Excerpt for Elijo ser verdaderamente feliz. Perdón, Colección de autoayuda Lo mejor de ti by , available in its entirety at Smashwords

Elijo ser verdaderamente feliz

-Perdón-

Colección de Autoayuda Lo mejor de ti


Luz Boscani


www.luzboscaniygaelrodriguez.com


Smashwords Edition

Copyright © 2016 por Luz Boscani

Derechos reservados.


Licencia de uso de la edición de Smashwords

La licencia de uso de este libro electrónico es para tu disfrute personal. Por lo tanto, no puedes revenderlo ni regalarlo a otras personas. Si deseas compartirlo, ten la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario. Si lo estás leyendo y no lo compraste ni te fue obsequiado para tu uso exclusivo, por favor dirígete a Smashwords.com y descarga tu propia copia. Gracias por respetar el arduo trabajo de la autora.


Primera edición publicada en 2016 por Luz Boscani.

Adaptación publicada en 2018 para Elijo ser verdaderamente feliz

Autor-editor.

Madrid, España.

Libro de edición española.

Diseño: Luz Boscani


Queda prohibida, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de sesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright.




ÍNDICE


INTRODUCCIÓN


Un viaje hacia tu YO auténtico

Tu jardín interior


PERDÓN


Perdónate

Perdona

No veas la mala intención detrás del error ajeno

Discriminar

Viajando hacia tus emociones verdaderas

Abandona el pasado

Practicando el perdón


Mi tesoro de valores. Tú tesoro

El pasado ya se fue


BIBLIOGRAFÍA

CONOCE MÁS SOBRE LOS AUTORES



A ti,

que buscas, incansablemente,

soluciones que te ayuden a ser feliz,

pero aún no has experimentado

la verdadera alegría.



Introducción


La felicidad vive en nosotros y en este noble libro descubriremos un bello camino para reencontrarnos con ella. La práctica de nuestras virtudes nos conducirá al éxito personal y espiritual. La verdad es simple. La vida es hermosa, sencilla y está cargada de milagros.

Te invito a sumergirte en los rincones más benevolentes de tu Ser, a recorrer los bellos senderos del corazón. Si lo haces, si perseveras en tu superación y en desarrollar tus fortalezas, tu vida cobrará sentido.

Siempre recuerda que:


Donde hay amor y sabiduría

no hay miedo ni ignorancia;

donde hay dulzura y sencillez

no hay maldad ni soberbia;

donde hay perdón y alegría

no hay rencor ni tristeza;

donde hay gratitud y paciencia

no hay queja ni sufrimiento;

donde hay solidaridad y respeto

no hay rigidez en el corazón”.


Elijo ser verdaderamente feliz forma parte de la Colección de autoayuda Lo mejor de ti. La selección especial de virtudes divinas que hoy tienes en tus manos se encuentra disponible de forma gratuita para poder acercar a nuestros lectores a un contenido genuino, positivo y cargado de una gran energía sanadora.

Vivir en el pasado te produce un gran estrés. Sentir rencor y venganza no te ayudarán a avanzar fresco y a mejorar tu calidad de vida. Tras la lectura de este escrito habrás aprendido a perdonar y a perdonarte, a abandonar el pasado y a experimentar un gran alivio. Al sentirte liviano podrás avanzar hacia tus metas de una forma suave y sencilla. Podrás contemplar el estado de "mente feliz" en el que te encuentras.


Un viaje hacia tu Yo auténtico


Estos años he recorrido muchos caminos. Algunos de ellos de sabiduría, de espiritualidad, de cómo lidiar con el ego y los comportamientos de la mente. He dedicado mis días al amor, que es nuestra propia naturaleza, al estudio de la conducta humana y a la superación personal. Sin embargo, siempre vienen a mí pensamientos como: “Las personas que no tienen creencias definidas, que no llevan a cabo ninguna práctica espiritual ni religiosa, ¿cómo pueden ser felices y vivir conectadas a su corazón?, ¿cómo logran quitar las capas que las aprisionan?”.

Comprendí que la realización del ser humano supone la práctica y el desarrollo de todos los valores que le han sido otorgados. Que los valores humanos son virtudes del alma con las que nacemos y que nos pueden ayudar a obtener la felicidad tan buscada.

Nadie habla sobre ellos y si, ocasionalmente, lo hacen supone algo muy aburrido. El enfoque que el mundo entero nos ofrece es netamente social y diplomático. Nunca nos contaron que su puesta en práctica es la clave del éxito y del crecimiento personal. No nos dijeron que gracias a convertirnos en bondad, por ejemplo, alcanzaremos la dicha tan buscada.

No hace falta ser espiritual, creer en Dios, en el Tao o en la Energía Creadora, tan solo basta con poner en práctica nuestras más elevadas virtudes, lo mejor de nosotros, y expandirlas día a día. He descubierto que a través de esta experiencia podremos desarticular mecanismos de nuestra mente que tanto daño nos hacen, eliminar pensamientos negativos y borrar cualquier tipo de emoción tóxica para rencontrarnos con nuestra Fuente Sagrada. Ella será la que nos otorgará la felicidad y el amor que anhelamos. La que marcará nuestros pasos en completa armonía, ya que su propia naturaleza es el amor, la dicha y la paz.

Pregúntate reiteradamente: "¿Quién soy?, ¿quién soy?, ¿quién soy?" Hazlo durante cinco minutos. Vendrá a ti la respuesta. Eres una Fuente Infinita de Amor.

Dentro de ti tienes un tesoro interior poseedor de una luz tan vasta e infinita, tan inagotable que nunca podrías asimilarlo con la mente. Es algo que escapa a tu intelecto. Es el mismo Poder Creador que hace crecer tus uñas y tu pelo, el que hace que todos tus órganos funcionen sin tu interferencia. Por ello si deseas ser feliz no debes ir tras nada externo, sino que debes profundizar y sumergirte en tu mundo interior.

Si no te amas jamás podrás amar a alguien más, si no te respetas tampoco será posible que respetes al resto. Medita algunos minutos sobre esta idea.

Optaremos por emprender un fascinante viaje hacia nuestro corazón, hacia nuestro verdadero yo proveedor de alegría, de prosperidad. Una vez que hayamos abrazado cada una de las virtudes que habitan en nosotros podremos alcanzar la plenitud total. Esa energía fluirá suavemente hacia el resto de personas que nos rodean generando así entornos maravillosos y soñados.

Esta verdad tan simple y, al mismo tiempo, tan conmovedora es el secreto para alcanzar la paz y la armonía en la Tierra y en cada una de las sociedades que la conforman.

Si lo llevamos a nivel personal, puedo afirmar que además de dicha otorga alivio, libertad, equilibrio y bienestar. Es el secreto oculto por años para eliminar el estrés de nuestras vidas.

Los valores humanos resultan ser valiosas herramientas que no sabe de religiones, de razas, de niveles socioeconómicos, de edades, de sexos ni de ningún otro parámetro social. Forman parte de la propia naturaleza del Ser y todos podemos disfrutar de ellas. Nadie queda afuera.

Las virtudes, de las que hablaremos en las próximas páginas, como he mencionado, tienen raíz en nuestro corazón y son el camino más rápido, fácil y reconfortante para sentirnos realizados. Si "estamos en corazón" estaremos conectados a nuestro Ser, a nuestra alma y sin saberlo podremos gozar de la espiritualidad en todo su esplendor. Nos beneficiaremos de las leyes que gobiernan el Universo y podremos contemplar un vendaval de milagros.

Así, pues, los valores son bellos y revolucionarios instrumentos que nos permitirán experimentar la paz interior y la espiritualidad en esta vida terrenal. Son, según mi visión, la manifestación, la materialización de la iluminación de nuestra alma en este cuerpo finito.

Descubriremos que cada valor nos permitirá deshacernos de emociones y pensamientos dañinos, otorgándonos así mayor libertad y bienestar. Nuestra vida se transformará en cuestión de segundos. Paralelamente, estaremos generando círculos de amor y atrayendo a nuestras vidas a personas con la misma vibración. Esto convertirá nuestras relaciones en placenteras, equilibradas y reconfortantes. El ámbito agresivo en el que nos movíamos cambiará para convertirse en un productor continuo de amor.

Te contaré una nueva y reveladora técnica que te ayudará a amarte por primera vez y a enamorarte de la vida. Es un estupendo y refrescante sendero si no tienes creencias religiosas o místicas.

Si deseas ser feliz y recibir amor debes caminar por esa vía. Nada conseguirás si lo que propicias es rencor, odio, tristeza, mentira, venganza, envidia, entre otras emociones autodestructivas. Si ofreces enojo, recibirás ira, pero si regalas dulzura, obtendrás amor verdadero.

Probablemente, pienses que es muy complejo llevar a la práctica tantos atributos con lo entristecida, violenta y enferma que se encuentra la sociedad hoy en día. Quizás al principio te resulte extraño comportarte de una manera diferente a la aprendida y hasta puede que sientas que no eres capaz de hacer aflorar en ti tan bellos sentimientos, pero debes creerme en algo: una vez que hayas experimentado los beneficios de hacerlo no querrás volver al estado anterior y te preguntarás: “¿Por qué perdí tantos años posándome en emociones de baja vibración? ¿Por qué he desperdiciado mi vida?”.

Al cabo de unos días podremos experimentar el “no esfuerzo”. ¡Sí!, todo será liviano. Nos sentiremos como una hoja al viento que vuela con total armonía y confianza. Esto es debido a que, en el fondo, todos somos humanos. Es como pedirle al fuego que dé calor o al agua que humedezca cada cosa que toca. Es, simplemente, cumplir con nuestro dharma, nuestra propia naturaleza.

Ser tú en todo tu esplendor te hará inmensamente feliz. Aferrarte a las virtudes divinas que te han sido otorgadas te llevará, indefectiblemente, a la paz interior. Has llegado a esta vida a brindar amor. Todos los seres humanos hemos sido creados para traer el cielo a la Tierra.

Comenzará a ser una carga y una gran pérdida de energía mentir, ser cruel, indiferente, pesimista, inseguro o cualquier otro comportamiento pasado.

Cierra tus ojos unos segundos y reflexiona: ¿Cómo se siente una persona que camina por la vida llena de bondad?, ¿qué emociones experimenta aquel que solo carga con rencor y avaricia? La respuesta es muy simple.

Nosotros queremos convertirnos en amor y bondad para gozar de un estupendo estado de salud y un gran bienestar. No queremos pasar por esta vida cargados de enfermedades y estrés, ¿no es así?

Si has tenido la oportunidad de leer el libro Escucha tu corazón, salva tu vida, sabrás que he basado mi vida en la práctica de las virtudes más elevadas y solo puedo sentir agradecimiento. En dicha obra, hago mención a cada una de las bondades que conforman mi Tesoro de Valores, pero no tenía la profundidad y sabiduría que hoy me hacen redescubrirlos de una forma más elevada.

El enfoque es completamente diferente, no está orientado hacia los demás, sino hacia uno mismo. He recopilado las cualidades que considero más importantes para hacer de este libro una lectura dulce, placentera y fluida.

Recomiendo vigorosamente a todo el mundo vivir esta experiencia.

Lamentablemente, la felicidad no podemos adquirirla en las librerías. Leer no nos hará más felices, debemos llevar lo aprendido a la práctica. Es fundamental experimentar y vivenciar cada conocimiento que adquirimos. Un libro puede ser una extraordinaria guía, pero solo descubriremos el placer y la dicha cuando llevemos a cabo las prácticas recomendadas.

Puedo intentar describir con palabras lo que siento dentro de mí cuando ayudo a alguien, pero de nada sirve que lo visualices y quieras reproducir esta experiencia en tu mente. Debes hacerlo tú mismo, debes ayudar para poder sentir el gozo en lo profundo de tu corazón. Del mismo modo, que la palabra ayudar no significa lo mismo que la ayuda, leerlo no es lo mismo que vivirlo.

Toda nuestra vida escuchamos historias y aventuras de otras personas y eso es algo fabuloso, pero más lo es cuando lo experimentamos nosotros mismos, ¿verdad?

Arriesga, cambia tu forma de vivir la vida y ten perseverancia. Los resultados son asombrosos y realmente funciona. Nada puede salir mal cuando lo que hay en el fondo es la pura verdad, la belleza del Ser. Caminarás por las más sublimes emociones hacia la verdad humana, hacia el corazón latente que hay en ti.

Te encuentras a una sola decisión de cambiar tu vida para siempre. Hazlo por ti. Solo tú tienes el poder de elegir cómo deseas vivir, qué experiencias quieres tener y qué emociones sentir. La vida es, lamentablemente, efímera. Puedes caminar por ella anestesiado o puedes abrir tu corazón a los más maravillosos milagros para experimentar emociones que te acompañarán cuando esta corta historia haya acabado.

Abraza a tu corazón y mira al amor de frente. No desperdicies el tiempo observando la vida con ojos que no te pertenecen.

Te invita a que emprendas hoy un apasionante viaje a tu Yo auténtico.


Luz



Tu jardín interior


Me gustaría hacer una referencia gráfica, un paralelismo entre nuestra mente y una huerta de campo para que asimiles mucho mejor la sabiduría que deseo trasmitirte.

La huerta lleva mucho trabajo y tiempo si lo que deseamos es que crezcan maravillosos vegetales, hortalizas y frutas. Las semillas para poder crecer necesitan del agua, de la energía del sol y de los nutrientes de la tierra. Nuestra tarea es procurar que la tierra tenga los nutrientes necesarios, plantar cuidadosamente los granos para que todos germinen y evitar distancias cercanas entre ciertos tipos de cultivos para que no se roben unos a otros los sustentos. Es imprescindible que usemos trampas y pesticidas naturales para evitar que las babosas, los topos y cualquier insecto o animal que habita en el campo dañen la plantación.

Debemos tener mucha paciencia, porque la semilla no se convertirá en patata, por mencionar un tipo de hortaliza, de un día para el otro. El clima debe ser favorable, pero también debemos estar preparados para aquellos días en que las inclemencias del tiempo azoten nuestra huerta y la destruyan. Por otro lado, es un trabajo vital quitar las malezas para que nuestra plantación no enferme y pueda crecer con normalidad.

Debemos perseverar y aprender. Cuanto más aprendamos, mejores resultados tendremos. La contemplación es muy importante, ya que al observar con detenimiento podremos detectar comportamientos que nos ayuden a mejorar la plantación. Y por último, el amor y desempeño con que cuidemos de ella será fundamental para que cada semilla que cultivemos se desarrolle en todo su esplendor y a su máximo potencial.

Con nuestro ego, nuestra mente, ocurre igual que con la huerta. Debemos eliminar todos aquellos pensamientos que nos perjudican, las pautas mentales que nos producen malestar y emociones nocivas. Debemos plantar las semillas que nos permitirán experimentar bienestar y crecer fuertes como, por ejemplo, el perdón, la fe, la empatía, la solidaridad, entre muchas otras más. Es fundamental que enfoquemos nuestra mente en nuestras virtudes si esto es lo que deseamos que florezca, ya que si lo que hacemos es posarnos en nuestros defectos y sentimientos negativos eso será lo que prosperará y transformará nuestras vidas en un viaje muy desdichado. Del mismo modo, debemos tomar conciencia de la importancia de alimentarnos sanamente ofreciéndole a nuestro cuerpo las vitaminas, minerales y nutrientes esenciales. Todos los seres humanos necesitamos del agua, del oxígeno y de la energía del sol. Pero también, será vital para nuestra salud que tomemos distancia de todas aquellas personas tóxicas, que solo nos llevan a niveles de energía muy bajos.

El tiempo trae inclemencias y el destino también, con lo cual, es imprescindible que estemos preparados para afrontar todo lo que llegue a nosotros. La sabiduría y el conocimiento universal son las mejores herramientas a la hora de hacernos fuertes y sentirnos preparados para cualquier suceso. Si continuamos el paralelismo, al igual que con la huerta, la contemplación y la observación de nuestra persona nos conducirán a un estadio mejor, porque podremos modificar todo aquello que nos produce malestar para cambiarlo por experiencias positivas. Por último, el amor. Si deseas sentirte saludable, entusiasmado, feliz y agradecido, el amor con el que te trates debe ser para ti el objetivo primordial.

Como conclusión, me gustaría insistir en que aquello en lo que te enfoques crecerá. Procura que la maleza no se propague. Desea para tu vida perdón y enfócate en ello, así el perdón formará parte de tu vida. Planta semillas de amor para que esta sea tu cosecha principal. Enfoca tu mente en tus bondades y transforma tu vida. Tú eres el alquimista.


Avanza sin importar las veces que caigas. Cambia tu vida hoy. No vivas como si fueras inmortal.

Pon en práctica tus dones y alcanza la felicidad total. Disfruta de los más elevados sentimientos. Los que te brinda tu Ser radiante e infinito.



Perdónate

Sí, perdónate. Nunca lo haces. Siempre te cuestionas, te criticas, de sientes culpable, inseguro, desdichado. Tienes la sensación de que algo no anda bien en ti. Los errores que has cometido son, meramente, producto de la Divinidad. Simplemente ocurren. Nada tienen que ver con tus virtudes, nada tienen que ver con tus defectos.

Para poder emprender el camino hacia un perdón verdadero es importante que hagamos, previamente, una salvedad. Un error es algo que acontece cuando, sin ninguna intención, se ha producido un daño, ya sea en un objeto o hacia una persona. Pero muy distinto es cometer un acto intencional, es decir, con expectativas ocultas de perjudicar a otro para salir favorecido. Cuando algo supuestamente malo ocurre debemos observar la escena y notar si se llevó a cabo con intenciones solapadas o sin ninguna pretensión.

Si, por algún motivo, actúas con intención de lastimar a alguien, imperiosamente debes meditar, reflexionar al respecto y modificar ese comportamiento que lo único que está logrando es llevarte a la deriva.

Abriga el perdón en tu corazón. La culpa y el remordimiento no te conducirán a la felicidad. Debes comprender que todo lo que ha sucedido escapa a ti, no eres el hacedor. La aceptación de que el Poder que te ha creado está conduciendo tu vida te llevará a una gran libertad y te ofrecerá consuelo. Dite: “Dejaré de sentirme culpable porque hice lo mejor que pude con lo que me tocó vivir en ese momento”. Lo que llega a tu vida forma parte de tu relación kármica con el Universo. Se encuentra íntimamente relacionado con las personas y personajes que han formado parte de tu vida y las que hoy mismo forman parte de tu entorno. Todo te pertenece. Solo debes comprender que la Divinidad te brinda las experiencias que necesitas para poder cumplir tu destino, que todo lo hace perfecto y guiada por un sentido maravilloso. Nada es ilógico en esta vida, nada es casual. Recíbelo. Siéntete agradecido y no te culpes por lo que has tenido que atravesar.

Debemos aprender a mirar detrás de la mirada. Resulta muy reconfortante cuando notamos que detrás de cada hecho hay un sentido asombroso y beneficioso para nosotros y para todas las personas que han estado involucradas. Hasta incluso para aquellas que no han estado presentes. Observemos la vida con un mayor grado de conciencia para que esta se transforme en un dulce instrumento que nos conduzca a nuestros sueños.

El perdón es un eslabón más de tu trabajo personal para poder expandirte y superarte. Para madurar y crecer debes potenciar tus virtudes, debes amarte, perdonarte. Avanza hacia tu perdón verdadero dejando ir todos los sucesos que te han dejado paralizado en un tiempo y espacio que ya no forma parte de ti, que no te deja vivir el “aquí y ahora”.


Perdona

Un perdón que va más allá de la mente, aquel que no tiene rencores ni sed de venganza, el que no sabe de recuerdos tristes o de emociones tóxicas. Recuerdo una frase de León Tolstoi que decía: “Solo hay una manera de poner término al mal, y es devolver bien por mal”.

Normalmente solemos perdonar con nuestro ego herido. Está íntimamente asociado a un perdón mundano y aprendido. No nos han enseñado a perdonar con pureza, a aceptar con amor en el corazón lo que la vida nos envía.

Si te amas, si has desarrollado una relación dulce entre tú y tu niño interior sabrás que debes perdonar. Que sigas sintiendo resentimiento por alguien implica que no te has amado aún. Si no perdonas eres tú el que sale perdiendo. Alimentas una emoción que te resulta familiar, desde hace mucho tiempo, y no te sirve, te desgasta y te quiebra por dentro. Deja de aferrarte a la ira por lo que te han hecho y opta por transformar esa energía en algo más beneficioso, como el perdón. Solo tú puedes elegir cómo sentirte. El individuo que te ha lastimado no es el culpable de que te sientas mal, solo tú eres responsable de tus emociones.

No existen el error ni el rencor cuando le das la mano a tu corazón, porque no hay rencor en el corazón, solo hay luz. Cuando te sientes feliz todo te parece maravilloso, ¿no es así? y ves lo que llega a tu vida como una aventura. Por el contrario, cuando te encuentras enojado todo te resulta odioso. En conclusión, no es un problema del otro, de algo externo a ti, es un problema de cómo te sientes y cómo eliges tomarte las cosas, de cuánta luz y comprensión tienes, de cuánta sabiduría y conciencia te inunda.

Si no logras abrazar la idea de que eres el único responsable de tus emociones te ayudará meditar sobre este pensamiento: “Para disolver los muros de rencor que te tienen prisionero debes comprender de dónde viene la otra persona. Todos somos Seres de luz, todos somos amor. Solo nos separa una gran capa de estrés. No existen personas buenas o malas, solo existen personas que se encuentran en diferentes niveles de sabiduría. Personas que viven más cerca de su ego que de su corazón y actúan en consecuencia. Pero no debes dejar que eso te avasalle, debes asimilarlo con sabiduría y avanzar fresco hacia tu meta”.


No veas la mala intención detrás del error ajeno

Los errores surgen sin querer. Una persona te hizo algo y lo hizo sin la finalidad de herirte. Simplemente ocurrió. No te enfoques en la mala intención. Hazlo por ti. No alimentes el pensamiento de mala intención, porque a la mente le encanta hacerlo. Es el ticket que compras para entrar en la autopista que te lleva a las emociones tóxicas. No compres ese ticket. Adquiere el que te llevará por una carretera desde la que puedas observar la infinidad del amor, porque si no, irás directo a donde te quiera llevar tu ego, hacia esa toxicidad. Date cuenta de eso. Nota cómo pensar mal del otro te está quemando por dentro, te enferma. Ni siquiera debes preguntarte: “¿Lo habrá hecho a propósito o sin querer?". En definitiva, jamás sabrás la respuesta. Si alguien actuó con el objetivo de lastimarte nunca lo reconocerá y si te explica que fue sin querer, tu mente atacará con mil y una formas de desautorizarlo. Lo mejor es que optes por creerle. Por ti, no por el otro.

Te pasas la vida criticando a los demás por sus errores y cuando tú cometes uno esperas que te perdonen. Por ese principio básico de que te gustaría que te perdonen tú también tienes que perdonar. En verdad, sería lindo que fuera automático. Cuando recibes odio y das amor ni siquiera te paras a pensar si la otra persona lo ha hecho adrede o no. El perdón es inconsciente, pasa todo por tu corazón. No dejas interferir a la mente. Cuando hay perdón verdadero en tu corazón es porque has llegado a un punto muy hermoso. Estás conectado a tu Fuente y la estás expandiendo. Estás allí y te estás dejando llevar por ella.


Discriminar

Solemos decir: “Esta persona es mala, pero aquella otra es buena. La que me parece buena la perdono, pero la que considero mala no, porque es malvada”. Este tipo de discriminación a la hora de disculpar a alguien te está llevando a la inmadurez y a un gran desgaste de energía vital. También, gracias a ello, has iniciado un viaje por el camino pantanoso de tu ego herido, que disfruta viéndote triste y desolado.

Si eres objetivo y ves las cosas desde una conciencia mayor sabrás que eres ignorante y que solamente estás sacando a flote las cosas que no te gustan de ti. Haré un paréntesis para mencionar que el otro no es más que un reflejo de nuestra persona y que debemos prestar atención a todo aquello que no nos gusta de los demás porque es, justamente, lo que tampoco nos seduce de nosotros mismos. Reflexionemos.

Continuando con la discriminación, estás creando una realidad parcial que si cambias por otra deja de existir. Entonces, ¿cuál es la verdadera realidad? La que construyes en tu mente. ¿Qué es lo que te hace bien a ti? Seguramente prefieres el amor ante el odio, seguramente prefieres todo aquello que te eleva a un plano de conciencia superior. Crea la realidad que te hace bien a ti. Esa es la verdad. En el mundo cuántico de las posibilidades, crea una ventana desde la que puedas ver la vida con los ojos de tu Fuente. Conéctate. Vivirás una realidad que te proporcionará mucho bienestar y armonía.

Eliges mal cuando optas por crear un escenario que te perjudica. Te resta mucha energía no perdonar a alguien. No te deja llevar a cabo tus actividades con normalidad porque estás enfocado en lo negativo. Yo te digo que si pensaras que tu enemigo no lo es como tal y que es una gran persona llena de amor, pero distanciada de su corazón, la relación cambiaría. Si partes del amor ofreciéndole tus mejores dones, lograrás que la otra persona reaccione diferente. Así ambos estarán creando un circuito virtuoso. Sé inteligente y convierte a tus enemigos en amigos. Transforma una relación de odio en una de compasión y dulzura.


Viajando hacia tus emociones verdaderas

Conviértete en un alquimista. Trasmuta tus emociones más bajas en aquellas que realmente te harán próspero. Próspero en todos los sentidos: en amor, en tiempo, en bondad, en alegría, en quietud y paz interior. Es una invitación a la abundancia en tu vida.

No tienes que hacer un arduo trabajo. La realidad es que para cambiar una por otra debes bajar de tu mente a tu corazón. En esta tabla verás cómo hay agitaciones nacidas en tu ego y sentimientos nobles que florecen en tu alma. Solo debes emprender el viaje, no debes hacer un esfuerzo porque ya están ahí, viven cada una en su espacio de mentira o de verdad.

El ego versus el corazón

Venganza o solidaridad.

Rencor o comprensión.

Ira o templanza.

Odio o compasión.

Culpa o perdón.

Violencia o amor.

Intolerancia o respeto.

Impotencia o aceptación.

Equivocación o intuición.

Pregunta o asombro.

Casualidad o causalidad.

Ignorancia o sabiduría.


Abandona el pasado

Sí, lo sé. Sé que desde pequeño has pasado por muchas situaciones difíciles que te han puesto de rodillas. Sé que has tenido que sufrir mucho, que quizás te hayan maltratado, humillado, quizás te hayan dejado de lado o no te hayan amado, pero no estás solo. Tu vida está contigo. Nota cómo todo eso ha sucedido por un motivo maravilloso que ahora no puedes ver, pero que comprendes te ha llevado a donde te encuentras ahora. Te ha construido, te ha fortalecido. Advierte cómo cuando te centras en tu pecho, en la dulzura de tu corazón, ese amor infinito baña todo tu cuerpo y borra todos esos recuerdos. El amor puro que vive en ti borra los rencores, las ofensas, las malas intenciones.

No pierdas las maravillosas chispas de Divinidad que componen el presente gracias a revivir el pasado. Suelta esa mochila que llevas colgada en tu espalda y que no te deja avanzar con suavidad y amor. Hazlo por ti, no por los demás, por ti, porque tu vida es muy valiosa y debes cuidarla.

Si ves los ojos con la vida del pasado no podrás ver con claridad. Ahora mismo contemplas la vida a través de unas gafas viejas, sucias, y sin sentido. Toda la realidad se distorsiona a través de esos cristales. Eres tú, solo tú el que puede limpiarlos para que la verdad florezca, para que puedas ver la belleza que rodea todo lo que existe en la Tierra. Medita sobre la cantidad de horas que desperdicias pensando en recuerdos, en imágenes que vienen a ti, una y otra vez, con la única intención de hundirte. Insisto en que gastas una gran cantidad de energía en esas nostalgias; desperdicias vida. Estás perdiendo segundos de vida cada vez que viajas hacia atrás. El estrés se apoderará de ti rápidamente cada vez que abres el baúl de los recuerdos y te recreas en él.

Te propongo que envuelvas el pasado en la perfección del amor y lo dejes ir. Abandona la idea de que reviviéndolo continuamente podrás sanar tus heridas. Abandona, del mismo modo, el deseo de que cambie. Este no cambiará, sencillamente, porque ya no existe, se ha diluido, solo vive en tu mente.

Libera a todas las personas que te han hecho algún daño, con o sin intención, libéralas “aquí y ahora” y libérate. Has construido tu propia cárcel, pero desde tu verdadero yo puedes romper esos barrotes y salir a la vida. Envíale mucho amor y paz a cada individuo que ya no quieres que forme parte de tu vida y avanza sin temor. Cierra círculos, finaliza etapas. Nuevas y sanas aventuras te están esperando.


Practicando el perdón

Todos hemos vivido situaciones en las que nos hemos sentido culpables, ya sea por acción u omisión. Hemos experimentado el amargo sabor de la angustia generada por haber lastimado a otro y también las consecuencias de haber albergado en nuestro interior, tanto en nuestra mente como en nuestro corazón, una emoción que no nos hace bien.

Por suerte los seres humanos podemos elegir cómo sentirnos. Tenemos la increíble oportunidad de optar por seguir sintiendo culpa o transformar ese dolor en comprensión y perdón.

Hoy mismo debes decretar para ti que dejarás de maltratarte. Optarás por perdonarte, para que la savia dulce del perdón recorra todo tu cuerpo y recomponga el circuito maravilloso que se ha roto debido a la angustia y a la toxicidad generada por sentimientos bajos.

Tú eres un Ser Divino absolutamente conmovedor, tienes dentro una vida infinita, un niño que desea que lo perdones. Has hecho lo mejor que podías con lo que te ha sucedido y existen miles de leyes que gobiernan el Universo y que tú no puedes controlar. Al asimilar este conocimiento te resultará más fácil tratarte bien, ser comprensivo y perdonarte. Porque, como mencionamos, puedes elegir seguir sintiéndote culpable toda la vida o comenzar a vivir liberado de esa jaula que tú mismo construiste.

Pon en práctica el perdón para sentirte liviano y poder continuar tu camino. Si has logrado amarte sabes que no aspiras a que tu vida se contamine con ideas que no vibran en tu corazón, con sentimientos que no le pertenecen a tu alma. Suelta, suelta todos los errores, los prejuicios, los malos entendidos, los rencores, las venganzas, libera a todas aquellas personas que te han hecho algún daño y déjalas ir. Abandona todo lo que te está teniendo prisionero y te impide sentir verdadera alegría.

Dite: “Me perdono porque me amo y solo deseo cosas buenas para mí”.

Dile: “Te perdono porque has hecho lo mejor que has podido mientras transitas tu destino. Sé que tú, al igual que yo, no somos el hacedor”.

Estas sabias y dulces palabras se impregnarán en tu corazón y cuando te mires al espejo notarás cómo tus ojos brillan un poquito más, cómo el gesto de tu cara ya no está fruncido y cómo la sonrisa del alivio aflora en ti.


Mi tesoro de valores. Tú tesoro.



Hace muchos años recopilé en un pequeño tesoro aquellas virtudes que sentía que me hacían especial y que me permitían vivir en mi corazón. Al practicarlas todos los días me alejaba un poquito más de mi mente, de mi ego. Supe que era un fabuloso camino para transitar la vida mundana siendo realmente feliz y lo publiqué en el libro Escucha tu corazón, salva tu vida.

Sin embargo, la obra Lo mejor de ti ha sido para mí un redescubrir, una revelación, ya que siempre he volcado mis valores hacia los demás, pero nunca hacia mí misma. Ha sido asombroso darme cuenta que es un estupendo instrumento de autoayuda y superación personal. Me siento emocionada por poder compartir contigo y con el mundo entero mi tesoro de valores, los valiosos dones divinos con los que hemos llegado a la Tierra.

Te animo a que formes el tuyo y lo hagas propio. Pon todas tus virtudes en un cofre y habla de ellas a diario. Ponlas en práctica sin perder la fe y verás cómo tu vida cambiará definitivamente. Tendrás otros ojos. Verás la vida desde un prisma que nunca antes habías concebido.

Cada vez que hables de tus fortalezas, que las desarrolles, que las sientas dentro de ti, algo se estará trasformando. Experimentarás sentimientos elevados y maravillosos que sanarán tu mente, tu corazón y tu cuerpo. Estarás ofreciéndole a tu vida el alimento que necesita a diario para que este viaje sea placentero y asombroso.

Haz el intento. Abre tu mente a un mundo paralelo. Aprecia cómo la vida es multidimensional. No reposes solo en tu ego. Baja algunos peldaños hacia tu corazón. Desde allí la vida es absolutamente conmovedora.


Luz


Si te ha gustado esta experiencia y deseas ampliar tu conocimiento y sabiduría,
te invito a que continúes con la lectura de Lo mejor de ti,
donde encontrarás más de catorce virtudes divinas.

El pasado ya se fue


El pasado ya se fue,
ya forma parte
de otros mundos,
o quizás de ninguno,
fragmentado en mil recuerdos
desacertados, inoportunos.

El pasado ya se marcha,
se está marchando,
como la vida,
como las piedras horadadas
por las manos de un viento artesano,
arrancando trocito a trocito,
pedazo a pedazo,
este sueño elaborado,
que se acaba, que se termina,
que se hace uno con su amo.

El pasado se marcha
y con él nos marchamos,
despedida a despedida,
lejanía a lejanía,
como los árboles
en otoño dejando caer
sus hojitas, hasta que nos
quedamos secos, vacíos,
desamparados.


Bibliografía


Lo mejor de ti. Luz Boscani. Autor-editor. España, 2016.

El pasado ya se fue. Poemas para aprender a amarme. Gael Rodríguez. Autor-editor. España, 2016.



Conoce más sobre los autores


www.luzboscaniygaelrodriguez.com

BLOG: Un viaje a tu centro

Facebook: Luz Boscani y El Poeta Celestial


Luz Boscani, nacida en Buenos Aires, Argentina, conocida como La mujer del tesoro de valores por haber desarrollado sus virtudes desde pequeña, siempre se sintió movilizada por ayudar a las personas a superar las dificultades y alcanzar la felicidad. Licenciada en Marketing y con grandes éxitos en su trayectoria profesional, tras un profundo cambio renunció a todo y volcó sus objetivos al servicio y la ayuda desinteresada. Hoy dedica sus días a escribir textos de autoayuda espiritual, amor, superación personal y bienestar.

Obras como Quitando capas de la cebolla, Lo mejor de ti y 21 respuestas revelan cómo Luz es precursora en la implementación de métodos inusuales como herramientas de superación personal y autoayuda. Con un enfoque completamente nuevo conduce al lector a la sanación de su vida de una forma sencilla y enriquecedora. Muchas personas vieron sus vidas transformadas tras poner en práctica los métodos de autoconocimiento y conexión divina que Luz imparte.

Su visión de la vida, su pureza y dulzura conmueven a la persona más escéptica. Logra, a través de sus palabras, trasmitir sabiduría universal con claridad y una gran profundidad. 


Gael Rodríguez, conocido como El Poeta Celestial, nació en Madrid, España. Poeta místico y escritor. Tras casarse con el amor de su vida, Luz, se retiró junto a ella a la cima de una montaña, logrando la autorealización y la más profunda inspiración.

Gael Rodríguez es, probablemente, el poeta que más ha escrito sobre superación personal. Sus versos y ensayos crean una auténtica obra de autoayuda. Su misión es ofrecer a las personas un instrumento mediante el cual puedan conectar con su corazón, encontrar la paz y vivir en armonía y plenitud con la vida.

Efímero, Tu Yo Poderoso y su Colección poética de superación personal lo convierten en un referente contemporáneo del pensamiento transformacional.

Una mirada fresca, mística y desafiante que crea una nueva corriente poética.


Luz y Gael se han convertido en la pareja de escritores espirituales y humanitarios que conmueven corazones en todo el mundo, con sus más de 32 títulos publicados.

El notable crecimiento en el mercado electrónico de habla hispana ha superado todas las expectativas. Países como México, España, Colombia, Chile, Argentina y EEUU encabezan el ranking de los más vendidos.

En el año 2015 desplegaron sus alas para conquistar al público anglosajón con la publicación de seis de sus obras en inglés: Honey Heart, Ephemeral, Sri Sri. Poetry for Self-Improvement, 10 Steps to Create a True Relationship Forever, The Little Great Book of Love and 10 Foolproof Steps to Achieve Professional Success, The Little Great Book of Work and Thoughts to Reach Fullness. 301 Selection of Quotes.


Descubre a Luz Boscani

Escucha tu corazón, salva tu vida, Quitando capas de la cebolla, 10 Pasos para crear una relación verdadera y para siempre, El pequeño gran libro del amor, Come con conciencia y transforma tu vida en 15 pasos, 10 Pasos infalibles para alcanzar el éxito profesional, El pequeño gran libro del trabajo, Soluciones espirituales para tus problemas de pareja, 10 Pasos clave para sanar tu vida, El pequeño gran libro del bienestar, Pensamientos para alcanzar la plenitud. Selección de citas 301, Lo mejor de ti, 21 Respuestas, Ámate y 100 Verdades que aprendí de la vida y 10 poemas de amor.


Descubre a Gael Rodríguez

Sri Sri. Poesía para la superación personal, Corazón de miel. Poemas de amor, Efímero. Citas de un buscador, La rosa que te viste. Poemas de amor, Cómo escribir un poema de amor, Tu YO poderoso, Amor, Viento, Estrés, Devoción, Colección poética de superación personal, Identidad, Hubo un tiempo, 100 Verdades que aprendí de la vida y 10 poemas de amor y Evolución existencial.


Luz y Gael nos dicen: “Si perseveras en el camino hacia tu corazón y dedicas tiempo al estudio y cultivo de tu persona, potenciando tus virtudes, alcanzarás, sin duda, la verdadera felicidad”.


Actualmente, sus libros se encuentran disponibles en formato digital y en papel en las cadenas de distribución y librerías electrónicas más importantes del mundo.



Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-24 show above.)