Excerpt for Meditando con los angeles by , available in its entirety at Smashwords






MEDITANDO CON LOS ANGELES


















Aprende a Meditar con los ángeles y se conecta con lo Divino.












        Siente en el piso de tu casa. Busque un lugar silencioso en el que usted pueda estar separado del bullicio del día a día. Comience a inspirar el aire por la nariz y soltarse por la boca. Hazlo 7 veces. Al final de este período comience a inspirar el aire por la nariz y soltar por la nariz.



               Continúe repitiendo la operación con calma, serenidad hasta que te sientas relajado.



               Entonces inspire por la nariz y mentalize la palabra Mikael. Es el nombre de Miguel en el hebreo. Mentalizar es hablar la palabra sin usar la voz, sólo en la mente, telepatía. Mentalize Mikael en el acto de inspirar el aire, cuando soltar el aire también por la nariz mentalize la palabra Gabriel.


                  Mikael es el ángel de la primera jerarquía y Gabriel el ángel de la segunda jerarquía.




                  Continúe la meditación inspirando el aire por la nariz y mentalizando la palabra Ariel. Cuando suelte el aire mentalize Shamael. Vuelva a repetir el proceso inspirando el aire y mentalizando al arcángel Israel, cuando suelte el aire mentalize Anael.



                  Vuelve a inspirar por la nariz y mentaliza a Abrael, suelta el aire también por la nariz sin mentalizar nada, pues ya has mentalizado las 7 jerarquías de los ángeles de base, de los ángeles estructurales que están en la raíz de todos los mundos.





                     Repita el proceso volviendo a mentalizar a Mikael y continúe hasta Abrael repitiendo de nuevo.




                     El secreto es respirar lo más lentamente posible, cuando más calmado tu eres mayor será el índice de relajación del cuerpo y mayor será tu interacción con lo divino.







                    No debemos olvidar que está prohibido en el judaísmo invocar ángeles, sólo debemos invocar al Creador. Invocar ángel es magia teúrgica y en este caso estaríamos invocando Lucifer y sus huestes.



                    Mentalizar en la meditación no es invocar, es como tocar un instrumento, entrar en armonía con el arcángel mentalizado y unirse con lo divino, con el origen de todo, el Creador de los mundos.




                         Un arcángel es poderoso, pero él es como nosotros un siervo del Creador y no acepta que adoremos o invoquemos él, pues debemos invocar al Padre y él enviará sus arcángeles.




                           Meditar usando el nombre de cada arcángel no es invocar, como ya fue citado es entrar en sintonía con él a través del Padre divino que nos da poderes para conocer a nuestros hermanos de las esferas celestes.


 


                         Es el Ruaj Kodesh dentro de ti, la chispa del Creador, el principio divino, que debe ser la brújula de cada meditación y de cada interacción con los arcángeles.



                        Sin Ruach Kodesh es imposible trabajar con los ángeles en la meditación, pues el mundo etérico está repleto de dragones y Shedim que nos quieren destruir todo el tiempo y pasan por ángeles de luz para controlarnos.






                         Envíeme vuestras experiencias al practicar esta meditación de gran alcance. Mi correo es elielroshveder@yahoo.com.br;







                    Practique esta meditación una vez al día durante 10 minutos eligiendo la hora que usted esté más relajado en su casa, sin perturbación o mucho ruido.










                        










                    


                   Si prefiere entrar en contacto con el wattazap: 47984867563

8



Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-7 show above.)