include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Elijo ser verdaderamente feliz. Responsabilidad, Colección de autoayuda Lo mejor de ti by , available in its entirety at Smashwords

Elijo ser verdaderamente feliz

-Responsabilidad-

Colección de Autoayuda Lo mejor de ti


Luz Boscani


www.luzboscaniygaelrodriguez.com


Smashwords Edition

Copyright © 2016 por Luz Boscani

Derechos reservados.


Licencia de uso de la edición de Smashwords

La licencia de uso de este libro electrónico es para tu disfrute personal. Por lo tanto, no puedes revenderlo ni regalarlo a otras personas. Si deseas compartirlo, ten la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario. Si lo estás leyendo y no lo compraste ni te fue obsequiado para tu uso exclusivo, por favor dirígete a Smashwords.com y descarga tu propia copia. Gracias por respetar el arduo trabajo de la autora.


Primera edición publicada en 2016 por Luz Boscani.

Adaptación publicada en 2018 para Elijo ser verdaderamente feliz

Autor-editor.

Madrid, España.

Libro de edición española.

Diseño: Luz Boscani


Queda prohibida, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de sesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright.




ÍNDICE


INTRODUCCIÓN


Un viaje hacia tu YO auténtico

Tu jardín interior


RESPONSABILIDAD


Responsable de tu vida

Un ejemplo de empoderamiento

¿Quién es el responsable de tus emociones?

El resultado de tus acciones

Reacción versus Acción

Practicando la responsabilidad


Mi tesoro de valores. Tú tesoro

Profesión


BIBLIOGRAFÍA

CONOCE MÁS SOBRE LOS AUTORES



A ti,

que buscas, incansablemente,

soluciones que te ayuden a ser feliz,

pero aún no has experimentado

la verdadera alegría.




Introducción


La felicidad vive en nosotros y en este noble libro descubriremos un bello camino para reencontrarnos con ella. La práctica de nuestras virtudes nos conducirá al éxito personal y espiritual. La verdad es simple. La vida es hermosa, sencilla y está cargada de milagros.

Te invito a sumergirte en los rincones más benevolentes de tu Ser, a recorrer los bellos senderos del corazón. Si lo haces, si perseveras en tu superación y en desarrollar tus fortalezas, tu vida cobrará sentido.

Siempre recuerda que:


Donde hay amor y sabiduría

no hay miedo ni ignorancia;

donde hay dulzura y sencillez

no hay maldad ni soberbia;

donde hay perdón y alegría

no hay rencor ni tristeza;

donde hay gratitud y paciencia

no hay queja ni sufrimiento;

donde hay solidaridad y respeto

no hay rigidez en el corazón”.


Elijo ser verdaderamente feliz forma parte de la Colección de autoayuda Lo mejor de ti. La selección especial de virtudes divinas que hoy tienes en tus manos se encuentra disponible de forma gratuita para poder acercar a nuestros lectores a un contenido genuino, positivo y cargado de una gran energía sanadora.

¿Quién es responsable de tus emociones? ¿Crees que buscar culpables es un hábito saludable? ¿Cómo puedes evitar que tu vida sea una carga?

Disfruta de una apacible lectura abundante en luz y sabiduría. Aprende el arte de gestionar tu vida y tus emociones de una forma sencilla y eficaz. Te invito a que transformes tu vida hoy para que puedas experimentar emociones nuevas, positivas y sanadoras.


Un viaje hacia tu Yo auténtico


Estos años he recorrido muchos caminos. Algunos de ellos de sabiduría, de espiritualidad, de cómo lidiar con el ego y los comportamientos de la mente. He dedicado mis días al amor, que es nuestra propia naturaleza, al estudio de la conducta humana y a la superación personal. Sin embargo, siempre vienen a mí pensamientos como: “Las personas que no tienen creencias definidas, que no llevan a cabo ninguna práctica espiritual ni religiosa, ¿cómo pueden ser felices y vivir conectadas a su corazón?, ¿cómo logran quitar las capas que las aprisionan?”.

Comprendí que la realización del ser humano supone la práctica y el desarrollo de todos los valores que le han sido otorgados. Que los valores humanos son virtudes del alma con las que nacemos y que nos pueden ayudar a obtener la felicidad tan buscada.

Nadie habla sobre ellos y si, ocasionalmente, lo hacen supone algo muy aburrido. El enfoque que el mundo entero nos ofrece es netamente social y diplomático. Nunca nos contaron que su puesta en práctica es la clave del éxito y del crecimiento personal. No nos dijeron que gracias a convertirnos en bondad, por ejemplo, alcanzaremos la dicha tan buscada.

No hace falta ser espiritual, creer en Dios, en el Tao o en la Energía Creadora, tan solo basta con poner en práctica nuestras más elevadas virtudes, lo mejor de nosotros, y expandirlas día a día. He descubierto que a través de esta experiencia podremos desarticular mecanismos de nuestra mente que tanto daño nos hacen, eliminar pensamientos negativos y borrar cualquier tipo de emoción tóxica para rencontrarnos con nuestra Fuente Sagrada. Ella será la que nos otorgará la felicidad y el amor que anhelamos. La que marcará nuestros pasos en completa armonía, ya que su propia naturaleza es el amor, la dicha y la paz.

Pregúntate reiteradamente: "¿Quién soy?, ¿quién soy?, ¿quién soy?" Hazlo durante cinco minutos. Vendrá a ti la respuesta. Eres una Fuente Infinita de Amor.

Dentro de ti tienes un tesoro interior poseedor de una luz tan vasta e infinita, tan inagotable que nunca podrías asimilarlo con la mente. Es algo que escapa a tu intelecto. Es el mismo Poder Creador que hace crecer tus uñas y tu pelo, el que hace que todos tus órganos funcionen sin tu interferencia. Por ello si deseas ser feliz no debes ir tras nada externo, sino que debes profundizar y sumergirte en tu mundo interior.

Si no te amas jamás podrás amar a alguien más, si no te respetas tampoco será posible que respetes al resto. Medita algunos minutos sobre esta idea.

Optaremos por emprender un fascinante viaje hacia nuestro corazón, hacia nuestro verdadero yo proveedor de alegría, de prosperidad. Una vez que hayamos abrazado cada una de las virtudes que habitan en nosotros podremos alcanzar la plenitud total. Esa energía fluirá suavemente hacia el resto de personas que nos rodean generando así entornos maravillosos y soñados.

Esta verdad tan simple y, al mismo tiempo, tan conmovedora es el secreto para alcanzar la paz y la armonía en la Tierra y en cada una de las sociedades que la conforman.

Si lo llevamos a nivel personal, puedo afirmar que además de dicha otorga alivio, libertad, equilibrio y bienestar. Es el secreto oculto por años para eliminar el estrés de nuestras vidas.

Los valores humanos resultan ser valiosas herramientas que no sabe de religiones, de razas, de niveles socioeconómicos, de edades, de sexos ni de ningún otro parámetro social. Forman parte de la propia naturaleza del Ser y todos podemos disfrutar de ellas. Nadie queda afuera.

Las virtudes, de las que hablaremos en las próximas páginas, como he mencionado, tienen raíz en nuestro corazón y son el camino más rápido, fácil y reconfortante para sentirnos realizados. Si "estamos en corazón" estaremos conectados a nuestro Ser, a nuestra alma y sin saberlo podremos gozar de la espiritualidad en todo su esplendor. Nos beneficiaremos de las leyes que gobiernan el Universo y podremos contemplar un vendaval de milagros.

Así, pues, los valores son bellos y revolucionarios instrumentos que nos permitirán experimentar la paz interior y la espiritualidad en esta vida terrenal. Son, según mi visión, la manifestación, la materialización de la iluminación de nuestra alma en este cuerpo finito.

Descubriremos que cada valor nos permitirá deshacernos de emociones y pensamientos dañinos, otorgándonos así mayor libertad y bienestar. Nuestra vida se transformará en cuestión de segundos. Paralelamente, estaremos generando círculos de amor y atrayendo a nuestras vidas a personas con la misma vibración. Esto convertirá nuestras relaciones en placenteras, equilibradas y reconfortantes. El ámbito agresivo en el que nos movíamos cambiará para convertirse en un productor continuo de amor.

Te contaré una nueva y reveladora técnica que te ayudará a amarte por primera vez y a enamorarte de la vida. Es un estupendo y refrescante sendero si no tienes creencias religiosas o místicas.

Si deseas ser feliz y recibir amor debes caminar por esa vía. Nada conseguirás si lo que propicias es rencor, odio, tristeza, mentira, venganza, envidia, entre otras emociones autodestructivas. Si ofreces enojo, recibirás ira, pero si regalas dulzura, obtendrás amor verdadero.

Probablemente, pienses que es muy complejo llevar a la práctica tantos atributos con lo entristecida, violenta y enferma que se encuentra la sociedad hoy en día. Quizás al principio te resulte extraño comportarte de una manera diferente a la aprendida y hasta puede que sientas que no eres capaz de hacer aflorar en ti tan bellos sentimientos, pero debes creerme en algo: una vez que hayas experimentado los beneficios de hacerlo no querrás volver al estado anterior y te preguntarás: “¿Por qué perdí tantos años posándome en emociones de baja vibración? ¿Por qué he desperdiciado mi vida?”.

Al cabo de unos días podremos experimentar el “no esfuerzo”. ¡Sí!, todo será liviano. Nos sentiremos como una hoja al viento que vuela con total armonía y confianza. Esto es debido a que, en el fondo, todos somos humanos. Es como pedirle al fuego que dé calor o al agua que humedezca cada cosa que toca. Es, simplemente, cumplir con nuestro dharma, nuestra propia naturaleza.

Ser tú en todo tu esplendor te hará inmensamente feliz. Aferrarte a las virtudes divinas que te han sido otorgadas te llevará, indefectiblemente, a la paz interior. Has llegado a esta vida a brindar amor. Todos los seres humanos hemos sido creados para traer el cielo a la Tierra.

Comenzará a ser una carga y una gran pérdida de energía mentir, ser cruel, indiferente, pesimista, inseguro o cualquier otro comportamiento pasado.

Cierra tus ojos unos segundos y reflexiona: ¿Cómo se siente una persona que camina por la vida llena de bondad?, ¿qué emociones experimenta aquel que solo carga con rencor y avaricia? La respuesta es muy simple.

Nosotros queremos convertirnos en amor y bondad para gozar de un estupendo estado de salud y un gran bienestar. No queremos pasar por esta vida cargados de enfermedades y estrés, ¿no es así?

Si has tenido la oportunidad de leer el libro Escucha tu corazón, salva tu vida, sabrás que he basado mi vida en la práctica de las virtudes más elevadas y solo puedo sentir agradecimiento. En dicha obra, hago mención a cada una de las bondades que conforman mi Tesoro de Valores, pero no tenía la profundidad y sabiduría que hoy me hacen redescubrirlos de una forma más elevada.

El enfoque es completamente diferente, no está orientado hacia los demás, sino hacia uno mismo. He recopilado las cualidades que considero más importantes para hacer de este libro una lectura dulce, placentera y fluida.

Recomiendo vigorosamente a todo el mundo vivir esta experiencia.

Lamentablemente, la felicidad no podemos adquirirla en las librerías. Leer no nos hará más felices, debemos llevar lo aprendido a la práctica. Es fundamental experimentar y vivenciar cada conocimiento que adquirimos. Un libro puede ser una extraordinaria guía, pero solo descubriremos el placer y la dicha cuando llevemos a cabo las prácticas recomendadas.

Puedo intentar describir con palabras lo que siento dentro de mí cuando ayudo a alguien, pero de nada sirve que lo visualices y quieras reproducir esta experiencia en tu mente. Debes hacerlo tú mismo, debes ayudar para poder sentir el gozo en lo profundo de tu corazón. Del mismo modo, que la palabra ayudar no significa lo mismo que la ayuda, leerlo no es lo mismo que vivirlo.

Toda nuestra vida escuchamos historias y aventuras de otras personas y eso es algo fabuloso, pero más lo es cuando lo experimentamos nosotros mismos, ¿verdad?

Arriesga, cambia tu forma de vivir la vida y ten perseverancia. Los resultados son asombrosos y realmente funciona. Nada puede salir mal cuando lo que hay en el fondo es la pura verdad, la belleza del Ser. Caminarás por las más sublimes emociones hacia la verdad humana, hacia el corazón latente que hay en ti.

Te encuentras a una sola decisión de cambiar tu vida para siempre. Hazlo por ti. Solo tú tienes el poder de elegir cómo deseas vivir, qué experiencias quieres tener y qué emociones sentir. La vida es, lamentablemente, efímera. Puedes caminar por ella anestesiado o puedes abrir tu corazón a los más maravillosos milagros para experimentar emociones que te acompañarán cuando esta corta historia haya acabado.

Abraza a tu corazón y mira al amor de frente. No desperdicies el tiempo observando la vida con ojos que no te pertenecen.

Te invita a que emprendas hoy un apasionante viaje a tu Yo auténtico.



Luz



Tu jardín interior


Me gustaría hacer una referencia gráfica, un paralelismo entre nuestra mente y una huerta de campo para que asimiles mucho mejor la sabiduría que deseo trasmitirte.

La huerta lleva mucho trabajo y tiempo si lo que deseamos es que crezcan maravillosos vegetales, hortalizas y frutas. Las semillas para poder crecer necesitan del agua, de la energía del sol y de los nutrientes de la tierra. Nuestra tarea es procurar que la tierra tenga los nutrientes necesarios, plantar cuidadosamente los granos para que todos germinen y evitar distancias cercanas entre ciertos tipos de cultivos para que no se roben unos a otros los sustentos. Es imprescindible que usemos trampas y pesticidas naturales para evitar que las babosas, los topos y cualquier insecto o animal que habita en el campo dañen la plantación.

Debemos tener mucha paciencia, porque la semilla no se convertirá en patata, por mencionar un tipo de hortaliza, de un día para el otro. El clima debe ser favorable, pero también debemos estar preparados para aquellos días en que las inclemencias del tiempo azoten nuestra huerta y la destruyan. Por otro lado, es un trabajo vital quitar las malezas para que nuestra plantación no enferme y pueda crecer con normalidad.

Debemos perseverar y aprender. Cuanto más aprendamos, mejores resultados tendremos. La contemplación es muy importante, ya que al observar con detenimiento podremos detectar comportamientos que nos ayuden a mejorar la plantación. Y por último, el amor y desempeño con que cuidemos de ella será fundamental para que cada semilla que cultivemos se desarrolle en todo su esplendor y a su máximo potencial.

Con nuestro ego, nuestra mente, ocurre igual que con la huerta. Debemos eliminar todos aquellos pensamientos que nos perjudican, las pautas mentales que nos producen malestar y emociones nocivas. Debemos plantar las semillas que nos permitirán experimentar bienestar y crecer fuertes como, por ejemplo, el perdón, la fe, la empatía, la solidaridad, entre muchas otras más. Es fundamental que enfoquemos nuestra mente en nuestras virtudes si esto es lo que deseamos que florezca, ya que si lo que hacemos es posarnos en nuestros defectos y sentimientos negativos eso será lo que prosperará y transformará nuestras vidas en un viaje muy desdichado. Del mismo modo, debemos tomar conciencia de la importancia de alimentarnos sanamente ofreciéndole a nuestro cuerpo las vitaminas, minerales y nutrientes esenciales. Todos los seres humanos necesitamos del agua, del oxígeno y de la energía del sol. Pero también, será vital para nuestra salud que tomemos distancia de todas aquellas personas tóxicas, que solo nos llevan a niveles de energía muy bajos.

El tiempo trae inclemencias y el destino también, con lo cual, es imprescindible que estemos preparados para afrontar todo lo que llegue a nosotros. La sabiduría y el conocimiento universal son las mejores herramientas a la hora de hacernos fuertes y sentirnos preparados para cualquier suceso. Si continuamos el paralelismo, al igual que con la huerta, la contemplación y la observación de nuestra persona nos conducirán a un estadio mejor, porque podremos modificar todo aquello que nos produce malestar para cambiarlo por experiencias positivas. Por último, el amor. Si deseas sentirte saludable, entusiasmado, feliz y agradecido, el amor con el que te trates debe ser para ti el objetivo primordial.

Como conclusión, me gustaría insistir en que aquello en lo que te enfoques crecerá. Procura que la maleza no se propague. Desea para tu vida perdón y enfócate en ello, así el perdón formará parte de tu vida. Planta semillas de amor para que esta sea tu cosecha principal. Enfoca tu mente en tus bondades y transforma tu vida. Tú eres el alquimista.


Avanza sin importar las veces que caigas. Cambia tu vida hoy. No vivas como si fueras inmortal.

Pon en práctica tus dones y alcanza la felicidad total. Disfruta de los más elevados sentimientos. Los que te brinda tu Ser radiante e infinito.



Responsable de tu vida

Todo se encuentra en continuo movimiento. Todo está cambiando a cada instante. Somos energía; nuestros pensamientos y emociones son energía. Tú serás siempre esa verdad, amor puro e infinito. Pero hay otra parte de ti, tu falso yo, tu ego, que no desea sentirse bien, que busca continuamente la aprobación ajena, que desea compararse, que lucha para aferrarse a cualquier objeto, situación o persona y que emana sentimientos y emociones de muy baja vibración energética.

Cuando actúas desde tu mente, desde un rincón poco amable, la realidad que vives no es agradable, dichosa y dulce. Desde allí no existe el sentido de pertenencia hacia toda la creación.

Normalmente nos hacemos responsables de aquellas cosas, eventos o personas que sentimos que nos pertenecen, que forman parte de nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, nos hacemos cargo de nuestro perro, de pagar los impuestos de nuestra casa, de cuidar a nuestra pareja, de atender a nuestra familia, de cumplir con nuestras funciones mientras trabajamos y así muchas cosas más.

Todo aquello que no queramos para nuestra vida nos resultará una carga. No nos gustará responsabilizarnos de cuidar el medio ambiente si creemos que le corresponde a otro protegerlo y mantenerlo. Es por ello que muchas veces vemos papeles en el suelo o algo se nos cae y no lo levantamos para depositarlo en el cesto correspondiente.

Pero por algún motivo muy extraño no nos hacemos responsables de nuestra persona. Resulta muy curioso, porque deberíamos sentir que nos encontramos vinculados a nuestro cuerpo, nuestro corazón y nuestra mente.

El motivo que ha provocado esto es el alejamiento de nuestra Fuente Sagrada. Al distanciarnos de la verdad que reside dentro de nosotros y vivir mareados en nuestro ego, nuestra existencia cobra muy poco valor, es casi nulo. Sin embargo, lo más importante, aquello por lo que realmente debemos tomar conciencia y responsabilidad, es por nuestra vida. Si esto no está funcionando nada de lo que anteriormente nombramos tendrá sentido.

Es vital que le des a tu cuerpo una alimentación sana y equilibrada, que le ofrezcas una actividad física en donde pueda recargarse de energía, que limpies tu mente de toda toxicidad, que abras un diálogo interior con tu auténtico yo y que desarrolles en tu corazón las virtudes que te son innatas. Tú eres responsable de gestionar tu vida y tu cuerpo. A partir de ese punto de equilibrio podrás hacerte cargo de muchas otras cosas externas. Pero si tú no estás bien, si no te encuentras centrado en tu Ser nada de lo que hagas será beneficioso para ti ni para las personas que te rodean.


Un ejemplo de empoderamiento

A medida que tomamos más y más responsabilidades, nos hacemos más poderosos. Cuando sentimos que todo nos pertenece, y nos hacemos cargo, crece nuestro poder. Un claro ejemplo de esto es la vida de la Madre Teresa de Calcuta. Ella comenzó un día a ayudar a algunos niños pequeños; luego albergó a muchas personas más y así, a medida que transcurría el tiempo, tomaba más y más responsabilidad. Se hizo popular mundialmente. Es, probablemente, la mujer más conocida del mundo. Presidentes de todos los países la recibían. Pero no solo eso, sino que logró que todas las personas de esta Tierra, ya sean de una u otra religión, la adoraran, que la admiraran por su dulzura, voluntad y profundidad.


¿Quién es el responsable de tus emociones?

Tú. Solo tú eres el responsable, el protagonista. Tú eres el único dueño de tu vida. Nada ni nadie tiene poder sobre ti. Tú eres el que maneja tu mente, tu cuerpo y tu corazón. Nadie puede pensar ni sentir por ti.

Tus sentimientos y las emociones que nacen de ellos son de tu exclusiva responsabilidad. Veamos cómo esto es posible en un mundo donde te han explicado que si alguien te lastima es el culpable de haberte hecho sufrir y llorar.

Como dijimos existen dos partes que conforman nuestra vida. Podríamos decir que una es verdadera y la otra es falsa. Desde el corazón la vida se ve con ojos de sabiduría, pero desde la mente la visión es irreal, engañosa y confusa. Cuando alguien hace algo que no te gusta y eso te lleva a sentir angustia, tú puedes optar por comprenderlo, por aceptar que el sincrodestino está en pleno mando de sus funciones y elegir sentirte bien. Si tu prenda favorita se mancha, tú puedes elegir contrariarte o aceptarlo y decidir usar una diferente. Con acciones tan complejas como el engaño y la infidelidad por parte de otra persona tienes la misma posibilidad de optar, al igual que con la mancha. Puedes sentir odio y rechazo por quien te ha lastimado o preferir experimentar perdón y compasión.

En definitiva, si tú le das el control remoto de tus emociones a alguien más, siempre saldrás herido, pero si lo tienes tú, conectado a tu centro de luz, conectado a tu Fuente de Amor Infinita, la sabiduría, la quietud y el amor brotarán. Esta conexión te conducirá a un equilibrio maravilloso, a una estabilidad emocional perdurable que nada ni nadie podrá romper. Esto sería para mi algo muy cercano a la sabiduría de un Maestro. Si lo lográramos alcanzaríamos la plenitud total. Podríamos lidiar con el estrés, la enfermedad, la falta de dinero, la traición, el sufrimiento y la vejez.

La mayoría de los individuos que forman parte de la Tierra se sienten estresados y actúan en consecuencia. Por ello debemos hacernos fuertes, proceder desde nuestro poder interior y afrontar todo tipo de situaciones con calma y sosiego. Dejemos de perder nuestro valioso tiempo en culpar a los demás. No malgastemos energía.

Mira qué importante resulta hacernos cargo de nuestras emociones. La culpa sería una palabra que desaparecería de nuestro vocabulario, al igual que la impotencia, la envidia, la inseguridad, el odio, la desdicha y la intolerancia.

Todo está bien en nuestro mundo divino, perfecto, hermoso, brillante, entusiasta, calmo, armonioso y amoroso. Vive en ese mundo, en el que has creado para ti y emana hacia el resto tu vibración de armonía y dulzura.


El resultado de tus acciones

Analicemos ahora cuáles son los resultados que arrojan los diferentes comportamientos. Es decir, qué sucede cuando lo que hacemos es confrontar con aquel que nos ha traicionado y qué ocurre si en vez de discutir preferimos perdonarlo y continuar nuestro camino.

Estaremos de acuerdo en que en ambas situaciones gastaremos energía, pero la que se desperdiciará peleando será exagerada en comparación con la que regala perdón. Piensa unos minutos a cerca de todas las situaciones que tuviste que resolver tiempo atrás. Analiza detenidamente qué sucedió cuando te sentiste nervioso y lleno de ira. ¿Pudiste llegar a un buen acuerdo? ¿Te sentiste contento y tranquilo? Y las veces que optaste por no discutir y perdonar, ¿cómo resultó la experiencia? En ambos casos, ¿lograste cambiar lo ocurrido de acuerdo a tu reacción?, ¿lograste deshacer el mal, la traición? No, ¿verdad?

Independientemente de tu reacción no has podido modificar el pasado. Es por ello que te invito a reflexionar y a ver la vida con los ojos del amor. Que te cuides, que respetes y ames la vida que llevas dentro y le ofrezcas emociones elevadas. Porque está claro que nada ganarás evadiendo la responsabilidad que tienes sobre tu propia vida.

Tú te encuentras a cargo de tu vida y los demás de la suya. Muchas veces algo tan simple, resulta muy complejo de aceptar. Tan solo llévalo a la práctica.

Ahora bien, con esto no quiero decir que, ante un abuso o una traición, no manifiestes tus pensamientos. Muy por el contrario, debes empeñarte en hacerle notar a la otra persona que no ha actuado bien. Pero una vez que has expresado tu verdad debes marcharte feliz a casa y cerrar ese círculo. No hace falta que te revuelques en la ira, la impotencia y la desdicha. Siéntete feliz por haber marcado tu postura y déjalo ir. Porque el segundo que pasó ya forma parte del pasado y, en consecuencia, se ha desvanecido.


Reacción versus Acción

Sé responsable, no actúes como un niño que se enfada cuando le quitan su juguete y comienza a llorar. Lo sé, la vida no es fácil, pero tú eres adulto y puedes controlar tu mente y tus emociones.

Frente a una situación compleja o con tintes de agresividad siempre reaccionamos expresando las primeras palabras que se nos ocurren, y eso, en la mayoría de los casos, por no decir en todos, surge de nuestro ego enojado. Rápidamente comenzamos a decir una serie de cosas que nuestra mente dispara completamente desbocada y, casi siempre, sin ningún tipo de fundamento.

Nuestro ego pretende salir ganador, desautorizar a los demás y enojarse. Se siente cómodo y disfrutar de la ira y el agravio. Pero hay otra parte de nosotros que desea sentirse bien, estar en paz, disfrutar del amor y ofrecer alegría.

Es normal que así ocurra porque es lo que hemos aprendido desde muy jovencitos: a “estar en mente”, como me gusta decir. Defendemos lo nuestro, nos atacan y atacamos, ¿no es así? Pero eso no es hacerse valer. Nada más lejano. Si lo que deseas es respetarte, que te respeten y hacerte valer debes preguntarle a tu corazón, quien te mantiene con vida, qué es lo que le hace bien y qué quiere expresar.

Si en vez de reaccionar “en caliente”, como suelen decir, accionas desde tu Ser, toda la escena se verá trasfigurada. No solo tú, sino todos los jugadores que participen en la misma. Porque como tú hablarás de una forma diferente a la que los tienes acostumbrados, ellos reaccionarán de una forma distinta también.

Si accionas desde tu Ser tomando responsabilidad por tus emociones, queriéndote y pretendiendo para tu vida sentimientos buenos y sanos, estarás en el camino del amor, de la verdad. Lo más relevante es que te sentirás bien y satisfecho.

Quizás te preguntes como hacer para accionar en vez de enfadarte rápidamente. Bueno, debes respirar profundo una, dos, o tres veces y centrarte en tu corazón, en tu pecho, debes observar la escena desde afuera y brindarle a tu mente, cuerpo y alma una experiencia diferente, benevolente. Si lo que pretendes es no salir dañado, esa es la forma en la que debes actuar.

Una vez escuché que el hombre, el ser humano, no ha evolucionado realmente y quedé muy sorprendida. No ha evolucionado porque siempre reacciona igual ante las mismas situaciones, porque cuando algo malo sucede no ha aprendido a modificar su comportamiento. Por ejemplo si lo infaman, se enoja; si lo golpean, golpea; si algo no sale como esperaba se angustia y siente impotencia. Pero si aprendemos a ofrecer perdón cuando alguien nos ofende, a dar amor cuando alguien nos golpea o a comprender las leyes del sincrodestino y el karma cuando algo no sale como esperábamos, estaremos evolucionando y haciéndonos Uno con la Inteligencia Infinita que vive en nuestro interior.


Practicando la responsabilidad

Cuando alguien te lastime, cuando una persona te agravie o simplemente cuando una situación se haya ido de control optarás por accionar en vez de reaccionar. Te tomarás unos escasos segundos para observar el comportamiento de tu mente, para viajar a tu espacio de luz interior y te harás responsable de tus emociones. Pensarás: “Da completamente igual si esta persona me trata bien o mal, si esta situación es violenta o benevolente, yo soy el responsable de mi vida, de mi realidad y elijo sentirme bien. Me amo y me mantendré en la felicidad de mi corazón pase lo que pase”.

Después de varios días de llevar a cabo esta práctica te sentirás mucho más cómodo con ese pensamiento. Luego generarás un hábito y, de forma completamente natural, comenzarás a experimentar estabilidad emocional en tu vida y le darás la bienvenida para siempre.



Mi tesoro de valores. Tú tesoro.



Hace muchos años recopilé en un pequeño tesoro aquellas virtudes que sentía que me hacían especial y que me permitían vivir en mi corazón. Al practicarlas todos los días me alejaba un poquito más de mi mente, de mi ego. Supe que era un fabuloso camino para transitar la vida mundana siendo realmente feliz y lo publiqué en el libro Escucha tu corazón, salva tu vida.

Sin embargo, la obra Lo mejor de ti ha sido para mí un redescubrir, una revelación, ya que siempre he volcado mis valores hacia los demás, pero nunca hacia mí misma. Ha sido asombroso darme cuenta que es un estupendo instrumento de autoayuda y superación personal. Me siento emocionada por poder compartir contigo y con el mundo entero mi tesoro de valores, los valiosos dones divinos con los que hemos llegado a la Tierra.

Te animo a que formes el tuyo y lo hagas propio. Pon todas tus virtudes en un cofre y habla de ellas a diario. Ponlas en práctica sin perder la fe y verás cómo tu vida cambiará definitivamente. Tendrás otros ojos. Verás la vida desde un prisma que nunca antes habías concebido.

Cada vez que hables de tus fortalezas, que las desarrolles, que las sientas dentro de ti, algo se estará trasformando. Experimentarás sentimientos elevados y maravillosos que sanarán tu mente, tu corazón y tu cuerpo. Estarás ofreciéndole a tu vida el alimento que necesita a diario para que este viaje sea placentero y asombroso.

Haz el intento. Abre tu mente a un mundo paralelo. Aprecia cómo la vida es multidimensional. No reposes solo en tu ego. Baja algunos peldaños hacia tu corazón. Desde allí la vida es absolutamente conmovedora.


Luz


Si te ha gustado esta experiencia y deseas ampliar tu conocimiento y sabiduría,
te invito a que continúes con la lectura de Lo mejor de ti,
donde encontrarás más de catorce virtudes divinas.


Profesión


¿A qué te dedicas?
A amarme.
Y a eso me empeño
día, noche y tarde.
Y si Dios me lo permitiera
todos los sueños que me abaten,
las sonrisas en combate.


Bibliografía


Lo Mejor de ti. Luz Boscani. Autor-editor. España, 2016.

Profesión. Poemas para aprender a amarme. Gael Rodríguez. Autor-editor. España, 2016.



Conoce más sobre los autores


www.luzboscaniygaelrodriguez.com

BLOG: Un viaje a tu centro

Facebook: Luz Boscani y El Poeta Celestial


Luz Boscani, nacida en Buenos Aires, Argentina, conocida como La mujer del tesoro de valores por haber desarrollado sus virtudes desde pequeña, siempre se sintió movilizada por ayudar a las personas a superar las dificultades y alcanzar la felicidad. Licenciada en Marketing y con grandes éxitos en su trayectoria profesional, tras un profundo cambio renunció a todo y volcó sus objetivos al servicio y la ayuda desinteresada. Hoy dedica sus días a escribir textos de autoayuda espiritual, amor, superación personal y bienestar.

Obras como Quitando capas de la cebolla, Lo mejor de ti y 21 respuestas revelan cómo Luz es precursora en la implementación de métodos inusuales como herramientas de superación personal y autoayuda. Con un enfoque completamente nuevo conduce al lector a la sanación de su vida de una forma sencilla y enriquecedora. Muchas personas vieron sus vidas transformadas tras poner en práctica los métodos de autoconocimiento y conexión divina que Luz imparte.

Su visión de la vida, su pureza y dulzura conmueven a la persona más escéptica. Logra, a través de sus palabras, trasmitir sabiduría universal con claridad y una gran profundidad. 


Gael Rodríguez, conocido como El Poeta Celestial, nació en Madrid, España. Poeta místico y escritor. Tras casarse con el amor de su vida, Luz, se retiró junto a ella a la cima de una montaña, logrando la autorealización y la más profunda inspiración.

Gael Rodríguez es, probablemente, el poeta que más ha escrito sobre superación personal. Sus versos y ensayos crean una auténtica obra de autoayuda. Su misión es ofrecer a las personas un instrumento mediante el cual puedan conectar con su corazón, encontrar la paz y vivir en armonía y plenitud con la vida.

Efímero, Tu Yo Poderoso y su Colección poética de superación personal lo convierten en un referente contemporáneo del pensamiento transformacional.

Una mirada fresca, mística y desafiante que crea una nueva corriente poética.


Luz y Gael se han convertido en la pareja de escritores espirituales y humanitarios que conmueven corazones en todo el mundo, con sus más de 32 títulos publicados.

El notable crecimiento en el mercado electrónico de habla hispana ha superado todas las expectativas. Países como México, España, Colombia, Chile, Argentina y EEUU encabezan el ranking de los más vendidos.

En el año 2015 desplegaron sus alas para conquistar al público anglosajón con la publicación de seis de sus obras en inglés: Honey Heart, Ephemeral, Sri Sri. Poetry for Self-Improvement, 10 Steps to Create a True Relationship Forever, The Little Great Book of Love and 10 Foolproof Steps to Achieve Professional Success, The Little Great Book of Work and Thoughts to Reach Fullness. 301 Selection of Quotes.


Descubre a Luz Boscani

Escucha tu corazón, salva tu vida, Quitando capas de la cebolla, 10 Pasos para crear una relación verdadera y para siempre, El pequeño gran libro del amor, Come con conciencia y transforma tu vida en 15 pasos, 10 Pasos infalibles para alcanzar el éxito profesional, El pequeño gran libro del trabajo, Soluciones espirituales para tus problemas de pareja, 10 Pasos clave para sanar tu vida, El pequeño gran libro del bienestar, Pensamientos para alcanzar la plenitud. Selección de citas 301, Lo mejor de ti, 21 Respuestas, Ámate y 100 Verdades que aprendí de la vida y 10 poemas de amor.


Descubre a Gael Rodríguez

Sri Sri. Poesía para la superación personal, Corazón de miel. Poemas de amor, Efímero. Citas de un buscador, La rosa que te viste. Poemas de amor, Cómo escribir un poema de amor, Tu YO poderoso, Amor, Viento, Estrés, Devoción, Colección poética de superación personal, Identidad, Hubo un tiempo, 100 Verdades que aprendí de la vida y 10 poemas de amor y Evolución existencial.


Luz y Gael nos dicen: “Si perseveras en el camino hacia tu corazón y dedicas tiempo al estudio y cultivo de tu persona, potenciando tus virtudes, alcanzarás, sin duda, la verdadera felicidad”.


Actualmente, sus libros se encuentran disponibles en formato digital y en papel en las cadenas de distribución y librerías electrónicas más importantes del mundo.



Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-22 show above.)