include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Bestiario by , available in its entirety at Smashwords







Bestiario

Johnn A. Escobar















Copyright © 2015 Johnn A. Escobar

All rights reserved.









































Dedicatoria



A la memoria de Jorge Luis Borges, y Esteban Echeverría, pues las obras de ambos figuraron en mi infancia marcando un rumbo concreto ser escritor.











































ÍNDICE

I. La noche

II. Presas

III. El duelo

IV. Bitácora

V. Tristeza

VI. Cadenas en la mente

VII. Cuero

VIII. Un momento de diversión

IX. Pagarás tus pecados

X. La fotografía

XI. Caminantes

XII. Medico Della Peste



































Estimado lector:



En esta obra reflejo una novela con un objetivo principal, pero dividida en cuentos que funcionan como casos periodísticos atendidos por el periodista independiente Juan Martín Moreno y fortaleciendo poco a poco su carácter introduciéndolo en la trama principal ¿Quién asesinó a su hermana?.

Sin embargo la idea central circunda en la bestialidad individual albergada dentro de cada uno de los capítulos, pues igual que en la vida cada historia forma parte de un todo.











































Bestiario



Al pie de una elevación boscosa, malherida y dominada por el pánico se hallaba una joven cuyas ropas rasgadas y sucias por el polvo, y la tierra dando a entender que cayó de aquel peñasco boscoso. El cielo nocturnal, la luna y las estrellas eran testigos de su miseria.

Ella se esforzaba por gritar pidiendo ayuda, pues no podía mover ningún músculo de su cuerpo, mientras contemplaba algo aterrador, su pecho agitado dejaba ver su respiración acelerada, su expresión facial se vio desfigurada por el miedo incontrolable que la dominaba.

Una semana más tarde la familia Moreno despedía los restos de su joven hija de 23 años de edad Julieta Moreno; la joven quien era periodista independiente había desaparecido en un bosque en la provincia de Santiago del Estero -Argentina- cuando investigaba un caso del cual no quizo hablar con sus padres ni ninguno de sus amigos. Los padres de la joven, Gabriel Moreno y su esposa Lucía Galván estaban devastados, pero nadie estaba más destrozado anímicamente que Juan Martín Moreno hermano menor de Julieta, quien con tan solo 13 años de edad debía afrontar aquella trágica pérdida. Ellos tres estaban perdidos en su tristeza, tan solo contestaban a los pésame por mero acto de inercia. Para su suerte contaban con la presencia y ayuda de Adrián Iñíguez, quien fuera novio de la difunta.

Cuando el cortejo fúnebre comenzó a perderse, Adrián condujo a los padres de Julieta hacia el auto, pues ya era hora que los restos de la joven descansaran en paz; una tormenta había comenzado a caer en la ciudad de Cruzlatina ubicado al este del Gran Buenos Aires, todos envueltos en su pena pasaban por alto los truenos y relámpagos que surcaban los cielos.

Nadie había notado la ausencia de Juan quien aun permanecía de pie al lado de la tumba de su hermana, llorando desconsoladamente, entonces unas manos se posaron sobre sus hombros, y el niño volteó viendo a Adrián quien le diría: “Llora, deja que la pena salga, yo también lo haría si pudiera". Y el niño abrazó a Adrián llorando sin descanso bajo aquella tarde tormentosa del mes de Julio.





I

La noche



La señora Rosaura Abdelkader, afroargentina quien cumplía noventa y ocho años de edad se encontraba rodeada por sus hijos y las parejas de estos, sus nietos y bisnietos quienes fueron a visitarla en su departamento en Monte Chico.

Mas al llegar las 22:00 en el reloj sus familiares se retiraron. Ella se fue a dormir y estando recostada sobre su cama quedó dormida. Mientras desde lejos a un edificio de distancia sobre el techo y bajo la lluvia un hombre joven de rasgos aborígenes y cabellos oscuros la observaba con tristeza en sus ojos mientras dejaba escapar una frase de sus labios: “Buenas noches mi amor, y feliz cumpleaños".

(Año 1984)

Sin explicación alguna, unos asesinatos comenzaron a suceder en el Gran Buenos Aires y los testigos describieron al atacante como un ser con rasgos felinos cuyas vestimentas negras le permitían entremezclarse con la noche. Pronto estos seres atacaron en distintos sectores del Gran Buenos Aires, algunos sólo asaltaban a sus víctimas, mientras que otros cometían homicidios.

Estas criaturas estaban provistas de una gran agilidad y era común escuchar testimonios de personas quienes aseguraban verlos saltar de techo en techo y correr en cuatro patas a gran velocidad, incluso se llegó a asegurar que estaban provistos con una fuerza similar a la de un puma o un yaguareté.

Las personas estaban asustadas y procuraban no deambular en soledad por las noches y en el caso de hacerlo irían acompañados.

Una joven artista callejera llamada Rosaura Abdelkader ignoraba todo ese pánico masivo y salía en las noches para exponer su arte en las paredes de edificios, en ocasiones por encargo de comerciantes para que sus locales sean más vistosos.

Fue así que una noche dominada por la niebla, el rumbo de su trabajo hizo que se cruzara con un joven de rasgos aborígenes llamado Newen, nunca supo ella por qué pero algo de ese hombre la cautivó y la hizo acercarse a él.

Al principio fueron amigos, pero la amistad se tornó mas cercana con el paso de los días.

El apasionante mundo del arte y sus amor mutuo hacia la naturaleza los complementaban. Sus salidas a beber café, las visitas a museos, los condujeron a tener un romance simbólico, el mismo luego de un mes se convirtió en amor profundo.

Se querían tanto, que inspirándose en la leyenda local decidieron colaborar en la pintura de un mural en una escuela abandonada.

Luego de dos meses lograron terminar el magnífico mural, este era una representación visionaria de la criatura que según se decía atacaba a los Bonaerenses. Mas este mural sería únicamente para ellos, para su aprecio personal hacia el arte.

Mas el tiempo que transcurrieron juntos la llevó a ella a pensar, ¿Por qué nunca se encontraban en las noches?, salvo que estuviera lloviendo o fuere una noche nublada. Cuando se lo preguntó a Newen, este no contestó, evadiendo la pregunta. Sin embargo las insistencias de Rosaura lo llevaron a decirle: “La verdad, es difícil de creer y no creo que la resistas".

La insistencia y la seguridad de ella lo llevaron a confesarle la verdad y la verdad era la siguiente:

Antes de la llegada de los Españoles existían dos tribus que poseían la capacidad de comunicarse con los espíritus y de estas relaciones se les otorgó el conocimiento de la transmutación del humano al animal; Para esto debían cubrirse con la piel de animales sagrados; una tribu utilizaría la piel de puma y la otra de yaguareté. Luego bajo las estrellas debían revolcarse en la tierra, mientras hacían esto sus espíritus y cuerpos se fusionaban, cambiando a ser un puma o un yaguareté. Este conocimento lo pasaban de generación en generación, pero con la advertencia de que debían repetir el proceso antes de la salida del sol y así se destransformarían.

Esa transmutación los llevaba a ser mejores cazadores, pero a su vez rivales para con la tribu de los pumas.

Con los años, un grupo de jóvenes creyó que si utilizaban las pieles después de la salida del sol serían mejores cazadores, mas no resultaría así, en su lugar las pieles se fusionaron totalmente y se destransformaron volviendo a ser humanos y a la consiguiente noche de manera involuntaria se transformaron en una mezcla de ambos seres yaguareté y humano. Al ser seres sobrenaturales se volvieron inmortales, pero podrían librarse de la maldición si les cortaban la cabeza en un acto de valor y respeto, así lo establecieron los espíritus.

La tribu de los pumas creyendo que esto era un acto en su contra y para poder arrasar con la tribu de los yaguareté, los primeros realizaron el mismo acto que los yaguareté. Pero el resultado fue unos hombres puma extremadamente agresivos, su maldición fue agravada por los espíritus quienes en castigo por hacerlo a propósito fueron condenados a que cuando amaneciera no fueran hombres, sino hombres vampiros y estos deberían ocultarse del sol.

Por alguna razón Rosaura creyó y le preguntó que tenía que ver ello con él, éste confesó que él era un hombre-yaguareté, pero las criaturas que estaban asesinando en las calles eran los humanos-pumas.

Esa tarde en la misma escuela abandonada, Newen preparó un aula la cual estaba bien aislada con paredes gruesas, ventanas con rejas sólidas y la puerta de barrotes; todas esas modificaciones habían sido efectuadas por el mismo Newen.

Newen hubo de encerrarse en el salón y entregándole la llave a Rosaura quien le preguntaría: “Creí que los hombre-yaguareté no atacaban a las personas".

«En realidad nos autocontrolamos durante los primeras fases de la metamorfosis, -respondería Newen- por eso utilizamos nuestras habilidades para robar y al siguiente día utilizar ese dinero para comer, pero después debemos alejarnos hacía algún lugar alejado porque perdemos el control; yo me encierro en este lugar para no lastimar a nadie, y salgo las noches nubladas o de lluvia, pues la ausencia de luna y estrellas evita la transformación»

Luego restó esperar; la noche lo cubriría todo y la metamorfosis daría inicio, sus ojos se volvieron similares a los de un tigre, sus dientes se tornaron en colmillos, sus uñas asimilaron a garras, esto fue el inicio y duró una hora, su rostro y su cuerpo fueron una combinación de ambas especies, fue en ese momento que perdió todo el control de sus actos y rondaba en su prisión acechando a Rosaura.

El hombre-yaguareté se lanzaba contra la puerta y las ventanas para poder huir, mas no lograba hacerlo.

Cerca de allí, los hombres-puma acecharon a una anciana, la rodearon, posteriormente se abalanzaron sobre ella, la destrozaron y devoraron. Luego estos corrieron entre los techos y las sombras de los edificios, algunos se abalanzaban sobre las personas en su camino, perros y gatos también, pero una bestia continuó corriendo llegando a las afueras del colegio abandonado donde estaban Rosaura y el transformado Newen, este hombre-puma olfateaba, mas no ingresó.

En la mañana el hombre-puma se encontraba en una cueva, oculto junto al resto de los hombres-puma, pero esta vez todos descansaban en su apariencia cuasi humana, pues sus ojos eran rojos y dentadura de puma, además eran pálidos casi similares a cadáveres.

El que olfateó a Newen les contó a los otros y ordenó que esa noche rastrearan a la familia de la mujer con quien aquel hombre-yaguareté estaba y los devoraran.

Ya en la noche los padres de Rosaura y la hermana menor de esta dormían en tranquilidad -Rosaura no vivía con ellos- los hombres-puma, abrieron con sus garras las puertas y ventanas, caminaron por las paredes para no hacer ruido, entrando en las habitaciones, subiendo al techo justo por sobre las camas de los durmientes. La niña se despertó y al ver a las criaturas lanzó un grito que despertó a sus padres, pero cuando esto sucedió las criaturas se dejaron caer sobre ellos devorándolos.

La niña caería desmayada producto del miedo, cuando despertó ya era de día y se encontraba en la cueva de las criaturas, donde su lider la tomó por sorpresa y le mordió el cuello absorbiendo toda su sangre, dejando caer el cuerpo sin vida de la niña que posteriormente fuera devorada por los demás.

Tras las investigaciones correspondientes no se logró saber que sucedió; los restos de los padres de Rosaura fueron entregados para efectuar los funerales y posteriormente darles sepultura, aunque el cuerpo de su hermanita jamás fue encontrado.

Unos meses después, completamente decidido Newen compartiría con Rosaura que la muerte de sus padres fue provocada por el cacique del puma, quien lo perseguía a él y esto sólo iba a acabar con la muerte de él, de lo contrario la siguiente en morir sería Rosaura. Así que Newen le pidió que lo asesinara y tras las negativas de ella, él le dijo que lo haría de todos modos, por lo tanto ella terminó aceptando.

Ambos caminaron hacia la escuela abandonada, y subieron al 3 piso. Rosaura le preguntó qué sucedería con su cuerpo luego de su muerte, a lo que Newen contestó que se volvería polvo ya que la maldición se rompería y los años que había vivido lo consumirían.

Él se arrodilló a los pies de su amada quien portando un machete estaba dispuesta a cumplir el deseo de Newen, pero no pudo evitar que de sus ojos cayera un mas de lágrimas; ella lo besó por última vez y entonces levantó el machete, pero en ese momento el cacique se lanzó contra ella y de un solo golpe la desmayaría.

«Nunca te dejaré morir, -propinó el Cacique- porque primero he de asesinar a todos los que amas»

Newen se lanzó a luchar con el cacique, logrando que este soltara el machete que había arrebatado de las manos de la inconsciente Rosaura, pero esta acción no sirvió de nada ya que el hombre-puma lo superaba en fuerza y agilidad quedando a merced de su adversario quien diría: “¿Qué harás?, yo te superó en fuerza".

«Esperar, -sería la respuesta de Newen- no te he de permitir ganar»

Y tras decir esas palabras la noche lo cubrió todo, ambos comenzaron a transformarse, mientras peleaban las transmutaciones casi estaban completas. Newen pensó en no lastimar a Rosaura, pero tampoco en dejarla a merced del Cacique, así que en un acto de valor se abalanzó sobre el Cacique, cayendo ambos por la pared derruida, estrellándose en los techos escolares posteriores.

Rosaura quien había recobrado el conocimiento pudo verlos caer así que fuerzas que no poseía se puso en pie y comenzó a bajar por las escaleras, yendo al sector donde habían caído, pero sólo halló polvo, lo que la llevó a asumir que ambos habían muerto, y con tristeza, melancolía y lágrimas recorriendo su rostro decidió marcharse.

(Tiempo después)

Ya en el día 23 de septiembre de ese mismo año, ella festejó su cumpleaños en su departamento rodeada por algunos tíos y sus abuelos. En la noche de dicho día la lluvia torrencial azotaba la ciudad, así que cuando todos se marcharon ella tan solo hubo de acostarse, pues deseaba dormir.

Desde la distancia Newen observaba y de sus labios escaparon las siguientes palabras: “Buenas noches mi amor, y feliz cumpleaños".

Desde entonces ella continuó con su vida y cada noche de lluvia desde la distancia el joven aborigen la contemplaba en silencio sin que nadie lo supiera.

(Tiempo presente)

Habían pasado varios años desde la muerte de Julieta Moreno; Juan Martín Moreno ya era un joven de 22 años de edad de edad graduado universitario con licenciatura en periodismo. En esos tiempos al no conseguir trabajo dedicaba su tiempo libre en recorrer las calles buscando hermosas piezas de arte urbano, siendo así como descubrió un mural en una antigua escuela abandonada, mismo que fotografió pensando qué historia podría ocultar aquella obra.



II

Presas



En un Bingo, una mujer de aproximadamente 33 años de edad jugaba en las máquinas tragamonedas, cuando de pronto ganó 25.000 pesos, todos se acercaron a ver. Con una gran felicidad la mujer fue acompañada a cobrar, luego de hacerlo, un hombre de cabello rubio en buena forma, se le acercó presentándose como Kevin Atkinson y ella también se presento ante él como Julia Brisuela.

«¿Sería atrevido invitarte a tomar algo? -preguntaría Kevin, añadiendo- Para festejar a la ganadora»

«Me encantaría, ¿adónde vamos a un bar?»

«En este bingo sirven tragos, vamos a la barra»

Fueron a la barra y pidieron un whisky con cola y un martini seco, este último para ella. Ambos comenzaron a mirarse mientras hablaban, durante aquella distracción, una mujer quien estaba sentada detras de ella -una mujer atractiva afroargentina- abrió su anillo y dejo caer un polvo blanco dentro del martini, luego se retiró.

Cuando acabaron sus bebidas, Kevin pagó y Julia al ver su celular notó que era tarde así que se despidió, pues tenía que marcharse, pero en cuanto se levantó ella notó que se sentía mareada. Kevin al notar el malestar de Julia preguntaría: “¿Te sientes bien? ¿Quieres que te acompañe hasta la puerta o prefieres llamar a alguien?".

«No, estoy bien, me parece que la bebida ha sido demasiado fuerte, pero ¿me acompañarías hasta mi auto?»

«Claro, -respondería Kevin- vamos»

El comportándose como todo un caballero la acompañó hasta la puerta del automóvil, donde ella lo besó y le dio una tarjeta con su número telefónico.

«Espero verte nuevamente»

«¡Me verás más pronto de lo que crees!»

Ella se subió a su vehículo y colocó el dinero que llevaba dentro de su bolso en la guantera y puso en marcha su automóvil.

Ella condujo por 15 minutos, pero su visión comenzó a fallar, su vista se veía nublada, ella parpadeaba para poder distinguir la carretera, pero se le dificultaba cada vez más, así que decidió detenerse, luego comenzó a adormecerse.

Una camioneta negra se detuvo a su lado, la misma tenía la música a todo volumen, de esta bajaron dos hombres, uno de los mismos con cabello castaño y el otro con cabello negro, este último le abrió la puerta del automóvil y luego sacaron a la joven arrastrándola y subiéndola en su camioneta.

Dentro de la camioneta iban los dos hombres que la subieron, una mujer joven pelirroja conduciendo y también se hallaban Kevin y la mujer afroargentina que la drogó.

La mujer afroargentina se llamaba Gabriela Ahmed, la mujer pelirroja se llamaba Isabel Minorty, el hombre castaño se llamaba Jorge Risueña y el hombre morocho se llamaba Valenciano Paz, junto a ellos estaba Kevin Atkinson.

Mientras que Julia se desvanecía, Jorge le rompió la ropa, después Valenciano comenzó a violarla. Isabel continuaba manejando, mas observaba por el espejo retrovisor mientras reía, Jorge grabó todo con su cámara digital. Kevin y Gabriela se besaban y acariciaban mientras miraban sonrientes los padecimientos de su víctima.

Luego Valenciano la violó, mientras Kevin le realizó unos cortes en el rostro ya que le divertía el hecho de que no sintiera nada.

Gabriela mientras fumaba dijo: “Tienen que hacerle aspirar más polvo. A ver levantenle la cabeza".

Cuando lo hicieron Gabriela le colocó una bolsita cerca de la nariz de Julia, y ésta aspiró involuntariamente mientras se esforzaba por respirar.

Luego de una hora en la cual la manosearon, la violaron reiteradas veces, le efectuaron cortadas y la drogaron reiteradas veces hasta tal punto que ya no reaccionaba. Al fin Kevin diría: “Bueno ya se acabó, Jorge dame la bolsa de plástico".

Este hizo entrega de la bolsa a Kevin quien se la colocó a Julia en la cabeza apretándola en su cuello asfixiándola hasta dejarla sin vida. Luego continuaron conduciendo hasta llegar a un campo. Allí sacaron el cuerpo e Isabel bajó de la camioneta con un bidón de nafta, comenzando a embeber el cuerpo. Cuando terminó guardó el bidón, se alejó un poco, y encendió un fósforo arrojándoselo; luego el cuerpo sin vida de Julia comenzó a consumirse en las llamas.

Aguardaron mientras observaban, pero luego se cansaron de esperar a que se consuma el cuerpo así que subieron a su camioneta y se marcharon.

Esto ocurrió un sabado en la noche y para el lunes ya era noticia en todos los periódicos, y programas televisivos de noticias la desaparición de Julia Brisuela. Había sido encontrado el automóvil de la víctima y el dinero en la guantera.

(Ya en la semana)

Kevin Atkinson se desempeñaba como instructor de musculación y personal trainer, trabajando de tres a seis de la tarde los días lunes y miércoles en un gimnasio como preparador físico y los restantes días trabajaba de dos a tres de la tarde en un colegio privado. En el mismo colegio trabajaba Gabriela Ahmed como profesora de biología de lunes a viernes de 1 a 3 pm y a mitad de semana de 1 a 6 pm. Isabel Minorty era preceptora y trabajaba allí de 1 a 6 pm de lunes a viernes. Jorge Risueña era secretario de dirección. Valenciano Paz era profesor de historia los días lunes y los viernes de 3 a 6 y de 1 a 2, los martes, miércoles; mientras que los jueves trabajaba como maestro de apoyo de manera independiente.

El martes a las 2:30 pm se realizó en el colegio una reunión de padres y maestros, para concientizar a los alumnos sobre las desapariciones que estaban ocurriendo lo cual venía sucediendo desde hacía seis meses en el Gran Buenos Aires, la palabra la tomó Kevin quien dirigiéndose a los padres y en especial a los alumnos diría: “Bien, señoras y señores o padres y alumnos, como lo prefieran, hoy estamos tomando conciencia sobre los peligros de deambular solos en las noches. Ya lo hemos visto en las noticias, hasta ahora sólo afecta a personas adultas que andan solas, pero es mejor prevenir. Así que de ahora en adelante, cuando vengan al colegio y cuando regresen a sus hogares, les pedimos a los padres que los acompañen y si no pueden hacerlo, entonces envíenlos con algún pariente o utilicen el autobús escolar".

La profesora Gabriela tomó la palabra: “Sabemos que son adolescentes y creen poder defenderse bien, pero es mejor estar seguros y no tentar a la suerte. Les pido que se comprometan a no hablar con extraños y salir siempre en compañía de alguien más, preferiblemente un adulto".

Luego la reunión concluyó, los padres se marcharon y los alumnos volvieron a sus clases. Los alumnos del turno mañana fueron a sus clases de gimnasia.

(Tres semanas después)

Un día jueves, en su casa se encontraba Gabriela y con la ayuda de Isabel se dirigieron al vivero que Gabriela poseía en su patio trasero -su área de especialización en la biología era la botánica- utilizaba un sector del vivero dedicado a las plantas parásito y entre ellas se encontraba la Amanita Muscaria -un hongo que produce efectos alucinógenos- que estaba conectada a pequeños pinos negros, ellas tomaron algunos y para dejar que estos se secaran bajo una luz artificial convertirse en Muscinol un potente alucinógeno -aunque en estas se encontraba en dosis bajas- luego procedían a reducirla en polvo, tras un proceso de separación en un laboratorio que Gabriela poseía en su sótano. Tras un árduo trabajo ella lo convertía en un polvo blanco de dosis concentrada, para que produjera un efecto comatoso. Una vez concluido el trabajo rellenaba su anillo, lo tapaba y lo guardaba, luego rellenaba una bolsa de mediana contextura que entraba fácilmente en un bolso de mujer.

A la semana siguiente se volvieron a encontrar con Isabel quien le dijo: “Bueno, ya le hicieron una revisión a la camioneta y está bien. También tengo más nafta, ya les avisé a los demás".

(Su pasado)

Isabel tenía un novio con el cual luego de tres años de noviazgo se mudaron juntos. Durante diez años convivieron hasta que él la abandonó sin motivo alguno.

Gabriela estuvo casada durante veinte años, pero el aburrimiento y la monotonía la llevó a divorciarse.

Jorge tuvo dos hijos con su pareja, la misma fue su primer novia y convivieron juntos trece años hasta que ella lo dejó por otro hombre. Actualmente sus hijos tenían parejas y uno tenía hijos.

Valenciano estuvo casado dos veces, pero sus matrimonios siempre terminaron de la misma manera; su primer esposa lo engañó reiteradas veces y su sumisidad provocaba que él la perdonara, hasta que ella se marchó con otro hombre. Su segunda esposa quedó embarazada de otro hombre y luego de él enterarse se divorciaron.

Kevin vivió alejado de placeres sexuales y de compromisos, sumido en la abstinencia para así concentrarse en sus estudios y posteriormente en su estado económico profundizando en su carrera.

(Viernes en la noche)

Estaban en un club privado cuando Isabel se le acercó a un joven atractivo, pero luego de un rato él mismo le dijo que era homosexual. Ella hablaría con Kevin al respecto por lo que éste preguntaría: “¿Quieres tenerlo?". La respuesta de Isabel sería un rotundo si, por lo cual Kevin tomaría cartas en el asunto.

Para iniciar Kevin entraría al área V.I.P, después envió una invitación al joven y éste fue a su encuentro; Kevin se presentó y el chico también, Luciano era su nombre; ambos comenzaron a charlar, entre risas y copas comenzaron a besarse apasionadamente. Kevin fue a buscar unos tragos encontrándose con Gabriela quien vertió el polvo de su anillo en una de las copas.

Luciano brindó con Kevin y bebió todo el trago sin sospechar nada, seguido a esto continuaron besándose por un rato, hasta que Kevin le propuso ir a un lugar más privado.

Cuando salieron del club, Luciano comenzó a manifestar los síntomas. Estando de pie en la vereda, la camioneta negra llegó, Jorge abriría tomando al joven por los hombros e introduciéndolo bruscamente, Kevin abordó tras ellos.

Mientras Luciano era mantenido recostado sobre el piso del vehículo, Gabriela le descubriría el brazo y con una jeringa le inyectaría viagra. Tras esto Isabel lo desnudó con ayuda de Gabriela y ambas se turnaron para mantener relaciones con el joven. Kevin observaba y grababa todo mientras reía al igual que sus colegas masculinos.

Todo esto continuaba mientras, Kevin y Jorge clavaban pequeñas espinas en los hombros del joven, provocando su sangrado, pero cuando ya se hubieron saciado, todos le dijeron a Jorge que lo hiciera y acto seguido éste quebró el cuello del joven.

Arrastraron el cuerpo sin vida desde la camioneta y dejaron la ropa del cadáver sobre este; por mera curiosidad Jorge buscó en los bolsillos del pantalón del joven encontrando sus documentos leyendo en estos el apellido de la víctima: Ramírez. Luego de leer él diría en tono irónico: “¡Hay tantos Ramírez, qué importará perder uno!".

Embebieron en nafta al cuerpo y luego arrojaron una tela encendida sobre el mismo; así el cuerpo sin vida de Luciano comenzó a incendiarse y consumirse.

Tras esto ellos continuaron filmando el evento sin decir palabra alguna tan solo sonreían.

(El lunes)

Kevin se encontraba trabajando en el gimnasio, en cuanto cumplió su turno la dueña del gimnasio Karina Ciciloti acostumbrada a charlar con él iniciaría hablando sobre el caso del nuevo joven desaparecido: “Viste, eso si fue una pena, un joven que tenía una vida por delante y desaparece así, deben haberlo atacado".

«Si, pobre chico, creo que tenía 28 años de edad según escuché en la radio. Pero qué se le va hacer, lo único que queda es cuidarse, -respondería Kevin- hay cada loco en la calle»

«Y si, no queda otra»

Terminado de decir esto Karina pagaría el salario a Kevin quien se despidió marchándose mientras en la televisión ubicada sobre el mostrador repetían la noticia del joven desaparecido.

(Una mención)

Gabriela, Jorge, Isabel y Valenciano ya se conocían del trabajo y eran amigos, pero fue cuando llegó Kevin a trabajar en el colegio que comenzaron a darse cuenta que tenían cosas en común. Fue así que luego de conocer sus gustos compartidos Kevin propuso explorar los mismos, aunque en principio los demás fueron renuentes luego de una semana decidieron hacerlo explorando en si mismos sin sentir culpa.

Al cabo de seis meses, en donde se desinhibieron totalmente, fueron dándose cuenta de que en realidad su fascinación inicial nacía del sadismo puro.

Una tarde festejaron en un bar el nuevo aumento de sueldo hacia docentes de colegios privados. Cuando todos se marcharon a sus casas, Kevin y Gabriela fueron juntos a la casa de esta última.

Tras llegar a la puerta comenzaron a besarse y acariciarse, mientras ella abría, ingresaron yendo directamente a la habitación, mientras continuaban besándose iban desvistiéndose mutuamente, ambos cayeron sobre la cama donde saciaron sus deseos apasionadamente en una fervorosa noche de sexo. En la mañana cuando despertaron, Kevin le preguntó si al igual que él se había dado cuenta que les excitaba el dolor ajeno, a lo que ella respondió que si; cuando lo charlaron con los demás, estos lo admitieron, pero notaron que ello implicaba actos delictivos y criminales como violaciones, torturas y quizás asesinatos.

Así propusieron olvidarse de todo, mas Kevin respondió que ellos al igual que él no podían regresar a sus vidas desprovistas de placeres, ya que estaban sometidos bajo el mando y las reglas que la sociedad había impuesto sobre ellos moldeándolos a su antojo y quitándoles la voluntad hasta reducirlos a simples piezas de una maquinaria oxidada llamada humanidad.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-14 show above.)