Excerpt for Recopilaciones del pasado, algunos poemas y un cuento... by , available in its entirety at Smashwords




Recopilaciones
del pasado
Algunos poemas y un cuento…




















© Rubén Ángel López Yáñez, 2017










Gracias a esas palabras,
esos ánimos
esos suspiros,
esos comentarios,
esas reflexiones
y esas convicciones,
a esas pequeñas charlas,
y esos empujones,
a esas frases alentadoras,
la complicidad,
los halagos,
y los escarmientos,
que me han llevado a publicar esto.










“Lo que posees acabará poseyéndote,
lo que te poseerá serán los sentimientos de los cuales
nunca podrás escapar”


A tu lado

560 días a tu lado,
y aún despierto pensando en ti,
en las ganas que tengo de verte
y en todo lo que me haces feliz.

Cuando te pienso,
se me escapa una sonrisa,
cuando te siento, te añoro
y me entra la prisa,
de verte,
besarte
y vivir siempre a tu lado,
con una sonrisa,
aunque sea de medio lado.

Pero hoy no estás junto a mí,
de mi lado te has ido,
o tal vez yo te perdí.

Aunque una vida nueva parece flotar,
aunque sea a lo lejos,
aunque sea en el mar.

Y ahí estamos tú y yo,
rodeados de ideas que no cesan,
de misterios que hoy te apresan,
pero créeme,
bonita,
deslízate sin cautela,
sin opresión
y sin histeria.

Porque las islas paradisíacas
hoy están de envidias efímeras,
celebran los sentimientos que,
ni logran denotar sus aguas cristalinas.


Sol de medianoche

Sol de medianoche,
te llaman noches blancas,
te llaman de un lugar azul.

Eres un reflejo de color verde,
eres en el mar azul,
te veo tan lejos,
que pienso que nunca te podré alcanzar,
te admiro por tu alegría,
pero sobre todo por tu humildad.

Entre mis tormentos,
te vistes de azabache,
un poco negro,
con algún lastre.

Ni duermes ni descansas,
noctambulas con el alma,
cuentas a tus amigas nocturnas,
las desavenencias del alba.

Mitigas por un ruido extraño,
ensordeces ante sus miradas,
ignoras mis clemencias,
de anciana enarbolada.

Sufijo mis perífrasis,
en cuentos que no terminan,
hablan corazón, alma y tinta,
de lo que pasa,
de lo que evitas.

Porque su miedo no es aquello que dice,
esa es su coraza,
como la tuya que quema,
como la mía que amedrenta.

Aquello que la cohíbe,
es una única premisa,
es lo que me hace ser víctima,
es lo que ella cree,
y lo que me incapacita.



Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Page 1 show above.)