include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for TRIÁNGULO, poemas para suspirar by , available in its entirety at Smashwords











Triángulo

Poemas para suspirar





















Triángulo

Poemas para suspirar


Fermín Deliz


Smashwords Edition


Copyright 2018 Fermín Deliz


Facebook-Instagram / fermindeliz

Email: fermindeliz@gmail.com





















Prólogo



El alma, la mente y el corazón son atraídos por la expresión espontánea de lo natural, del ser y del sentimiento. Es la manifestación más noble y sublime de la sensibilidad humana, plasmada, en sucesión, por la naturaleza, la mujer y el amor; como si uno no pudiera vivir sin el otro; como si no pudiera ser hermoso y placentero sin ese otro. La naturaleza es exaltada, puesta de relieve como la más genuina representación de la belleza. La mujer se define a sí misma por medio de sus atributos. El amor es un ángel andante que va tocando y transformando el interior de cada ser humano, e induciéndolo a aferrarse intensamente a la vida a cada segundo y cada paso.

Reflejar por medio de los sentidos la plena satisfacción, es ineludiblemente compenetrante; desnudar la inspiración en un papel desierto, puede ser un oficio conciliador; pero encontrar las más respetadas y respetuosas prácticas literarias para exhibir nuestras inquietudes, y que así como en nosotros, produzcan goce y exaltación en el lector, no es tan fácil como mirar la luna llena o en cuarto menguante. Se necesita, pues, un molde técnico y una simpatía fiel por la correcta elaboración, que convierta a su vez lo supuestamente insulso en arte.

El autor

La Naturaleza



Podemos decir tantas cosas bellas en nombre de la naturaleza, que de repente nos invade un profundo goce interior y a veces nos sorprende la más delirante excitación. Es tan gratificante, que sin querer nos transportamos hacia otro mundo.


Nos maravilla ver el atardecer convertirse en romántica noche, sentir los quejidos de la lluvia insinuante y apreciar del paisaje la complicidad de su verde.


Nos deslumbra su impresionante colorido, nuestros sentidos se conmueven con su nota cautivante, y nos hace suspirar con su aroma seductor.


Pero ella no es sólo pura y tierna; también es coqueta y atrevida, sensual y sugestiva; ingenua, tal vez presumida. Y con su contraste, siempre está presente en lo más profundo del alma.











Se desbordó mi deseo cuando…


Quise


Quise tocar

lo más íntimo de la flor,

mas no aceptó.

Quería crecer, me dijo;

liberar sus pétalos primero,

atenuar su arrojo en el rocío

y sentirse la más fascinada

dentro del jardín.


Quise besar

la mitad de la noche,

mas no dejó.

Quería no estuviera la luna

y empezaran a soñar las estrellas,

que no hubiera luz

y a oscuras todo quedara…

dentro de sí.


Quise penetrar

hasta lo más cálido de la lluvia,

mas retrocedió.

Quería ser más densa;

contener sus quejidos y esconderlos

hasta ser por fin desnudada,

y no albergar ninguna duda

que es de mí.

Sin proponérselo, un ave inquieta…


Me prendió


Me prendió el ruiseñor

cuando besó a su compañera.


Me incitó el picaflor

amando en primavera.


Me inspiró la golondrina

vociferando su entrega.


Me cautivó la anadina

con su ansiedad veraniega.


Me embrujó la codorniz

arrullando su retoño.


Me impresionó la perdiz

siendo infiel en otoño.


Me ilusionó el colibrí

con su toque suave y tierno.


Me encantó el barrancolí

ardiendo de pasión en invierno.



Será que está extasiada; o es que la naturaleza,

de ti siente…


Celos


A ratos penetra el sol

hasta la alcoba,

e irrumpe desde lejos;

será que las ansias entona

o es que de ti siente celos.


Ya no encubre el viento

la pasión,

e insiste en persuadir tu pelo;

será que se embriagó de emoción

o es que de ti siente celos.


A veces llora el cielo

de alegría,

y descubre sus anhelos;

será que su corazón daría

o es que de ti siente celos.


Se deprime el paisaje

y palidece,

en su amargo desconsuelo;

será que el amor merece

o es que de ti siente celos.


Impetuoso asoma el mar…

¡desenfrenado!

A decirte: que no es señuelo,

que contigo se ha desahogado

y que de ti… no siente celos.




























Quisiera vivir el presente, pero en mi mente existen…


Sólo recuerdos


Sólo recuerdos me trae el viento,

cuando su pelo saltaba

y su falda sedosa insinuaba

que su cuerpo gemía sediento.


Sólo recuerdos me trae la luna,

cuando bajo su luz la acariciaba,

prendida, queriendo ser amada,

como no lo ha sido ninguna.


Sólo recuerdos me trae la lluvia,

cuando nuestros labios al unísono mojaba

y sus tonos húmedos dejaba,

mientras cubría de pasión la noche turbia.


Sólo recuerdos me trae la ría,

cuando en sus aguas la saciaba,

en su interior mi ansiedad desahogaba

y nuestro bautismo allí lo hacía.


Sólo recuerdos me traen las plantas,

cuando plácidas se prestaban

a encubrir nuestro idilio en su morada

otra noche más y no sé cuántas.


A veces me pregunto…


Por qué una flor


Por qué una flor

conmueve los corazones,

despierta las pasiones

y cura el dolor.


Por qué una flor

hace que sea hermoso

el lugar donde la poso,

con su forma y su color.


Por qué una flor

es querida y deseada,

protegida y admirada

cual si fuera un clamor.


Por qué una flor

arroja el orgullo,

como si fuera suyo

todo el honor.


Por qué una flor

es amiga y compañera,

es eterna mensajera

de la amistad y el amor.



Una vez me confundí. Volví a confundirme.

¡Qué confusión!... ¿Quién no confunde?...


Tu belleza y la naturaleza


Creí ver el origen del anochecer,

mas no era el crepúsculo;

eras tú.


Creí sentir los vientos del paisaje,

no era su frescura;

eras tú.


Creí ver el caer de la lluvia,

mas no eran cántaros;

eras tú.


Creí sentir el aliento del fruto,

no era su aroma;

eras tú.


Quiero que sepas,

que parece tu belleza

a la naturaleza.

Y es que se asemejan tanto

que cualquiera las confunde;

porque es tan noble tu pureza

que apenas te distingues

de la naturaleza.

Necesito saber…


Cómo puedo


Cómo pueden las flores

exhibir sus colores

si no le inspira el sol

con su luz y su calor.


Cómo pueden los vientos

pasear de tiempo en tiempo,

cuando el mar desvanece

y su oleaje cansado parece.


Cómo pueden los cielos

ahuyentar sus desvelos

si las aves han buscado

riachuelos de aliados.


Cómo puede la noche

impedir algún reproche

si no está la luna llena

y esperanza tiene apenas.


Cómo puedo en mi lecho

estrechar mi amor tu pecho

si no incitan tus ojos

mis placeres y antojos.



Cada ilusión está preñada de…


Motivos


Si la luna brilla en derroche,

inquieta transcurre la noche.


Si las nubes cubren el cielo,

las aves alzan su vuelo.


Si a su paso el sol demora,

está de regreso la aurora.


Si veo la flor desmayando,

es que se está marchitando.


Si suspiras al escuchar mi canto,

entiendo tus emociones y tu llanto.


Si la mía estrecha tu mano,

es que no soy tu hermano.










Todo es de ti, porque…


Tuyo es el universo



Tuya no es

el ave en desbandada,

tuya no es

la falda de la montaña levantada,

tuya no es

la margarita queriendo ser tocada,

tuya no es

la cascada vociferando entusiasmada,

tuya no es

la luna en penumbra ya saciada,

tuya no es

la noche encubridora de flechadas,

tuya no es

la flora cansada de belleza,

tuya no es

la fauna despojada de pureza;

tuyo no es

el sol portentoso y dispuesto,

tuyo no es

el mar ilimitado en exceso,

tuyo no es

el viento aireando los cimientos,

tuyo no es

el eclipse interpuesto en tu sustento,

tuyo no es

el ecuador repartido entre dos,

tuyo no es

el arco iris penetrado en su blancor,

tuyo no es sólo eso:

tuyo es el universo… bendito ser.






Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-19 show above.)