Excerpt for Historias del Agua 2017 by , available in its entirety at Smashwords

Historias del Agua 2017

Enrique Castellanos Rodrigo

ISBN: 9781370049264



Información sobre Derechos de Autor

Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna ni por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia sin permiso previo del autor. Queda rigurosamente prohibida la distribución de ejemplares de esta obra mediante alquiler o préstamo público. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (Art. 270 y siguientes del Código Penal).

Los artículos contenidos en dicha obra han sido publicados por iagua.es y aticultura.es bajo autorización expresa de su Autor.



Prólogo

La siguiente obra es una recopilación de los principales artículos publicados por el Autor en su labor de Blogger Freelance en los dos siguientes medios de comunicación: iagua.es y aticultura.es

En un inicio, los artículos estaban orientados principalmente a los profesionales del sector del agua. Sin embargo, el Autor poco a poco fue observando que el tema del agua es una preocupación universal por lo que comenzó a escribir sus artículos dirigiéndolos al público en general. Esto hizo que les confiriese un carácter lúdico e informativo. Por todo ello, el Autor estima que su contenido es, en realidad, de carácter general y que resultará interesante para cualquier lector.

La recopilación de dichos artículos se realizará anualmente partiendo desde el año 2016. Hacer un compendio de todos ellos en una sola obra, facilitará su lectura. Para el lector preocupado por el uso sostenible y responsable del agua así como por los problemas medioambientales y ecológicos relacionados con este elemento vital, significará una guía para ampliar sus conocimientos en este campo.

Presentamos, por tanto, en este segundo volumen, los artículos principales publicados en el año 2017 en los dos medios de comunicación referenciados más arriba.



Índice

Prólogo

El agua que se gasta al fabricar las cosas

¿Es sostenible el gasto de agua en los parques temáticos de ocio?

¿Y todavía nos preguntamos si existe o no el cambio climático?

¿Es el hablar en público una aptitud necesaria para el desarrollo profesional?

El Agua deja paso a la Gravedad

Proyecto Castor y sus consecuencias: Almacén de gas bajo el agua

El Ciclo Terrestre del Agua

El agua siempre está presente en los libros

¿Qué es un Maestro del Agua?

Aldeas de la Biosfera, ¿un futuro posible?

Se acerca el Efecto Föhn

Las abejas, las grandes aliadas del agua

La insoportable levedad del agua

Las Libélulas, las grandes Amantes del Agua

Presa Humana: Principio y final en el agua

No sólo el cambio climático provoca sequías; también lo hace el hombre

África, donde el agua se vuelve magia

Smart Water: "Si no preguntamos permanecemos ignorantes para siempre" (Proverbio Chino)

Diseñados para vivir en el agua

Cómo aprender a Hablar en Público en el Sector del Agua

El Agua es un devorador de hombres

El Pulpo nos está mandando un mensaje de SOS

Otros Títulos del Autor

Datos del Autor



El agua que se gasta al fabricar las cosas

Los datos de consumo del agua al fabricar las cosas son escalofriantes:

Un microchip de un dispositivo electrónico (tablet, smartphone, computadora etc...): 130 litros.

Añado a continuación un listado que se define de la siguiente manera: Producción de cosas que consumimos = litros de agua consumida en su producción.

1 kilo de carne = 10.000 litros*.

1 vaso de leche = 200 litros.

1/2 kilo de pollo = 2.000 litros

1/2 kilo de pasta = 500 litros

1 litro de cerveza = 300 litros

1 litro de vino = 900 litros

1 litro de agua embotellada = 3 litros de agua

1 traje de caballero = 5.500 litros

1 par de zapatillas de deporte = 4.400 litros

1 pantalón vaquero = 3.000 litros

1 media de mujer = 1/2 litro

1 huevo de gallina = 450 litros

1 automóvil = 148.000 litros

1 barril de petróleo (refinamiento) = 7.000 litros

1 taperware = 2.000 litros

1 botella de plástico de 1 litro = 80 litros

1 hoja de papel (A4) = 10 litros

Esto son sólo algunos ejemplos.

Por todo ello, una reflexión: ¿a quién exigir un uso responsable de agua, al consumidor o a la industria?

La respuesta está en ambas partes porque menos consumo significa menor producción. ¿Escogeremos este camino sostenible?



¿Es sostenible el gasto de agua en los parques temáticos de ocio?

A todos nos gusta ir a un parque de atracciones, un parque acuático o un parque temático. Son momentos de ocio donde podemos pasarlo bien con nuestros amigos y nuestras familias.

Pero, ¿nos hemos preguntado alguna vez el agua que se gasta para mantener estos lugares de ocio?

Un parque acuático de cualquier ciudad gasta como media 100.000 m3/año de agua (cálculos genéricos supeditados a su tamaño), y que son consumidos especialmente durante su apertura en la estación del verano. Estos parques temáticos de agua tienen de media más de 10 atracciones de agua y, como poco, un lago que genera olas artificiales así como un espacio dedicado a toboganes y piscinas. Todas estas atracciones son mantenidas a base de consumir grandes cantidades de agua.

Pero no todos los parques temáticos utilizan el agua como único recurso. Por ejemplo, están los zoológicos, donde se mantienen a la mayor variedad posible de animales y que consumen para su cuidado y mantenimiento una media de 100.000 litros/día de agua. Estos litros se obtienen al sumar el consumo de los animales, la limpieza de sus hábitats, la pérdida del agua en los lagos artificiales, las fuentes de agua instaladas para los visitantes y en otro tipo de instalaciones. También hay que sumar a todas estas razones los litros de agua de riego para mantener en óptimas condiciones los jardines del recinto.

¿Significan estas cifras que deberíamos de dejar de utilizar estos lugares de ocio?

La respuesta a la pregunta está en que todo es lícito siempre y cuando sepamos usar de manera responsable el agua que se necesita para mantener estas instalaciones que a todos tanto nos gustan y que, además, forman parte de los recuerdos de nuestra infancia.

Por ello surge la siguiente pregunta: ¿cómo se puede hacer un uso más adecuado de los recursos hídricos de los parques temáticos, parques de agua, zoológicos, lagos artificiales y cualquier otro recinto de ocio donde el agua este presente de manera significativa?

Es necesario un plan de gestión del agua que ayude a estas instalaciones a trazar planes destinados al ahorro del agua y a su reutilización. Algunos planes de gestión que ya se han puesto en marcha en recintos de este tipo son los siguientes:

Plantas Potabilizadoras propias que recuperan el agua de las fuentes y bebederos para volver a poder ser consumida después.

Utilizar aguas reutilizadas para la limpieza, regadío de los jardines y el funcionamiento de las instalaciones generales.

La instalación de sistemas de bombeo en circuitos cerrados para el uso continuo del agua en las atracciones.

Un plan de prevención de mantenimiento para evitar los escapes de agua en fuentes, piscinas, cisternas y cualquier otro lugar donde este almacenada el agua.

Tratamientos de depuración para las atracciones, estanques y lagos para mantener por largo tiempo la calidad de las aguas y así evitar tener que renovar el agua contenida en poco tiempo.

Usar almacenes o depósitos de agua para dotar a las instalaciones de agua para las actividades de restauración y otras instalaciones de atención al público, como los aseos.

Construir almacenes de recogida de pluviales para su uso posterior en lagos y piscinas una vez hayan sido tratadas en las plantas propias del recinto.

Todas estas medidas dotarían a los parques de ocio de autonomía para evitar que consuman el agua de la red general de las ciudades donde estén ubicados. Ya existen muchos parques de ocio que tienen estas instalaciones integradas dentro de su estructura y que funcionan de manera autosuficiente. Sin duda, son ejemplos de una excelente gestión del agua.

Si esto fuese una realidad en todos los parques de ocio, entonces la combinación agua-ocio sería una fórmula perfecta que traería un beneficio completo a la sociedad: gestión del agua responsable, creación de puestos de trabajo y entornos de ocio saludables para las familias. Entonces nuestros recuerdos de la infancia se unirían a los sueños de ahora de seguir ahorrando agua para tener un mundo más sostenible.



¿Y todavía nos preguntamos si existe o no el cambio climático?

Es inevitable mostrar asombro cuando uno cataloga las innumerables pruebas contundentes que existen y que demuestran que se está produciendo un Cambio Climático a escala mundial. Podríamos escribir sobre muchas de ellas. En esta entrada me gustaría hablar de una que tiene que ver con el agua. Sí, porque el agua nos muestra que el Cambio Climático se está produciendo. El agua tiene la respuesta y es, también, otra prueba contundente.

En uno de mis anteriores post, expliqué de pasada la importancia del agua dulce contenida en los casquetes polares para mantener la temperatura óptima de la tierra. Sin esta agua congelada, el efecto invernadero sería una realidad todavía más palpable.

Por ello, sigamos indagando acerca de la importancia del agua congelada.

Por ejemplo, ¿por qué es importante el agua contenida en la Antártida (que contiene el Polo Sur geográfico de la Tierra) donde el 98 % de su superficie está cubierta por agua congelada? Porque hablamos de 14 millones de Km2 donde el agua congelada evita que se produzcan altas temperaturas regulando el cambio estacional del planeta. A este guardián del Clima podríamos añadir muchos más donde el agua juega un papel clave.



Otros ejemplos. Está la magia del agua congelada del Polo Norte que flota sobre el océano Ártico. También destacamos el rol de los Glaciares y otras zonas congeladas como el Ártico, zonas de Alaska, la Tundra Rusa, Islandia, las cumbres de las montañas más altas, Groenlandia (el 84% de su superficie está cubierta de hielo) o la importancia hídrica del Lago Baikal que, al congelarse en invierno, ofrece un espectáculo mágico cuando se puede observar a simple vista cómo se congela el agua en pleno movimiento. Todo ello, en su conjunto, se suma a la importancia de tener grandes concentraciones de agua congelada de manera prácticamente permanente en el Planeta para evitar las altas temperaturas.

Pero, ¿qué ocurre si esta agua congelada comienza a derretirse? Lo cierto es que ya está pasando. Y ahí es donde encontramos otra señal de alarma que nos confirma que el Cambio Climático es ya una realidad.

Lo que ya sabíamos era que, sin estas zonas frías en el planeta, la temperatura global ascendería inevitablemente. Estamos, por así decirlo, dejando al planeta sin sus cubitos de hielo.

Sin embargo, hay que añadir otro efecto nocivo y que contribuye a un Cambio Climático destructivo. Centrémonos en el deshielo paulatino (la pérdida de Permafrost) que se está produciendo en Groenlandia. Al desaparecer la capa de hielo que cubre el continente, se deja libre la tierra para que libere metano. De hecho esto ya está ocurriendo, por ejemplo, en Siberia. Esta liberación de metano aumentará el calentamiento global. Este efecto ya se ha explicado en profundidad (podéis consultarlo aquí) y conocer cómo se produce esta secuencia de liberación de metano basándose en la liberación de clatrato. De nuevo, es curioso como el agua, una vez más, tiene la respuesta acerca de si existe o no el Cambio Climático.

No obstante, esto no es todo. El agua nos sigue hablando. ¿Cuánta agua contenida en forma de vapor hay en la atmósfera? Se calcula que menos del 1% del total del agua en el planeta. Su forma visible son las nubes. La importancia del vapor de agua en la atmósfera es infinita. Recogen el polvo atmosférico, es decir, son el cepillo del cielo o su aspirador, limpiándolo de manera continua. También son un filtro natural de la acción de la incidencia directa de los rayos del sol sobre la Tierra. Templan la superficie de la tierra con su presencia. Y podríamos añadir otros beneficios tan conocidos como el de ser las causantes de las precipitaciones, el granizo y la nieve.

Sin embargo, el vapor del agua también nos da pruebas contundentes de que el Cambio Climático ya ha comenzado. Resaltemos una de las características que se han encontrado: el cambio en la distribución de las nubes en la atmósfera. Los gases de efecto invernadero acumulados en la atmósfera están cambiando su posicionamiento por lo que las tormentas se dirigen con más frecuencia hacia los polos. ¿Qué provoca esta corrección antinatural en la trayectoria de las tormentas? Que cada vez hay más zonas secas en el plantea debido a que ya no tienen la incidencia de las tormentas sobre esas regiones con tanta frecuencia como antes. Por eso los desiertos aumentan poco a poco y de manera alarmante su extensión. No hace falta irse muy lejos para entender esto. Por ejemplo, en España, podemos observar cómo ha cambiado el clima en Galicia. Un clima cada vez más seco porque las tormentas ya no aparecen con tanta frecuencia como antes.

Llegados a este punto, ¿qué nos parece? ¿Seguimos preguntando al agua? ¿Nos puede seguir contando el agua lo que está ocurriendo? Sin duda que sí. El agua tiene la clave para todo.

En otro post ya hablé acerca de otra prueba contundente del agua: las inundaciones. Puedes consultarlo aquí.

O en este otro, detallé un listado de cosas que se fabrican para demostrar la relación del gasto de agua con la fabricación de las cosas que consumimos a diario. Puedes consultarlo aquí.

Y en mi último post he hablado que, incluso, en los momentos de ocio, podemos estar haciendo un uso irresponsable del agua cuando no hay planes de gestión sostenibles en los parques temáticos. Puedes consultarlo aquí.

Pruebas, pruebas y pruebas. ¿Nos seguirá hablando el agua?

Preguntemos a los océanos, escuchemos a los acuíferos y sus niveles de agua cada vez más bajos, observemos el curso de los ríos y sus cauces descontrolados que o están repletos hasta desbordarse o están secos e, incluso, miremos a nuestro cuerpo donde la mayor materia que contiene es el agua.

El agua nos está enviando señales de futuro.

¿Qué opinamos? ¿Todavía nos preguntamos si existe o no el cambio climático? Pues si no sabemos la respuesta preguntemos al agua. Lo bueno es que ella siempre nos responderá.

Pero, para no ser demasiados pesimistas, expongamos con esperanza un ejemplo de supervivencia que nos enseña el agua. Porque el agua también nos da señales para sobrevivir en el futuro.

Analicemos a un insecto en su manera de sobrevivir ante una inundación de agua

Existe una especie de hormiga, las hormigas rojas o de fuego que son capaces de sobrevivir a las riadas que produce el agua en las zonas donde habitan. Cuando llega una riada, lo que hacen estas hormigas es unirse unas a otras, formando un inmenso flotador rojo de hormigas. Esa unidad, permite a las hormigas flotar cuando sube el nivel del agua y así consiguen sobrevivir y no ahogarse.

En este ejemplo, la lección que nos da el agua y la naturaleza es que la única manera de contrarrestar el Cambio Climático es la de la Unidad de todos. Mientras existan diferencias, el Cambio Climático seguirá avanzando y el agua no dejará de enviarnos señales.

Ahora el agua nos está hablando en voz alta. ¿Hará falta que nos grite, quizás, cuando suba el nivel del mar y comience de manera tangible a inundar las zonas costeras de todos los continentes y desaparezcan ciudades emblemáticas de la sociedad humana?

Empecemos por el principio, por educar el oído para saber escuchar al agua y sus señales del futuro.



¿Es el hablar en público una aptitud necesaria para el desarrollo profesional?

El sector profesional ha ido desarrollándose de manera proactiva y continuada en los últimos años. Las maneras de trabajar han cambiado sustancialmente en pro de establecer sinergias de comunicación entre las compañías. Lo que antes significaba una estrategia de negocio basada en proteger el conocimiento técnico desarrollado por una marca, ahora ha progresado hasta un entorno globalizado donde el compartir los conocimientos establece una base para fortalecer las relaciones. Donde antes había competitividad, ahora hay socios de mercado.

Esta nueva situación ha impactado directamente en el entorno de los profesionales. Por ejemplo, el llamado “Open Space” ha cambiado la configuración de la distribución de los ambientes laborables. La capacidad de trabajar en equipo forma ahora parte integrante de las aptitudes profesionales que se exigen a la población activa. Los cursos continuos de reciclaje esgriman ahora elementos que impulsan y generan dicha capacitación. Hasta en las escuelas se preparan a los futuros miembros del mercado laboral impulsándolos con trabajos y proyectos en equipo, exposiciones en público, lecturas, foros de trabajo y otros elementos similares.

Este profundo cambio en la manera de entender el desarrollo de un negocio también ha transformado las Ferias o los eventos nacionales e internacionales de los sectores más representativos de la economía. Si nos centramos en el sector para la gestión del agua, hallamos tres ejemplos muy representativos.

iWater, el Salón Internacional del Ciclo Integral del agua organizó en paralelo a la exposición de las empresas del sector del agua, los siguientes eventos donde la habilidad para Hablar en Público marcaría la diferencia entre una marca y otra: Inno Hub, donde se hizo un compendio de proyectos I+D+I para promover la transferencia de conocimientos técnicos y tecnológicos entre las empresas , los centros de desarrollo y las universidades. Tech Hub, un foro técnico y tecnológico que significa un escaparate para los nuevos productos desarrollados por las empresas del sector. Y, por último, visitas a infraestructuras de la zona donde el visitante podía ver de primera mano la aplicación práctica de la teoría llevada a situaciones reales con instalaciones donde la técnica y la tecnología ya es una realidad.

SIGA, la Feria Internacional de Soluciones Innovadoras para la Gestión del Agua también establece un modelo interactivo para los visitantes: Jornadas de Innovación técnica donde se da voz a los desarrollos empresariales aplicados al tratamiento del agua. SIGA actividades, una plataforma que da la oportunidad a las empresas de compartir sus conocimientos en la gestión del agua orientada en la depuración, el transvase, el transporte, el tratamiento y el resto de ámbitos aplicables. Y, como final, el “Speaker´s Corner” donde las experiencias de los profesionales en el sector se exponen para compartir sus logros y preocupaciones. Un ejemplo claro de que los “Case Stories” de cada uno enriquecen la comunicación y el entendimiento entre administraciones, empresas privadas, gestoras del agua, ingenierías y cualquier otro profesional del sector.

SMAGUA, el Salón Internacional del Agua y del Riego, evento enfocado especialmente en el sector Hídrico, también ha desarrollado jornadas de correlaciones de conocimientos a través de: Jornadas Técnicas Oficiales donde los Ponentes de las empresas participantes exponen sus desarrollos. Concursos de instaladores en el que los profesionales explican y demuestran gráficamente sus habilidades en el montaje y puesta en marcha. Premios a la mejor Obra Hídrica donde se da espacio a las innovaciones I+D+I enfocadas a la calidad, el compromiso medioambiental y a la sostenibilidad.

En suma, estos nuevos modelos están basados en exposiciones donde la aptitud de hablar en público es un requisito indispensable. Por ello, se puede afirmar que la capacidad para Hablar en Público es equiparable a la de tener un segundo idioma para cualquier profesional. Quizás en un futuro no muy lejano, las entrevistas de trabajo tengan una sección donde el candidato deba de dar una breve ponencia de cinco minutos con un bosquejo que le facilite el entrevistador.

También los medios de comunicación tradicionales se han tenido que adaptar al cambio revolucionario que la aptitud para Hablar en Público desempeña como elemento transformador de las habilidades de los profesionales.

Escribir en un medio de comunicación es una manera de Hablar en Público. La ventaja es que la profusión de los contenidos se puede hacer de manera reflexiva y razonada sin dejarse llevar por la inmediatez del momento que sí que tiene la palabra hablada cuando un profesional está exponiendo un contenido. Sin embargo, no está exenta de responsabilidad. De hecho, todo lo que se publica en la red tiene una huella empíricamente eterna, con un sello imborrable.

iAgua, como medio digital en el sector, es un ejemplo de ello. Cada número lo presenta con un elenco de Ponentes de las empresas más relevantes del sector del agua. En el evento de presentación de cada uno de sus nuevos "Magazines" incluyen Conferencias, Foros, Mesas Redondas y Diálogos. Todo ello es un modelo basado en las aptitudes de los participantes para saber Hablar en Público.

Por todo ello, la inversión en esta nueva capacitación necesaria se establece como un axioma dentro de cualquier sector de negocio. La mejor noticia es que, con el entrenamiento apropiado, cualquier persona puede Hablar en Público.



El Agua deja paso a la Gravedad


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-13 show above.)