desviación hasta el área de desembarque y reunión. Movimiento a pie hasta los objetivos.

(2) La seguridad no ofrecía mayores problemas en el movimiento por sabana abierta. Se aplicó un SOP para vehículos que rigió durante todas las operaciones en el Vichada. El desembarque en puntos críticos (manchas de bosque inmediatas a la carretera) permitía cruzarlos con suficiente seguridad. El movimiento a pie, se aseguró mediante dispositivos propios de patrullaje por cada fracción, acuerdo circunstancias.

b.— Acción al alcanzar los objetivos.

(1) Patrulla Pantera (1 Pelotón de Fusileros) rodeó acuerdo a plan las casas de Estrada y Coica hacia el 060100 y protegió los vehículos en área de reunión.

(2) Patrullas Tigre (Comando, Compañía Puma, comando de o batallón) se separaron en el área de reunión para rodear una "mata de monte" y converger sobre el objetivo principal, consistente en el campamento ubicado por los guías en la margen sur del Río Tomo.

Dificultades de los guías para hallar el camino en la noche retardaron la progresión, en forma que los objetivos finales solamente pudieron ser rodeados al Orto. Las patrullas Tigre y Puma alcanzaron sus posiciones según lo previsto, y establecieron contacto entre sí. Una fracción (2 escuadras) de Tigre, pasaron el río Tomo con el Puesto de Mando (PDM) del batallón y ocuparon la ribera Norte, que dominaba por completo el objetivo principal.

Se utilizó para este propósito un puente de circunstancias hecho por el enemigo, mediante el recurso de derribar dos árboles en las riberas opuestas, en tal forma que se enlazaron sobre el cauce del río (anchura de este aproximadamente 15 mts.). Apoyos tallados en los troncos y barandas atadas a las ramas, permitían alguna seguridad para el cruce, aún en la oscuridad, como fue realizado.

c.— Desarrollo de las acciones.

(1) Al comenzar a aclarar, se evidenciaron señales de abandono en el campamento. En cambio, una platanera divisada a unos 500 mts. del lugar del PDM del batallón, sobre la ribera Norte del río hizo pensar en una vivienda no ubicada por los guías. Una de las escuadras del PDM fue desplazada de inmediato con la misión de rodearla.

(2) Terminó de aclarar mientras se cumplía esta acción. Se evidenció que el campamento había sido evacuado, por lo cual el comandante del batallón desplazó su PDM y segunda escuadra bajo su control en dirección a la vivienda recién descubierta. Cuando se hallaba a 150 mts. de ésta escuchó fuego de armas automáticas e individuales. A las H. 0615 la primera de las dos escuadras desplazadas, recibía fuego de Madsen, y carabinas Cristóbal y 22.

(3)La segunda escuadra fue lanzada de inmediato en apoyo de la primera. Al alcanzar la casa, el comandante del batallón recibió fuego de un tirador emboscado en sus inmediaciones el cual fue herido al instante por un disparo del radio-operador del PDM.

Se advirtió que el enemigo había emprendido la fuga, sin ser presionado por la primera escuadra lo que le permitió ganar la orilla selvática del río y perderse en esta. Tan solo el apuntador del F.A. persiguió al enemigo en fuga, y por propia iniciativa, pero la superior rapidez de éste le permitió escapar. Aunque se enviaron dos escuadras en persecución, no fue posible ya restablecer contacto.

d.— Acciones continuadas.

(1)Nuevas informaciones.

El prisionero herido y los habitantes de la casa revelaron que propio jefe del movimiento subversivo, alias Minuto, había pasado noche allí con cinco acompañantes, y después de tomar contacto ce el grupo A, proyectaba mover toda su fuerza a Casanare donde aparentemente había encontrado buen apoyo basado en sus antiguas conexiones guerrilleras. El grupo A aún se encontraba en el río Tomo (no se pudo precisar ubicación) y se dedicaba a requisicionar caballada para el movimiento a Casanare.

La patrulla Tigre capturó dos individuos armados que de inmediato se apartaron entre sí. El interrogatorio cruzado a que fueron sometidos, terminó por producir contradicciones y, finalmente, inteligencia. Uno de los individuos resultó ser desertor del Grupo de Caballería Páez y fue persuadido para colaborar, señalando la ubicación del nuevo campamento.

(2) Medidas adoptadas.

(a) Se emboscó una escuadra reforzada con una pieza de ametralladora en vecindades de la casa recién ocupada, en previsión de posible regreso del enemigo, y por considerar que éste era un probable punto de cita entre los grupos enemigos A y B.

(b) Se aplicaron primeros auxilios al herido enemigo, y se ordene a los dueños de la casa su evacuación hasta un lugar accesible para vehículos en la carretera Villavicencio-Puerto Carreño.

(c) Se trazó un nuevo plan consistente en continuar la operación por medio de movimiento motorizado nocturno que permitiera alcanzar la bifurcación de carreteras a Puerto Carreño y Santa Rita en La Arepa, a fin de continuar por la primera de estas vías, rodear algunos fundos de auxiliadores del enemigo, y proseguir sobre el nuevo campamento mediante acción envolvente por el norte.

(3) Continuación de la operación.

El movimiento motorizado se realizó en la noche del 6 al 7. Se rodearon los fundos previstos con resultados negativos, y al amanecer se prosiguió hacia el nuevo objetivo en marcha a pie de unos 14 kmts, de longitud. No se pudo realizar en la noche, por incapacidad del guía para orientarse en la oscuridad.

Hacia las H. 1150 se alcanzó el objetivo sobre la ribera norte del río Tomo, el que fue rodeado con dos Pelotones (—) mientras un tercero montaba emboscadas en vecindades de los fundos rodeados la noche anterior, y protegía los vehículos en área de reunión.

Al ocupar el objetivo se halló que constituía la base de operaciones del grupo B enemigo, que allí había depositado todo su material y equipo. Se capturó en su totalidad, incluyendo la máquina de escribir y el mimeógrafo que venía usando la banda subversiva para imprimir sus proclamas y comunicados a nombre del "estado mayor revolucionario", así como importante archivo, equipo, drogas, víveres y algún material de guerra. Se dejó una carta con orientación sicológica tendiente a desintegrar la banda enemiga.

5. Resultados.

A.— misión.

Se cumplió en forma parcial, en cuanto se refiere a sus resultados inmediatos. A la larga, la captura del material logístico, produjo la desintegración de la banda. La acción obtuvo, por otra parte, la división definitiva entre los grupos A y B, que nunca pudieron tomar contacto de nuevo.

b. Bajas y pérdidas enemigas.

(1)Prisioneros: 3 (Uno de ellos herido).

(2)Armamento: 3 carabinas 22". 2 revólveres,150 cartuchos diversas armas y calibres.

(3)Material: Equipo correspondiente a25 hombres, en todos los órdenes: vestuario, drogas, víveres, rancho, hamaca-toldillo, etc. Mimeógrafo, máquina de escribir implementos de oficina archivo revolucionario completo.

c.— Bajas y pérdidas propias.

Ninguna.

d.— Munición gastada.

F.A.: 20 cartuchos. Fusil: 7 cartuchos.

6.— Análisis de la operación,

a.— Medidas preparatorias.

(1) Inteligencia colectada.

Se hace presente un esfuerzo continuado para la adquisición de inteligencia, que permite, inicialmente, reunir los datos necesarios para montar la operación, y más tarde, continuarla hasta obtener resultados positivos. Se observa un balance bien logrado entre la acción sicológica sobre la población, y la obtención de informes.

(2) Anteórdenes.

Se emitieron oportunamente, y con el alcance indispensable para los preparativos propios de cada nivel, evitando el conocimiento prematuro de los planes, lo que por lo general afecta el secreto.

(3) Planeamiento.

No habiendo sido posible el reconocimiento previo por aspectos de seguridad, el plan inicial se elaboró sobre informaciones obtenidas. Fue completo y bien orientado.

(4) Seguridad y contrainteligencia.

Se observa preocupación permanente por mantener el secreto, antes y durante la operación. Medidas restrictivas en el uso del radio, bloqueo de la carretera, uso de luces de oscurecimiento, etc., permitieron preservar el secreto y conseguir la sorpresa en dos oportunidades.

b.— Orden Inicial.

(1) Fue clara, precisa, completa y se orientó hacia un objetivo concreto.

(2) El concepto de la operación, expresado con claridad en el plan de operaciones que se sustentó en un croquis del área de objetivos entregado a todos los comandantes subalternos, fue claro y dio cumplido desarrollo a la misión.

(3) Se tomaron las medidas administrativas necesarias para 24 horas de operación, sobre 12 calculadas para el término de la misma.

Posteriormente, se continuaron las acciones por tres días sin problemas de suministros.

(4) Los enlaces por radio funcionaron satisfactoriamente.

(5) Mando.

Hubo sucesión del mando por organización. Las patrullas (pelotones de fusileros) fueron comandadas por un oficial, conservando su estructura orgánica.

(6) Organización y dispositivo.

Acertados. Las fracciones orgánicas garantizaron homogeneidad, entendimiento y orden. Se sustituyó una de las dos ametralladoras de la escuadra de armas por fusileros, con excelente resultado para operaciones irregulares. El dispositivo, tanto en la marcha como en la acción sobre los objetivos, fue correcto.

c.— Ordenes subsecuentes.

El mando reaccionó oportunamente, con decisión e impulso ofensivo en todas las circunstancias, manteniendo el ritmo de las operaciones en forma continuada, y sin pausas impuestas por problemas administrativos, fatiga o cansancio.

Falló el espíritu ofensivo de un comandante de escuadra, que tuvo la decisión de una fase de la operación en sus manos, y la perdió por vacilaciones en lanzar la persecución inmediatamente después del primer contacto de fuego.

- Empleo de la reserva.

Fue reducida en tamaño por razón de la cantidad de objetivos iniciales y las limitaciones de transporte. Sin embargo, cuando apareció la necesidad de rodear un objetivo no previsto, se recurrió a una fracción disponible, y se empleó oportunamente. Fue la única circunstancia en que la reserva se hizo necesaria.

e.— Actuación del comandante.

Se caracterizó por iniciativa y flexibilidad. No se contentó con alcanzar los objetivos iniciales, sino que con base a los resultados de la operación prevista, continuó actividades móviles y flexibles hasta conseguir resultados decisivos.

Ejerció su influencia personal en la acción, y con su presencia física en el área de operaciones, la orientó e impulsó en la dirección deseada.

La conducción táctica fue acertada, caracterizándose por la manutención del esfuerzo, acondicionamiento a las circunstancias y dosificación de los medios disponibles, dentro de un concepto global ofensivo.

La acción tomada con el herido enemigo mediante la aplicación de primeros auxilios, utilización para aspectos de inteligencia y medidas que garantizaron su evacuación, fueron correctas.

f.— Comportamiento individual y del grupo ejecutante.

(1) Moral.

Excelente.

(2) Espíritu ofensivo.

Muy bueno a excepción de un comandante de escuadra, cuya conducta se analizó anteriormente.

(3) Resistencia física.

Excelente. Puesta a prueba por operaciones continuadas durante cuatro días consecutivos, no sufrió disminución alguna.

(4) Nivel de entrenamiento.

Excelente tanto en operaciones diurnas como nocturnas.

(5) Disciplina de fuego.

Excelente, como queda demostrado por el volumen de munición consumida.

g.— Análisis de la actuación enemiga.

El enemigo actuó débilmente y cometió numerosos errores que posibilitaron el éxito propio. Tomado por sorpresa inicialmente, se desconcertó en forma evidente y no acertó a reaccionar. La pérdida de su base de operaciones, se tradujo en un golpe decisivo que desintegró la capacidad de combate de la agrupación enemiga, y dividió sus efectivos de manera definitiva.

h.— Acción sicológica en conexión con la operación.

Constituye uno de los aspectos sobresalientes. Se inició en forma consistente desde las primeras fases de las operaciones del batallón Colombia, lo que permitió aislar el grupo armado de la población civil, e introducir disensiones internas dentro del enemigo que llegaron al extremo de facilitar deserciones y servicios a las tropas, de personal que había formado parte de la banda en armas.

Durante la operación, se explotó el prisionero herido, mediante buen trato, evacuación hasta hospitalizarlo, y suministro de auxilios que fueron conocidos al efectuarse su transporte hacia la carretera por medios civiles.

Al capturar el campamento del río Tomo, se dejó una carta explicando la inutilidad de la lucha e incitando a los "guerrilleros" rasos a abandonar a los jefes, con garantía de buen trato y posibilidad de regreso al trabajo para quienes no fuesen responsables de delitos comunes ni hubiesen figurado como cabecillas. Posterior patrullaje sobre el mismo sitio evidenció que la carta había sido retirada y hubo oportunidad más tarde de comprobar sus efectos favorables, a través de interrogatorios a prisioneros.

7.— Consecuencias de la operación.

La operación tuvo repercusiones de carácter decisivo en el desarrollo de la situación del Vichada y en general de los Llanos Orientales que podrían resumirse así:

a.— Descrédito del movimiento subversivo mediante la explotación técnicamente adelantada del archivo capturado y sus conexiones comunistas.

b.— Desintegración del grupo armado, primero por la división de sus dos principales bandas, y luego por el acosamiento a que sus fracciones residuales fueron sometidas, tanto en el Vichada como en zonas limítrofes, con intervención de otras fuerzas de la Séptima Brigada.

c.— Término de la fase de aislamiento adelantada entre octubre y diciembre de 1961, e iniciación de las de destrucción y consolidación.

d.— Retorno de la paz en forma consistente, a todo el territorio del Vichada, impidiendo el fenómeno de contagio de la violencia iniciada, a otras regiones afines.

8.— Conclusiones y enseñanzas.

a.— Aciertos de las propias tropas.

(1) Labor de inteligencia paciente y productiva.

(2) Contrainteligencia adecuada para preservar el secreto y posibilitar la sorpresa.

(3) Conducción cuidadosa de la aproximación.

(4) Utilización acertada del terreno y de la noche.

(5) Planeamiento detallado y órdenes claras y completas.

(6)Medidas adecuadas de seguridad. Dispositivo bien tomado.

(7) Moral, entrenamiento y espíritu combativo desarrollados al más alto nivel.

(8) Acción de comando enérgica y resuelta

b.— Fallas de las propias tropas.

(1) Falta de espíritu ofensivo del comandante de escuadra que tomó contacto. Su irresolución y falta de empuje, permitieron al jefe de la banda el escape con sus inmediatos seguidores impidiendo una decisión trascendental.

(2) Se dejó de rodear una casa, por desconocimiento de su presencia e informe incompleto de los guías. Esta resultó ser casualmente él más importante objetivo en el área, puesto que albergó al jefe de la banda subversiva, con sus inmediatos seguidores.

c.— Aciertos del enemigo.

(1) Cambio de ubicación de su campamento inicial, al producirse deserciones de sus filas, que lo movieron a pensar en posible delación.

(2) Ubicuidad en un terreno bien conocido, que impidió su captura o destrucción.

(3) No permanecer en la base de operaciones que podría ser descubierta.

d.— Fallas del enemigo.

(1) El jefe de banda abandonó su grupo para buscar la comodidad de una casa, lo que estuvo a punto de significar su muerte o captura.

(2) Exceso de confianza en la incapacidad de las tropas para alcanzar sus guaridas.

(3) Se permitieron disensiones internas en la banda, que condujeron a la deserción material y moral de individuos que luego prestaron servicios a las propias tropas. Esto trasluce falta del adoctrinamiento indispensable a toda guerrilla bien conformada.

(4) Falta de espíritu combativo. El conocimiento detallado del terreno y la dispersión de las tropas en su tarea de persecución, hubiesen permitido a un enemigo más resuelto buscar la emboscada de grupos aislados, para contrarrestar con éxitos parciales sus descalabros mayores.

(5) Inactividad demasiado prolongada para una guerrilla no totalmente conformada como tal. El éxito continuado, es uno de los factores esenciales a la vida y desarrollo de una guerrilla.

(6) Desmoralización y desconcierto ante la sorpresa. Los grupos evidentemente carecían de puntos de cita concertados para el caso de una dispersión, lo cual les impidió reunirse de nuevo.

e.— Síntesis.

La frugalidad de las propias tropas les permitió un grado de movilidad compatible con las operaciones de contra-guerrilla, y un fácil reaprovisionamiento cuando hubo necesidad de prolongar las operaciones más allá del límite previsto.

La reducción del equipo individual al mínimo (armamento, fornitura, menaje individual, herramienta de mango corto y poncho), dio ligereza al movimiento y aumentó el radio de acción efectivo de patrullas a pie. Otras enseñanzas de valor se concretan así:

(1) Se encontró muy práctico reducir las comidas a un desayuno abundante, un almuerzo reducido al mínimo (pan, panela y algún otro elemento de consumo frío), y algo caliente por comida: sopa con alguna adición. Este régimen, durante lapsos inferiores a diez días, puede sostenerse sin detrimento de la capacidad física del soldado.

(2) Sanidad: se llevó un puesto móvil durante toda la operación, que permitió prestar auxilios al prisionero herido.

(3) Las patrullas a base de elementos orgánicos (pelotón, escuadra), demostraron su conveniencia por aspectos de cohesión y mando.

La supresión de una ametralladora de la escuadra de armas, se halló conveniente. El pelotón puede fraccionarse en dos vehículos pequeños del tipo "pick-up" preservando así la entidad orgánica y facilitando el apoyo mutuo motorizado.

9.— Comentario final.

En síntesis, una operación conducida sobre los principios básicos de la lucha irregular: iniciativa, movilidad, sorpresa, traducidos en una amplia flexibilidad táctica, orgánica, de mando y procedimental, que por medio de la utilización adecuada del terreno y de la noche, produjeron un éxito decisivo en la desintegración del movimiento guerrillero-revolucionario que pretendió formarse en el territorio del Vichada y propagarse a toda la región de los Llanos Orientales.



CASO NO. O2

"La sorpresa, la iniciativa y la movilidad encuentran en el terreno y en la oscuridad sus mejores aliados para ejecutar con éxito la emboscada o el golpe de mano contra cuadrillas de bandoleros".


1.—Introducción.

Una correcta labor de selección y manejo de informantes produjo para el comando del Batallón de Artillería "Palacé" las informaciones requeridas para que, mediante proceso hábilmente realizado, se convirtieran en inteligencia exacta sobre la localización de una cuadrilla de antisociales.

El presente caso abarca el empleo oportuno y correcto de esa inteligencia obtenida, mediante el planeamiento acertado y ejecución precisa de un golpe de mano que logró la destrucción total de una cuadrilla de bandoleros el 19 de mayo de 1963, en la finca "Buenavista", municipio de Tuluá.

2.Situación general.

a.— Características del área de operaciones.

(1)Terreno.

(a) En su conjunto.

Quebrado, boscoso y escaso en vías, que en invierno se tornan difíciles de transitar debido a su fangosidad.

(b) En el lugar de la acción.

Los alrededores de la casa donde se encontraba la cuadrilla de antisociales (—) presentan un terreno ligeramente ondulado, cubierto de bosques y malezas de mediana altura que se hallan a distancias cercanas al objetivo.

(2) Factores climáticos.

Clima: frío.

Precipitación: invierno parcial. Luminosidad: noche de luna hasta las 24:00 Hs.

b.— Enemigo.

(1) Actividades más recientes conocidas.

Asesinatos, robos y asaltos en cuadrilla contra las gentes de filiación política contraria.

Como últimos hechos reconocidos se destacan:

(a) Asalto a la finca "La Siberia" el 18 de noviembre de 1962 causando la muerte de un hombre y una mujer de 75 y 80 años respectivamente.

(b) Asalto a la finca "El Porvenir" localizada en los límites entre Santa Lucia y Barragán, hechos ocurridos el 23 de noviembre de 1962.

Los trabajadores rechazaron el ataque, en el cual resultó herido un niño.

(c) Incendio de las casas situadas en "Peñas Blancas" y "Las Mirlas" el día 3 de diciembre de1962.

(2) Fuerza y composición estimadas.

Fuerza: 12 hombres.

Armamento: Fusiles M-l 1

Fusiles calibre.30 3

Escopetas. Revólveres.

(3) Ubicación probable.

La zona de operaciones de la cuadrilla abarcaba las regiones de Santa Lucía y Barragán en Tuluá y las Vegas y Cañón Cartago en Buga.

Las últimas informaciones daban cuenta de una probable ubicación en los alrededores del Municipio de Monteloro.

c.— Propias Tropas.

(1) Composición: Batallón de Artillería N° 3 "Palacé" (TOE).

Dispositivo: Puesto de Mando del Batart. en Buga

Bases de patrullas de pelotón en cada uno de los puntos críticos de la jurisdicción así: La Marina, Frazadas, Barragán, Santa Lucía, Monteloro, Nogales y Buenos Aires.

(3) Ultimas actividades desarrolladas.

Presión constante a base de patrullaje en la jurisdicción de la unidad táctica fuera de la Jurisdicción pero con influencia directa sobre la operación se destaca el hecho siguiente: "El día 19 de mayo de 1963 tropas del grupo localizador de la compañía de Lanceros de la Tercera Brigada dieron de baja al antisocial jefe de cuadrilla Arcadio Ruiz Restrepo a. "Cenizas".

3.— Planeamiento de la operación,

a.— Actividades de Inteligencia.

Informes obtenidos de un civil motivado favorablemente por medio de dinero, confirmaban la presencia de la cuadrilla comandada por Jorge Arenas a. "Misterio" en la finca "Buenavista", Municipio de Tuluá, con efectivos de 8 hombres armados con 7 fusiles, una carabina y una escopeta de dos cañones.

b.— Reconocimientos efectuados.

Las tropas no practicaron reconocimientos previos a la ejecución de la operación debido a que el personal seleccionado para efectuarla conocía el terreno y, además, se disponía de un suboficial y un civil informante como guías.

c.— Anteórdenes.

Se emitieron las requeridas para el alistamiento del personal que iba a participar en la operación.

d.— Plan de Operaciones.

Con base en la inteligencia obtenida por el comando del batallón se planeó la operación que consistía en un golpe de mano sobre la finca donde se encontraban los antisociales.

e.— Ordenes.

Orden de operaciones N° 046 emitida por el comando del batallón "Palacé", de la cual se extracta:

Misión.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-37 show above.)