Excerpt for La Oscuridad de Dani by , available in its entirety at Smashwords





















La oscuridad de Dani

R.A Castro





























Título: La Oscuridad de Dani
© 2017, R.A Castro
©De los textos: R.A Castro
Ilustración de portada: R.A Castro 
Todos los derechos reservados
























La Oscuridad de Dani by R.A Castro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.























Transcurre el mes de mayo en un pintoresco pueblo en el centro de Venezuela, el sonido de la lluvia sobre las antiguas tejas de aquel techo en la casa colonial donde vive Dani de 10 años, siempre le ha generado esa sensación de somnolencia que tanto le gusta. Son las 9:00 de la noche y aun con aquella lluvia la casa se mantiene cálida; sin pensarlo se va a su cuarto para dormir, es su momento favorito del día, le encanta su cuarto, la comodidad de su cama y sus almohadas, incluso aquel amorfo muñeco de plastilina que le regalo su mejor amigo del colegio, ¡pero sobre todo le encanta soñar! Dani tiene los sueños más vívidos y reales que cualquier otro niño, es capaz de ver los colores del cielo con total claridad, sentir la brisa sobre su pelo, oler el asfalto caliente mientras maneja bicicleta con sus amigos en sueños que duran horas, pero esa noche no fue como las demás, a partir de aquella noche Dani no volvería a ser el mismo nunca más.

Ya estando Dani dormido la madre pasaba por su cuarto, lo bendecía, le daba un beso en la frente y cerraba la puerta, esa noche no fue la excepción, pero luego de cerrar la puerta Dani comenzó a sentir un intenso frío que lo recorrió de los pies a la cabeza, se cubrió por completo con la manta pero el frio fue tan fuerte que lo despertó de aquel fantástico mundo de sueños, al levantarse de la cama notó que la puerta de su cuarto estaba abierta, había parado de llover y la luz de la luna llena inundaba su habitación de sombras que parecían cobrar vida, sale en busca de algo más para arroparse y de inmediato algo capta su atención, la casa está completamente vacía, los muebles de madera rustica han desaparecido, los cuadros de las paredes no están, intenta llamar a su mama pero aunque abre su boca los sonidos no salen de ella y se da cuenta que está sumido en un silencio abrumador, preso de la desesperación corre al cuarto de su madre más sin embargo la puerta no abre, busca sin parar por toda la casa sin hallar a nadie, alza su vista en aquel largo pasillo que lleva a la entrada principal y ve la luz de la luna entrando por la puerta abierta que lleva hacia la calle.

Con pasos temblorosos camina lentamente hasta salir de la casa, solo para encontrar un escenario aún más angustiante, la calle donde viven sus vecinos y amigos ya no está, frente a él un camino de tierra que tiene a la izquierda una llanura sin fin y a su derecha un bosque de gigantes pinos como nunca había visto, da unos pocos pasos indecisos sobre el camino sintiendo las pequeñas piedras debajo de sus pies y se percata de que aunque está viendo con total claridad, los colores se han desvanecido, la tierra, la grama, los pinos gigantes, todo es gris.

El joven Dani ve un poste de madera no muy alto con una luz tenue que sale de su farola, al detallarla ve una silueta completamente negra en la parte superior y decide acercarse a ver que es, solo un paso dio cuando aquella silueta negra absoluta giró hacia él, unos ojos rojos como la sangre brillaban dentro de aquella obscuridad que le detuvo la respiración, era un cuervo de ojos rojos que lo miraba fijamente, abrió su pico y un estruendo ensordecedor hizo caer de rodillas a Dani quien intento tapar sus oídos de aquel horrible sonido, de pronto el silencio volvió y una voz áspera y aguda salió del cuervo pronunciando las palabras que cambiarían para siempre la vida de aquel pequeño niño:

  • Tu abuela está muerta”

Gritando sobre la cama con las manos sobre sus oídos despierta Dani, su madre entra al cuarto y lo abraza, intenta calmarlo pero él no deja de gritar “está muerta” “mi abuela está muerta” la mama le dice que no se preocupe que solo fue una pesadilla y lo reconforta diciendo que su abuela está durmiendo en el cuarto de al lado, que todo está bien, respirando profundo se logra calmar y se acuesta otra vez, la madre dándole un beso le dice que vuelva a dormir y sale del cuarto, al pasar por la puerta de la abuela y por acción involuntaria entra a verla, yacía acostada boca arriba en su cama con los ojos abiertos y sin respirar.

Días pasaron sin que el pequeño niño pudiese conciliar el sueño, se culpaba a sí mismo de la inesperada muerte de su abuela, la hora de dormir se convirtió en el motivo de su ansiedad y desespero, pasaba toda la noche buscando excusas para no dormir y no volver a ver aquellos ojos rojos que helaron su sangre.

Los padres de Dani buscaron ayuda profesional para calmar al pobre joven perturbado y fue medicado por el mejor psiquiatra de la capital, la calma volvió al hogar, Dani volvió a dormir, mas sin embargo los sueños desaparecieron de su mente y se convirtió en un niño frio y distante.

Llega el día de su cumpleaños número 11 y Dani se encuentra feliz porque ya tiene una semana durmiendo sin necesidad de fármacos y ayer por primera vez en muchos meses volvió a soñar, tan intenso y colorido como siempre, el sonido de las cadenas de las bicicletas, el dulce sabor de la barra de chocolate y el olor del cabello mojado de la niña que le gusta son casi palpables en la mente de aquel increíble soñador.

Se despidieron los familiares y amigos que compartieron su torta número 11 y con una sonrisa en la cara se fue a la cama, su madre como todas las noches lo bendice y con un beso en la frente le desea dulces sueños, cierra la puerta detrás de ella sin saber que otra puerta se ha vuelto a abrir.

Soñando Dani da una vuelta sobre la cama y cae al piso despertando de golpe, todo está oscuro y frio… Muy frio, se levanta sintiendo tierra húmeda y piedras en sus manos y pies, al levantar la cara ve aquella misma imagen aterradora en tonos grises del camino con el bosque de gigantes pinos y llanura infinita, frente a él la tenue luz del poste de madera y la siniestra imagen del cuervo de ojos rojos, el terror lo invade, su pulso se acelera y la ansiedad domina su mente, corre en sentido contrario intentando entrar a su casa, pero el camino se repite frente a él y el poste vuelve a aparecer, el cuervo mirándolo fijamente abre su largo pico negro y con miedo el niño tapa sus oídos sin resultado alguno porque la voz áspera y aguda resuena dentro de su cabeza como si de una cueva se tratara, lanzando sin piedad su próxima sentencia:

  • Tu tío está muerto”

Es todavía de noche y gritando en el piso Dani despierta, sus padres corriendo entran al cuarto y la madre lo abraza, pero el solo repite “mi tío está muerto” sin parar, intentan calmarlo cuando de pronto el sonido del teléfono los interrumpe, son las 3:30 a.m ¿Quién llama a estas horas? Dice el papa molesto y atiende, es la esposa de su hermano llorando y le informa que el tío de Dani ha muerto.

Los pocos días de calma terminaron y los conflictos de los padres no se hacen esperar, el papá quiere llevarlo de nuevo al psiquiatra, pero la madre se opone, no puede ser una coincidencia piensa ella atemorizada y aunque no lo acepta, muy dentro de él, su padre también sabe que algo más está pasando con Dani.

La madre decide contarle los sueños de su hijo a su hermana quien vive en una región montañosa del centro-norte del país la cual está dominada por la magia y el misterio; los brujos, hechiceros, médiums y adivinadores están en todas las casas y lo paranormal es el día a día de los pobladores de esas montañas. Sin dudarlo la hermana le dice que lleve a Dani de inmediato a su casa que ella sabe quién puede ayudarlo.

Al día siguiente al caer la noche llegan a casa del señor Lorenzo, el brujo más poderoso que conocía la tía de Dani, un hombre mayor de cabello plateado y piel clara pero quemada por años de sol, con ojos oscuros como la noche y una mirada profunda capaz de desnudar los secretos más recónditos del alma que en ellos se reflejara, se dice que tiene su alma un paso dentro del mundo de los muertos y que hablar con ellos es más placentero para él que convivir con los vivos. Al recibirlos, Lorenzo ve una sombra deforme sujetando la cabeza de Dani que lo hace persignarse y llevarlo corriendo a su altar, un lugar cargado de energía donde el aire era denso, alumbrado solo por luces de velas de colores colocadas frente a imágenes de santos y de indios, negros y viejos de sombrero, el olor a tabaco, flores y aguardiente completaron aquella experiencia sensorial que marcó la mente de aquel niño. Una extraña calma invadió a Dani, como si por un momento sus problemas hubieran desaparecido.

Lorenzo con preocupación le explica a la madre de Dani que nunca había visto una obscuridad tal como la que acompañaba a su hijo y le pregunta por el padre del niño, con voz entrecortada le dice que se han separado y que además el no cree en la magia. Esta entidad acompaña a Dani desde antes de su nacimiento y se alimenta de sus sueños, cobrando fuerzas para luego atacar comenta el brujo quien repentinamente cae en trance, sus ojos se tornaron blancos como la leche, su cara se deformo y su espalda se encorvo, una mórbida voz de una mujer anciana sale del cuerpo de aquel hombre místico, Juana la hechicera se hace llamar esa poderosa entidad que cruzo el umbral para tomar control de Lorenzo.

Tomo una piedra blanca y lisa del suelo de esa tierra mágica, colocó a Dani de frente y abriendo la mano con la piedra comienza a recitar palabras en un idioma inentendible, Dani se marea y cae de rodillas, continúan los rezos durante minutos que parecieron una eternidad para aquel joven que no soporto más y cayo inconsciente en el suelo, en ese momento un líquido negro viscoso sale de la cabeza de Dani y de forma violenta se traslada por el aire hasta la piedra en la mano de la hechicera, el niño vuelve en sí y Juana le entrega un collar donde guindaba aquella piedra ahora tan negra como aquel cuervo de ojos rojos, llévalo siempre contigo dijo la hechicera dejando el cuerpo de Lorenzo.

Al retomar la consciencia el brujo les conto que logro ver la verdadera forma de la siniestra sombra que acompaña a Dani, negro como la misma oscuridad, ojos rojos como la sangre que brillan dentro de una cabeza de cuervo sostenida sobre un cuerpo cadavérico de hombre, un tipo de demonio que Lorenzo no logra explicar cómo llego a este mundo ni porque está unido al pequeño Dani.

Nunca pierdas ese collar ni permitas que otros niños toquen esa piedra advierte el brujo y los visitantes que acaban de ser testigos de lo paranormal se dan cuenta que el mundo en el que vivían no sería el mismo de ahora en adelante. Mis puertas están siempre abiertas para ti Dani, dice Lorenzo, reside dentro de ti un poder que si estás dispuesto te ayudare a descubrir.

Han pasado 3 años desde que la hechicera le entrego la piedra a Dani, un joven ya de 14 años quien recuerda aquellas terribles noches como una historia lejana, sus sueños volvieron desde la primera noche, tan increíbles como siempre. Es un joven con ambiciones y con deseo de ayudar a otros que también hayan sufrido en su infancia.

Dani ha viajado periódicamente a las tierras montañosas que le devolvieron la tranquilidad a su vida para visitar a su amigo Lorenzo quien ahora es su mentor ya que Dani le acepto su invitación de conocer el poder interno que yace en él. Ciertas habilidades y poderes mágicos le han sido entregados al joven, es capaz de ver la oscuridad en otros y ayudarlos a vencerla.

Como todo adolescente, peca de confianza y despreocupación, pasa varios meses sin visitar a Lorenzo ni practicar aquellos conocimientos que le fueron entregados. La piedra ya no es tan negra como el la recordaba, se ha vuelto gris como los sueños que tanto intentaba olvidar.

La maldad latente dentro de la piedra solo esperaba el momento justo para liberarse de la prisión en donde la hechicera lo encerró. El incauto joven se encuentra jugando básquet con sus amigos, el sol de verano está en su máximo esplendor y sin pensarlo Dani se quita la franela para jugar más fresco, muy tarde fue cuando las palabras de advertencia de Lorenzo sonaron en su cabeza “no permitas que otros niños toquen esa piedra” la mano de su mejor amigo ya estaba sobre ella, siente su corazón dejar de latir por un instante, la piedra se agrieta y estalla frente a ellos, caen los dos en el suelo y su amigo comienza a gritar, solo ellos pudieron ver al demonio salir de los trozos rotos que semejaban las puertas del mismo infierno, sacudiendo la cabeza su amigo grita “quítenmelo” “quítenmelo”, pero Dani en shock no pudo reaccionar al ver aquella grotesca imagen del demonio putrefacto introduciendo su atroz pico a través del oído de su amigo, este se calla repentinamente y queda tendido en el suelo con la mirada perdida, el demonio había devorado sus sueños, deseos, recuerdos y ambiciones, su alma se había perdido, solo un caparazón vacío quedaba atrás.

El terror se apodera de Dani, de repente se siente ahogado de recuerdos y sentimientos encontrados, culpa, miedo, ira, todo estalla dentro de el en un instante infernal que revive todo el sufrimiento de aquella infancia traumática y que pensó nunca iba a volver a vivir. Corriendo se alejó de la escena nauseabundo y tembloroso de tantos sentimientos, la cabeza del cuervo lo persigue en cada esquina de cada calle que atraviesa en búsqueda de un refugio, a donde mira ahí están esos ojos rojos increpándolo, más cerca cada vez se encontraba el demonio persiguiendo a Dani quien corrió vertiginosamente hasta llegar a su casa. Al verlo tan desesperado su madre le pregunta qué sucedió, pero ahí están nuevamente los ojos de su madre se tornaron rojos como los del blasfemo cuervo y petrificado de pánico se va a su cuarto intentando aislar esa terrorífica entidad que había vuelto a su vida para aterrorizarlo.

Como un rayo de luz vuelven los recuerdos de las enseñanzas de Lorenzo y automáticamente comienza a recitar los encantamientos que le habían sido entregados para combatir las fuerzas de la oscuridad y al caer la noche luego de varias horas de lucha, la presencia del demonio desapareció y logro calmar su mente y su corazón. Le cuenta a su madre todo lo sucedido y el teléfono de la casa suena, es Lorenzo quien ha recibido el mensaje de los muertos y sabe que el demonio se ha liberado de su encierro, pero lejos de regañar a Dani por su descuido, le advierte que debe prepararse, que la guerra con el inframundo acaba de empezar.

El terror nocturno vuelve a atacar al adolescente atemorizado de lo que pueda suceder y desesperadamente intenta mantenerse despierto; café, bebidas energizantes, cerveza, ingiere en una búsqueda frenética de información para intentar conseguir respuestas de quien pudiera ser aquel demonio y como poder combatirlo, se levanta de su asiento para buscar otra bebida en la nevera y ve como una bruma espesa entra a su cuarto por debajo de la puerta, abre la puerta y un olor a huevo podrido penetra su nariz, “azufre” piensa el joven que ya tenía conocimientos del inframundo y sabía que aquel era un olor característico del infierno, se adentra en la penumbra frente a él y el frio espeluznante de los sueños de su infancia volvió y por un momento duda si seguir adelante.

Sin embargo, algo inesperado sucede, una luz blanca se acerca hacia él y va disipando la bruma, la figura iluminada de un hombre aparece frente a él y le explica que se encuentran dentro de uno de los planos donde habitan los no humanos, muertos, demonios, duendes y demás criaturas espirituales y que debido a ciertas características del momento y situación, estos planos lograban entrelazarse.

Lorenzo se muestra con claridad frente al muchacho, “debes ser valiente” oye Dani sin sonido alguno y una mancha roja cubre el pecho de su maestro, unos largos y tétricos dedos lo atraviesan y dos ojos rojos brillan sobre su hombro dejando caer aquel cuerpo inerte sobre el suelo descompuesto de ese plano de existencia. Por primera vez ve Dani al demonio en su forma real, tal y como el brujo le había descrito en el pasado, un cuerpo que parecía de petróleo con forma humana y pútrido que llevaba sobre sus hombros una cabeza de cuervo con los ojos rojos como la sangre que tan claramente recordaba. Acercándose rápidamente coge al joven de las muñecas y abriendo su nefasto pico entre risas maquiavélicas grita su más reciente labor:

  • ¡Lorenzo está muerto!

Zafándose de las garras del demonio cae en el piso de su habitación temblando de pánico y sudando profusamente, no pudo contener las lágrimas al saber el destino que había corrido su maestro, golpea el suelo de impotencia y ve unas marcas rojas en sus muñecas que parecen quemaduras, al tocarlas siente un terrible ardor y se percata que son las marcas de las manos del malevo demonio. Entre llantos le cuenta a su madre que ha visto a Lorenzo morir y a primera hora de la mañana emprenden su viaje a las montañas para enterrar a su amigo y maestro.

Luego de salir del entierro, un anciano que allí se encontraba le dice a Dani que no se culpe por lo que paso, que así de peligrosas son esas entidades que hasta Lorenzo cayo en sus garras, pero yo no soy Lorenzo, dijo aquel misterioso anciano que estando completamente ciego caminaba sin ayuda de nada, a mí no me va a pasar lo mismo, sígueme le dijo al joven y se adentraron en las montañas hasta llegar a una pequeña cabaña de madera que se camuflaba entre aquel denso bosque donde vivía el sabio. Babá llaman los lugareños al viejo de la montaña, nadie sabe desde cuándo habita ahí ni qué edad tiene, pero se rumora que en el pasado no había enfermedad que él no pudiera curar, que era capaz de convertirse en cualquier animal del bosque y que dominaba los elementos de la naturaleza, su único aprendiz fue el difunto Lorenzo y por eso siente la obligación de ayudar a Dani.

Se sientan frente a una especie de tabernáculo antiquísimo echo con las rocas de la montaña y el anciano le explica a Dani que había perdido sus ojos físicos hacía ya muchos años, pero que su vista espiritual veía en todo momento la verdad detrás de las personas y por esa razón se había aislado dentro de la montaña, pero antes de morir, Lorenzo lo visito en sueños y le dijo que protegiera a su aprendiz que corría un grave peligro. Babá le comenta al joven que heredó los poderes de su padre y que se alejó de su vida para protegerlo, Dani con incredulidad le dice que su padre no creía en el mundo de la magia y que se había ido por los conflictos con su madre, el viejo sonríe y le dice que deben comenzar.

Busca dentro de su cabaña una pequeña caja polvorienta de dónde saca unas semillas de algunos árboles mágicos, dos rojas con negro, dos marrones como la tierra de la montaña y dos azuladas claras, las coloca dentro de un recipiente y le agrega unos líquidos de colores que guardaba en el tabernáculo. Con tiza traza en el suelo una serie de símbolos mágicos y coloca el recipiente en el centro de estos.

Babá comienza a recitar invocaciones en distintas lenguas y atónito observa Dani como comienzan a manifestarse pequeñas chispas de luz en el aire, las luces se hacen cada vez más grandes y frente al tabernáculo se unen abriendo un portal frente a ellos, una creatura hecha completamente de luz sale a través del portal y con mucho respeto el anciano hace una reverencia, sin necesidad de hablar le piden su ayuda y cogiendo las semillas en sus manos las irrigo con su radiante energía convirtiéndolas en dos hermosos cristales que brillaban en su interior, flotando a través del aire las hizo llegar hasta las manos de Dani y Babá, antes de retirarse la fantástica creatura de luz da un mensaje en la mente del joven aprendiz quien todavía no asimilaba aquella increíble situación en la que se encontraba, le dijo que debe ingresar en la dimensión de aquel demonio una vez más, pero esta vez para combatirlo.

Estando dentro de la cabaña el anciano le enseña a su ultimo aprendiz los conjuros, encantamientos e invocaciones para abrir aquellos portales hacia las otras dimensiones y le explica que el cuervo esta suelto esperando el momento para atacar, que ese cristal que lleva en sus manos no es una protección sino un arma que debe aprender a utilizar y pronunciando tres palabras mágicas el cristal en la mano del sabio de la montaña emite violentamente un rayo de luz que ciega momentáneamente a Dani, al volver su vista a la normalidad se percata que en la mano del anciano solo un polvo blancuzco permanece en lugar del cristal y ve con asombro como el color vuelve a los ojos del anciano recuperando la vista física, la brisa limpio la mano de Babá sin dejar rastro de aquel poderoso artefacto y el anciano advierte a Dani que debe usarlo en el momento preciso para lograr destruir al demonio.

Sin tener palabras suficientes para agradecerle a aquel hombre sabio Dani emprende su viaje a su casa como un hombre nuevo lleno de conocimientos y sin temor en su alma, estaba preparado para enfrentar a la oscuridad que lo acechaba desde su infancia.

Cae la noche y Dani se encuentra viajando en un autobús, faltan pocas horas para llegar a su casa cuando unas extrañas luces rojas iluminan el autobús desde afuera, nota que se han detenido y al ver a través de la ventana se encuentra con un extraño humo espeso que no le permite ver nada y de nuevo las luces rojas como rayos dentro de una tormenta iluminan el espeso humo dejando entrever una silueta negra en la distancia, corriendo baja el joven impetuoso en búsqueda del demonio con cabeza de cuervo, pero el humo no lo deja ver y el olor a azufre es tan penetrante que casi no logra respirar.

Los destellos de luces muestran al demonio por instantes y Dani logra oír sus pisadas en el suelo pantanoso, pero mantiene distancia, no se acerca al joven que iracundo lo reta a atacarlo, en cambio la voz del demonio resuena con un eco fantasmal diciéndole que ya no le quedan maestros, que por su culpa Babá había tenido que malgastar la única arma que podía utilizar y le explica lo bien que se sintió al matarlo, lleno de impotencia busca en su bolsillo el cristal para acabar con el demonio, pero no lo consigue y se da cuenta que el demonio está dentro de su cabeza y que la piedra sigue en su bolsillo en el autobús donde se encuentra viajando a su casa, sabe que no puede hacer nada para detenerlo. El demonio le dice que su padre ha vuelto a casa para hablar con él, por fin el momento ha llegado proclama el demonio y reta a Dani para que lo detenga, tu padre es mío dice el cuervo entre risas y golpeando el asiento de enfrente despierta Dani.

Ya es de día y apresurado intenta llegar a su casa, con la mente perturbada por la muerte de Babá, pero con la determinación de poner fin a la existencia de aquel malévolo ser que solo traía desgracias a su vida. Al llegar a la casa de forma inesperada ve al padre abrazando a la madre en la sala y de forma verborreíca les dice que debe protegerlos que el demonio debe estar por llegar y que deben irse, pero se percata que la madre está llorando y el padre tomándolo del brazo le dice que ya el demonio estuvo en la casa, sin entender Dani voltea la mirada y ve un cuerpo tendido en el suelo con el cuello desgarrado y la sangre aun fluyendo.

Quien era ese hombre y por qué había muerto él si el demonio dijo que iba por su padre se cuestionaba el joven, era un antiguo amigo de la mamá que había vuelto luego de casi 15 años sin saber de él, un hombre místico y ocultista que desapareció luego de saber que la madre de Dani llevaba un niño en su vientre, su niño, ella no lo tomaba en serio cuando le contaba sobre cazar demonios y recuerda como la última noche que lo vio estaba particularmente perturbado, no dejaba de hablar de un terrible error que había cometido y que había dejado libre a un infame demonio, solo una carta dejo atrás donde decía:

  • Perdóname, es mi culpa, debo protegerlo.

De pronto recordó las palabras de los sabios de las montañas y como Lorenzo pregunto por su padre y como Babá le había explicado que su padre se había ido para protegerlo y todo cobro sentido en su mente. Vino para entregarte esto dijo la madre entregándole un libro a su hijo, estaba manuscrito en hojas de cuero y contenía información de todos los demonios con los que había tenido contacto su padre biológico, nombres, ilustraciones y formas de apresarlos. Ahí estaba, ilustrado a la perfección el mórbido cuerpo con cabeza de cuervo y ojos rojos, una nota al final decía:

  • Me costó 14 años y el abandono de mi hijo para poder conseguir el único punto débil de este demonio, su verdadero nombre es lo único que lo detiene solo por unos segundos. Nomah se llama esta bestia del averno.



Sin esperar un segundo más Dani decide ir a cazar a Nomah, se retira al patio trasero de la casa y comienza a recitar los conjuros que le enseño Babá para abrir el portal hacia aquella dimensión donde habitaba el demonio, las chispas de energía comenzaron a explotar en el aire de forma violenta creando partículas oscuras que fueron creciendo y uniéndose mostrando un portal totalmente distinto al que había visto frente al tabernáculo del anciano, una especie de líquido negro y viscoso flotaba frente a él, con determinación dio un paso adelante y entro en la dimensión de su enemigo.

Un mundo totalmente descompuesto lo envolvía, el suelo pantanoso parecía estar creado por los restos de las victimas que durante eras habían sido presas de esta terrible entidad, el frio era intenso, la niebla espesa no le permitía ver sino pocos metros delante y el olor a muerte lo hizo cuestionarse por un instante si había tomado la decisión correcta, recordando a sus maestros se llenó de valor y siguió adentrándose en la penumbra.

Unas pisadas en el suelo putrefacto llaman su atención y volteándose logra observar la silueta de Nomah, el ¡clack! ¡clack! de su pico cada vez que lo cerraba era escalofriante y acercándose aún más logra ver la escena más grotesca y repugnante, el demonio se encontraba comiendo los trozos pútridos y descompuestos de las almas que se habían perdido a manos de él, sin poder evitarlo Dani tiene una arcada y Nomah se percata de su presencia.

Los ojos rojos voltean a verlo y rápidamente se abalanza para atacarlo, Dani mete la mano en su bolsillo y toma el cristal, su pulso se acelera y de pronto le parece que el tiempo se ralentiza, tres luces comienzan a brillar a su lado, sus maestros y su padre lo llenan de valor, el demonio esta solo a un paso y abre su nefasto pico para acabar con su vida, Dani grita su nombre ¡NOMAH! Y como si de una fuerza suprema se tratara el demonio quedo petrificado frente a él, rápidamente metió su mano hasta la garganta de Nomah y soltó la piedra mientras pronunciaba las tres palabras mágicas, el pico del demonio se cierra violentamente cortando la mano de Dani, pero de pronto comenzó a brillar su interior y sus ojos se volvieron blancos, su cuerpo se empezó a incinerar y estallo en una bola de luz que desapareció todo rastro del infame Nomah.

Las tres luces que lo acompañaron abren el portal de vuelta a su mundo y lo reconfortan diciéndole que siempre lo protegerán, cruza hacia su dimensión y llega nuevamente al patio de su casa aun sangrando, su madre lo ve y corriendo lo abraza, comienza a llorar y le dice que creía que lo había perdido, que estuvo todos los días esperando por el en aquel patio, Dani confundido le dice que el acaba de irse, que no debe haber pasado más de una hora, pero la madre le explica que ya había pasado más de un año desde que el entro al portal.

Dani y su familia por fin tuvieron paz, años pasaron sin ningún incidente, pero el joven maestro nunca dejo de estudiar y practicar sus conocimientos, sabía que la oscuridad podía estar acechando y esperando el momento perfecto para volver a atacar.











FIN!!




Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-15 show above.)