Excerpt for Sexo sin prejuicio by , available in its entirety at Smashwords

This page may contain adult content. If you are under age 18, or you arrived by accident, please do not read further.

Sexo sin prejuicio



Valeria Bello Seno

Derechos de Autor

© Valeria Bello Seno, 2017

Publicado en Amazon

Todos los derechos reservados.

Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra sin la autorización expresa del autor.

Éste es un trabajo de ficción destinado a mayores de 18 años. Todos los nombres, eventos y lugares aquí reflejados son ficticios. Todos los personajes son mayores de edad.

Sexo sin prejuicio

¡A ver! ¿Cómo salir de esta puta relación de sufrimiento? No me conformo a las cuatro paredes, al trabajo, a la relación en pareja y a la estabilidad. Me asfixia la monotonía, cada día odio más mi trabajo, y para colmo mi relación va en pausa…tenemos 6 meses sin sexo, ¿qué vida es ésta? La verdad es que no me es suficiente para ser feliz. Lo quiero todo o nada. Sí, así de radical soy yo. Blanco o negro. Feliz o infeliz. Definitivamente esa pendejada de que no se puede tener todo en la vida es de conformistas miserables “que si te va bien en el trabajo, no te puede ir bien en el amor o viceversa.”

Hoy decido mandar a la mierda a todos, incluyéndome a mí, y especialmente a la vida que llevo. Hoy decido meter en la gaveta el miedo que no me deja seguir los sueños, que no me deja ser feliz.

A partir de hoy renuncio al puto trabajo de mierda que me ha hecho perder mis últimos tres años de vida. Hoy renuncio a un amor bonito, pero que no me ha cogido en medio año, y decido agarrar mi carro y viajar. Merezco ser feliz. Merezco un amor que siempre me quiera desvestir, así esté cansado.

Hoy mismo me voy, empaco lo básico y me largo, sin rumbo, sin planes más que a disfrutar el presente y a ser feliz… ¡Sí! Hoy me voy a conocer gente nueva, a tomarme las margaritas que se me antoje, a besar y tocar a los hombres que jamás hubiese mirado por estar en una relación.

Y con lo bueno que están los hombres aquí… este viajecito promete.

¿Qué viaje Valeria? ¿De qué hablas? ¿Adónde vas?

Nada Raúl, yo aquí pensando en voz alta.

Umm bueno, espero que yo esté en esa lista de hombres que tienes en mente.

¡Raúl! ¿Qué pasa pues? ¡Tú estás casado! Aparte, no estás en ninguna lista.

Solo te estaba jodiendo Valeria… cuenta pues, ¿para dónde te vas y cuándo? No sabía que ibas a pedir vacaciones en el trabajo.

No pienso pedir vacaciones.

¿Te vas de fin de semana romántico?

No, simplemente voy a renunciar, estoy obstinada de esta vida. Apenas llegue el jefe le doy la carta y me voy. Sin pre-aviso, sin nada.

Ahora me estás jodiendo tú a mí Valeria.

No, es en serio

¿Y qué vas a hacer? ¿Adónde te vas? ¿Sergio sabe que te volviste loca?

No, mi novio no sabe nada y me vale mierda lo que piensen los demás… aquí llego el jefe, así que adiós.

Ya montada en su auto, Valeria planeaba la mejor manera de darle la noticia a su pareja. ¿Si me aparezco en su trabajo y me despido en persona?... me gustaría agradecerle y darle un abrazo y quizás un último beso, pero de seguro si voy para allá, al escuchar la noticia comienza a gritar en frente de la gente. ¡Qué va!, no quiero espectáculos ni sentirme culpable por decidir ser feliz; mejor le escribo un correo o le mando un mensaje de texto y me ahorro la manipulación. Pero por otra parte, si le mando el mensaje me llamará de inmediato y luego viene la interrupción a mis planes; y yo me voy hoy porque así ya lo decidí. Definitivamente no me queda otra opción que dejarle una nota, que la encuentre cuando regrese del trabajo; así, para ese entonces ya yo estaré lejos de aquí.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-3 show above.)