include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Apariencia, Imagen y Estilo y la Comunicación NO Verbal - Guía Práctica para la Gente de Hoy by , available in its entirety at Smashwords





EL COMPLEMENTO

QUE LE FALTA A TU ÉXITO



Apariencia, Imagen y Estilo y la Comunicación NO Verbal

Guía Práctica para la Gente de Hoy




“La urbanidad nos exige actualizarnos constantemente”


Eduardo Algimantas



~~~ o ~~~



Apariencia, Imagen y Estilo y la Comunicación NO Verbal

Guía Práctica para la Gente de Hoy

El Complemento que le falta a Tu Éxito

Eduardo Algimantas


Copyright Eduardo Algimantas and www.EtiquetayProtocolo.com 2018


Published by Daniel Gutiérrez Vera

Hybrid Support - Soluciones Empresariales


Smashwords Edition



Smashwords Edition Licence Notes

This eBook is licensed for your personal enjoyment only.

This eBook may not be re-sold or given away to other people.

If you would like to share this book with another person,

please purchase an additional copy for each recipient.

If you’re reading this book and did not purchase it, or it was not purchased for your use only,

then please return to Smashwords.com and purchase your own copy.

Thank you for respecting the hard work of this author.



Licencia de uso para la edición de Smashwords

La licencia de uso de este libro electrónico es para tu disfrute personal.

Por lo tanto, no puedes revenderlo ni regalarlo a otras personas.

Si deseas compartirlo, ten la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario.

Si lo estás leyendo y no lo compraste ni te fue obsequiado para tu uso exclusivo,

haz el favor de dirigirte a Smashwords.com y descargar tu propia copia.

Gracias por respetar el arduo trabajo del autor.


~~~ o ~~~

CONTENIDO

A manera de Prólogo

Sobre la Colección “El Complemento que le falta a TU Éxito”

Apariencia, Imagen y Estilo

La Elegancia

El dinero importa, pero no tanto como creemos

Vestidos para la ocasión

Vestir acorde a la figura

Tipos de vestuario

Como vestir en el trabajo

El Perfume

El Reloj

Los lentes o las gafas de sol

La elegancia no solo es una cuestión de vestuario

La boca, los dientes y la lengua

El aseo personal

Los Olores -buenos y malos-.

La nariz y el pañuelo

La manera influye

Los gestos y la comunicación NO verbal

Indicios y gestos que denotan una falta de interés

La importancia de la mirada en el ámbito social

Sonreír, la mejor carta de presentación

El Saludo y las Presentaciones

El Teléfono y las Redes Sociales

Sobre El Autor

La Colección: “El Complemento que le falta a TU Éxito
Guías Prácticas para la Gente de Hoy”

Agradecimiento

Notas al pie

A MANERA DE PRÓLOGO

Sobre la Colección
“El Complemento que le falta a TU Éxito”



Estimado Lector:

Con “Apariencia, Imagen y Estilo y la Comunicación NO Verbal”, una Guía Práctica para la Gente de Hoy, continuamos con la Colección “El Complemento que le falta a TU Éxito”, en la que damos tips y consejos de comportamiento y buenas costumbres que todos debemos cumplir para ser «personas educadamente exitosas... en el mundo laboral y profesional».

Iremos ofreciendo, a manera de manual de consulta y de referencia, una serie de guías de lo que, a mi juicio, toda persona debe conocer y practicar, para lograr el éxito en sentido amplio, adaptado claro está, a nuestros tiempos. Para hacer más fácil su lectura y llevar estos consejos a la práctica, la Colección la hemos dividido por materias y en función de los diferentes y variados contextos en el que cada uno se puede mover.

La evolución de las Relaciones Sociales, las nuevas tecnologías, la apertura a otras culturas nos debe llevar a tener claro que, para ser una persona exitosa, seas joven o no tan joven, emprendedor o empleado, introvertido o extrovertido, hombre o mujer, tienes que estar a la altura de las circunstancias que te rodean.

Entendiendo la rapidez y el estrés en que vivimos y, pensando en ti, para hacerte la vida más cómoda, he interpreta que la urbanidad debe adaptarse a los tiempos y en este sentido es que hemos preparado ex professo estas guías, para que adquieras de manera amena, práctica y rápida, todos estos útiles conocimientos que tan importantes son para ti, y complementes de forma natural tu éxito, haciéndolos propios.

Aquí pongo a tu alcance esta Guía sobre “Apariencia, Imagen y Estilo y la Comunicación NO Verbal” que podrás poner en práctica inmediatamente, sin importar a que te dedicas, si eres emprendedor o dueño de empresa, si eres estudiante, empleado (trabajas por cuenta ajena) o autónomo (trabajas por cuenta propia), ya que, como me gusta decir, tu educación te precede y dirá mucho (o poco) de ti. ¿Qué quieres que digan de ti las personas que te conocen o que conozcas?


Eduardo Algimantas



Volver al inicio ~~~ o ~~~

Apariencia, Imagen y Estilo

"No hay una segunda oportunidad
para dar una buena primera impresión".

Una sentencia tan rotunda como superficial.

Según dicen los expertos la primera impresión es la puerta del éxito o al menos la forma de obtener una valoración inicial muy positiva. El vestuario, junto con el aseo personal, son dos características importantes que revelan nuestra buena educación a la hora de presentarnos en un trabajo, en una fiesta o en cualquier otro lugar.

La Elegancia

Se confunde en múltiples ocasiones con conceptos tales como buen gusto, estilo, personalidad. La elegancia, no solo es una cuestión de vestuario. También requiere de gracia, nobleza, sencillez y naturalidad.

No es suficiente elegir un bonito conjunto para salir a la calle. Hay que tener algo más que una buena “percha” para que un conjunto luzca bien. Hay que tener un buen interior que lo complemente.

Un aire desgarbado al caminar, un cabello mal cuidado y mal peinado, unos gestos exagerados, una forma de hablar muy exacerbada, etcétera, pueden hacer que el mejor traje o vestido pase totalmente desapercibido por una falta de compostura.

Una persona elegante debe serlo en todos los aspectos. En su porte, en su manera de caminar, en su manera de expresarse, en su manera de gesticular. Son un conjunto de cualidades a las que se debe unir, por supuesto, una buena imagen exterior. Todos estos conceptos deben ser complementarios: vestuario, imagen, buenos modales y no pueden, ni deben ir por separado.

Actualmente, es muy posible que las personas nos preocupemos demasiado por ir bien vestidas, pero solo eso, dejando a un lado otros aspectos importantes, como hemos comentado anteriormente.

Tener una buena educación, una pizca de cultura, ser amable, saber guardar la compostura y aprender a respetar a los demás, entre otras muchas cosas, son imprescindibles para ser “elegantes” en nuestra vida diaria, sin tener que escudarnos detrás de un traje de marca o un vestido de alta costura. Hay muchos refranes y dichos que hacen referencia a que el vestuario no “oculta” nuestro interior:

El hábito no hace al monje


Aunque la mona se vista de seda, mona se queda


El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste

El vestuario sin otros valores que ofrecer deja de ser elegante para convertirse en un simple disfraz. Es la propia persona la que puede cambiar su imagen, no el vestido o el traje de un diseñador.

"Con el vestido tratamos de ocultar lo que somos, de aparentar lo que no somos y de disfrazarnos de lo que queremos ser".



Volver al inicio ~~~ o ~~~



El dinero importa, pero no tanto como creemos

No cabe duda, que las posibilidades económicas facilitan nuestra labor de encontrar un vestuario adecuado para cada ocasión, al contar con una mayor gama de prendas a elegir, en cuanto a calidad y variedad de diseño. Pero también, con poco presupuesto es posible lograr hacer unas cuantas buenas combinaciones.

Saber coordinar y combinar con acierto no es una cuestión de dinero, sino de gusto. Con un ropero bastante básico podemos crear múltiples combinaciones que nos pueden servir para diversas ocasiones.

Las prendas de vestir han dejado de ser una mera protección del pudor y de los elementos climáticos (frío, calor, lluvia, nieve...) para pasar a ser, en cierta medida, una forma de distinción social, una "marca" de nuestra situación socioeconómica. Pero no debemos olvidar el refrán: "Las apariencias engañan".

No todo es dinero, a toda buena apariencia,
le deben acompañar unos buenos modales.
De nada vale la "calidad" de la ropa,
si no va acompañada de "calidad humana".



Volver al inicio ~~~ o ~~~



Vestidos para la ocasión

A la hora de vestirnos debemos mantener un estilo propio y una gran naturalidad. Saber armonizar prendas de moda, con nuestra propia personalidad, o combinar piezas del ropero antiguas con otras actuales, es una tarea que debemos asumir. Y no debemos olvidar que:

La moda pasa, el estilo propio y la elegancia no.

Aunque parece algo obvio, debemos tenerlo en cuenta, para las distintas ocasiones. Al gran cambio que ha sufrido, y que sigue sufriendo, la forma de vestir se ha añadido, una gran "relajación" en las principales reglas o pautas que marcaban una forma de vestir para cada ocasión. Esta apertura o "gran libertad" ha dado lugar a indumentarias realmente curiosas e incluso llamativas (por no decir que estrafalarias) que lucen determinadas personas en algunos actos o eventos.

  • No debemos olvidar que el ámbito o entorno en el que nos movemos condiciona en gran medida nuestra forma de vestir (sino es "obligatoriamente recomendado" en ciertos ámbitos, como el laboral). Dependiendo de ese entorno, nos veremos obligados a adaptar nuestro propio estilo personal al "vestuario tipo" de ese ámbito o contexto.

  • Tener en cuenta la edad. No le quedará lo mismo una prenda juvenil a una persona de cierta edad y, al contrario, una prenda muy de "mayor" o de corte poco juvenil a una persona joven.

  • El clima o estación del año. Es ridículo ver cómo en algunas ocasiones hay personas que utilizan prendas de verano en invierno y, al contrario. Por muchas ganas que tengamos de lucir ropa de otra estación no hay que caer en lo absurdo y extravagante, aunque hay casos en los que debemos ser bastantes compresivos: ver a un turista de un país, donde las temperaturas llegan a 40 o 50 grados (centígrados), de visita en países con el clima más benigno, no es de sorprendernos que puedan estar pasando frío y por tanto su atuendo llame la atención.

  • ¿A dónde vamos y con qué motivo? No es lo mismo elegir un vestuario para ir a trabajar que un vestuario para ir a una boda. Cada ocasión requiere que se vista de una forma determinada.

  • La hora del día. Es importante resaltar, sobre todo para determinados eventos como una boda, una entrega de premios, etc., que no se suele vestir de la misma manera durante el día que por la noche.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-9 show above.)