Excerpt for Superación Personal, Tesoro de la Sabiduría- Tomo III by , available in its entirety at Smashwords












Superación Personal

Tesoro de la Sabiduría,

Tomo III


Ediciones Luis Alberto Villamarín Pulido

www.luisvillamarin.com















Superación Personal

Tesoro de la Sabiduría, Tomo III

©Luis Alberto Villamarín

Ediciones Luis Alberto Villamarín Pulido

www.luisvillamarin.com

lualvipu@gmail.com

info@luisvillamarin.com,

luavipu@hotmail.com

Tel 908-242-6010

New York City- USA

Primera Edición, junio de 2016

Publisher: Smashwords Inc.

Estados Unidos de América

ISBN-


Sin autorización escrita del editor, no se podrá utilizar este texto ni parcial ni totalmente, por medios escrito, reprográfico, fílmico, de audio, electrónico u otros. Hecho el depósito legal en Colombia.





INDICE

Nota del Editor

CAPITULO I

CAPITULO II

CAPÍTULO III

CAPÍTULO IV

CAPÍTULO V

CAPÍTULO VI

OTRAS OBRAS DEL AUTOR



Nota del Editor

Las exigencias familiares, laborales y de interacción social del mundo contemporáneo, demandan decisiones, soluciones y aportes ingeniosos, proactivos, novedosos y de cooperación permanente de cada persona, pues la vida es cada día más interdependiente.

Desde tiempos inmemoriales, los seres humanos hemos acudido a la guianza espiritual e intelectual de quienes acumulan mayor sabiduría, y para complementarla hemos recurrido a los libros para consultar a los eruditos, los sabios y los maestros. Igual que en los tomos anteriores y posteriores, Superación Personal, Tesoro de la Sabiduría III, aporta a los lectores herramientas que ayudan a ser mejores en todos los campos del quehacer humano.

En este tomo hay especial énfasis en reflexiones acerca de la felicidad, el servicio desinteresado a la humanidad, la crianza de los hijos, el reconocimiento al ingente esfuerzo de las madres para educar los hijos y articular la familia, los secretos del éxito personal y profesional a partir de la disciplina, la constancia y la automotivación.

En algunos capítulos, de manera explícita se invita al lector, a ser optimista, a tener fe en sus capacidades y al desarrollo de sus habilidades, mediante el cultivo de la investigación permanente, el estudio y a práctica persistente.

Así mismo se relacionan ejemplos de vida y reflexiones particulares de exitosos emprendedores como Aristóteles Onassis, sabios como Séneca, Blas Pascal, Nikola Tesla, Jean Jacques Rousseau, Agustín de Hipona, Séneca y Stephan Zweig, cuyas enseñanzas tienen aplicación en todas las épocas de la historia, debido a su claridad conceptual acerca de la sicología y la sociología de los seres humanos.

En el capítulo final, en 105 páginas de las 298 del texto, se transcribe el documento intitulado Mil Joyas de sabiduría elaborado por el sacerdote católico Eliécer Salesman, quien compiló y estructuró mil frases célebres, metodológicamente seleccionadas para invitar a los lectores al crecimiento armónico de su mente y su espíritu creativo, con fe absoluta en Dios.

Si bien es cierto que las palabras motivan y el ejemplo arrastra, también es cierto que las acciones son más efectivas que los buenos deseos. En ese orden de ideas, las reflexiones consolidadas en este libro, son apenas referentes para personas con mente abierta y deseo de superación.

No son fórmulas mágicas para la superación personal, pues en sana lógica y absoluta verdad, no existen las fórmulas mágicas ni en el campo de los conocimientos ni en los escenarios prácticos de la acción.

La serie Elementos de Superación, Tesoro de la Sabiduría es una caja de herramientas con mensajes claros y profundos, tomados de triunfadores, que han sido condensados y estructurados para que quien los lea, deleite su mente con mensajes frescos y estimulantes para permanecer en el entorno ilimitado de la mejoría en todos los aspectos de la vida personal y profesional.

El propósito general de esta obra es coadyuvar a la formación de mejores personas, a partir de enseñanzas de triunfadores y reflexiones adecuadas para actuar en la vida cotidiana.

Por estas razones, el Tomo III de la Colección Superación Personal no debe faltar en la biblioteca de quien tenga el genuino deseo de enriquecer su espíritu de superación.

Luis Alberto Villamarín Pulido

Compilador-Editor

www.luisvillamarin.com





CAPÍTULO I

No has perdido

Karina Calderas

¿Crees que en el pasado has perdido mucho tiempo, qué has dejado de estudiar desde hace varios años, que has desaprovechado valiosas oportunidades y que has cometido errores garrafales?

Pues bien, no eres ningún extraterrestre; a todos nos ha sucedido lo mismo, y hemos aprendido de ello.

El pasado es valioso sólo como fuente de experiencias; pero no dejes que te ate con un grillete de lamentaciones, ni te escondas en él para huir de tu presente. El ayer es el ayer y nada lo va a modificar.

Pero tu presente y tu futuro te pertenecen, porque la vida comienza cuando uno define lo que realmente quiere de ella.

Es cierto que el tiempo es eterno; pero para ti apenas está comenzando, porque:

¡HOY ES EL PRIMER DÍA DEL RESTO DE TU VIDA!


La Sabiduría del Silencio Interno

Habla simplemente cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca. Sé breve y preciso ya que cada vez que dejas salir una palabra, dejas salir al mismo tiempo una parte de tu chi

De esta manera aprenderás a desarrollar el arte de hablar sin perder energía. Nunca hagas promesas que no puedas cumplir. No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas porque se producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de chi.

Si no tienes nada bueno, verdadero y útil, es mejor quedarse callado y no decir nada. Aprende a ser como un espejo, escucha y refleja la energía. El universo mismo es el mejor ejemplo de un espejo que la naturaleza nos ha dado porque el universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones y nos envía el reflejo de nuestra propia energía bajo la forma de las diferentes circunstancias que se presentan en nuestra vida.

Si te identificas con el éxito, tendrás éxito. Si te identificas con el fracaso, tendrás fracasos. Así podemos observar que las circunstancias que vivimos son simplemente manifestaciones externas del contenido de nuestra habladuría interna. Aprende a ser como el universo, escuchando y reflejando la energía sin emociones densas y sin prejuicios, siendo como un espejo sin emociones aprendemos a hablar de otra manera.

Con el poder mental tranquilo y en silencio, sin darle oportunidad de imponerse con sus opiniones personales y evitando que tenga reacciones emocionales excesivas, simplemente permite que una comunicación sincera y fluida exista.

No te des mucha importancia, sé humilde pues cuanto más te muestras superior, inteligente y prepotente, más te vuelves prisionero de tu propia imagen y vives en un mundo de tensión e ilusiones.

Sé discreto, preserva tu vida íntima, de esta manera te liberas de la opinión de los otros y llevarás una vida tranquila volviéndote invisible, misterioso, indefinible e insondable como el Tao. No compitas con los demás, vuélvete como la tierra que nos nutre que nos da lo que necesitamos. Ayuda a los otros a percibir sus cualidades, sus virtudes y a brillar. El espíritu competitivo hace que crezca el ego y crea conflictos inevitablemente. Ten confianza en ti mismo, preserva tu paz interna evitando entrar en la provocación y en las trampas de los otros.

No te comprometas fácilmente. Si actúas de manera precipitada sin tomar conciencia profunda de la situación te vas a crear complicaciones. La gente no tiene confianza en aquellos que dicen sí muy fácilmente porque saben que ese famoso sí no es sólido y le falta valor. Toma un momento de silencio interno para considerar todo lo que se presenta y toma tu decisión después. Así desarrollarás la confianza en ti mismo y la sabiduría.

Si realmente hay algo que no sabes o que no tienes la respuesta a la pregunta que te han hecho, acéptalo. El hecho de no saber es muy incómodo para el ego porque le gusta saber todo, siempre tener razón y siempre dar su opinión muy personal. En realidad el ego no sabe nada, simplemente hace ver que sabe.

Evita el hecho de juzgar y de criticar, el Tao es imparcial y sin juicios, no critica a la gente, tiene una compasión infinita y no conoce la dualidad. Cada vez que juzgas a alguien lo único que haces es expresar tu opinión muy personal, y es una pérdida de energía, es puro ruido. Juzgar es una manera de esconder sus propias debilidades. El sabio tolera todo y no dirá ni una palabra.

Recuerda que todo lo que te molesta de los otros es una proyección de todo lo que todavía no has resulto de ti mismo. Deja que cada quien resuelva sus propios problemas y concentra tu energía en tu propia vida. Ocúpate de ti mismo, no te defiendas.

Cuando tratas de defenderte en realidad estás dándole demasiada importancia a las palabras de los otros y le das más fuerza a su agresión. Si aceptas el no defenderte estás mostrando que las opiniones de los demás no te afectan, que son simplemente opiniones y que no necesitas convencer a los otros para ser feliz. Tu silencio interno te vuelve impasible. Haz regularmente un ayuno de la palabra para volver a educar al ego que tiene la mala costumbre de hablar todo el tiempo. Practica el arte de no hablar. Toma un día a la semana para abstenerte de hablar.

O por lo menos algunas horas en el día según lo permita tu organización personal. Este es un ejercicio excelente para conocer y aprender el universo del Tao ilimitado en lugar de tratar de explicar con las palabras qué es el Tao.

Progresivamente desarrollarás el arte de hablar sin hablar y tu verdadera naturaleza interna reemplazará tu personalidad artificial, dejando aparecer la luz de tu corazón y el poder de la sabiduría del silencio. Gracias a esta fuerza atraerás hacia ti todo lo que necesitas para realizarte y liberarte completamente. Pero hay que tener cuidado de que el ego no se inmiscuya. El poder permanece cuando el ego se queda tranquilo y en silencio. Si tu ego se impone y abusa de este poder, el mismo poder se convertirá en un veneno, y todo tu ser se envenenará rápidamente.

Quédate en silencio, cultiva tu propio poder interno. Respeta la vida de los demás y de todo lo que existe en el mundo. No trates de forzar, manipular y controlar a los otros. Conviértete en tu propio maestro y deja a los demás ser lo que son, o lo que tienen la capacidad de ser. Dicho en otras palabras, vive siguiendo la vida sagrada del Tao.

Texto taoísta traducido por Oscar Salazar.

Nikola Tesla

Nikola Tesla nació en Smiljan, Imperio austríaco, actual Croacia, el 10 de julio de 1856 y falleció en Nueva York, 7 de enero de 1943. Su vida y su obra son un excepcional ejemplo de creatividad, disciplina e investigación al servicio de la humanidad.

Tesla fue inventor, ingeniero mecánico, ingeniero eléctrico y físico. Pasó a la historia de los más brillantes científicos por sus numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo, desarrolladas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Las patentes de las invenciones de Tesla y su trabajo teórico ayudaron a forjar las bases de los sistemas modernos de potencia eléctrica por corriente alterna (CA), incluyendo el sistema polifásico de distribución eléctrica y el motor de corriente alterna, que contribuyeron al surgimiento de la llamada Segunda Revolución Industrial.

Tras demostrar la posibilidad de la comunicación inalámbrica por medio de ondas de radio en 1894 y después de su victoria en la lucha científica para demostrar la existencia de las corrientes eléctrica, se le reconoció como uno de los más grandes ingenieros electricistas de los Estados Unidos de América.

Como todos los grandes hombres, Tesla padeció incomprensiones de sus contemporáneos. Durante el lapso de su brillantez creativa en Estados Unidos, la fama de Tesla rivalizaba con la de cualquier inventor o científico de la historia o la cultura popular.

Producto de su personalidad excéntrica y de sus afirmaciones aparentemente increíbles para quienes eran inferiores a él en visión y talento, acerca del posible desarrollo de innovaciones científicas y tecnológicas, Tesla terminó relegado al ostracismo y considerado un loco.

Pero el paso del tiempo le dio la razón. Por ejemplo, la unidad de medida del campo magnético B del Sistema Internacional de Unidades (también denominado densidad de flujo magnético e inducción magnética), fue denominada El Tesla, en su honor al cabo de la Conferencia General de Pesos y Medidas, París, 1960).

Además de su trabajo en electromagnetismo e ingeniería electromecánica, Tesla contribuyó al desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, las ciencias de la computación, la balística, la física nuclear, y la física teórica.

Si bien Tesla era amigo de gente de renombre como Mark Twain o Sarah Bernhardt, tuvo muchas dificultades financieras, porque nunca prestó mayor atención al dinero. Mientras Thomas Alva Edison y George Westinghouse tuvieron éxito financiero, apoyados en muchos de los descubrimientos del científico croata, Tesla murió empobrecido a sus 86 años.

Es importante resaltar que Tesla fue un medioambientalista. La forma en buscaba producir energía eléctrica natural obtenida del cielo o de la tierra, no requería de combustibles fósiles; pero además, buscaba distribuirla de manera gratuita.

Wardenclyffe, el pequeño laboratorio de Tesla, fue comprado por el Centro Científico Tesla gracias a $1.37 millones de dólares recaudados por medio del portal web de Indiegogo. La campaña fue lanzada por Matthew Inman, creador del popular comic online The Oatmeal y recibió el apoyo de miles de admiradores del trabajo de Tesla.

En razón a que Tesla es uno de los más célebres protagonistas de la historia de la ciencia y la tecnología, es muy interesante conocer algunos de sus ideales, pensamientos y reflexiones. A continuación encontramos 25 de sus citas más célebres, en torno a diferentes temas de la vida personal y profesional de cualquier ser humano:

Lo que en realidad debe preocuparnos

En realidad no me preocupa que quieran robar mis ideas, me preocupa que ellos no las tengan.

Todo está en las matemáticas

Si tu solo supieras la magnificencia del 3, 6 y 9, entonces tienes la llave del universo.

Sobre el misterio de la vida

La vida es y siempre seguirá siendo una ecuación incapaz de resolver, pero tiene ciertos factores que conocemos.

La ignorancia es el motor de la guerra

Las peleas entre individuos, así como entre gobiernos y naciones, son invariablemente el resultado de malentendidos en la interpretación más amplia del término. Los malentendidos siempre surgen por la incapacidad de apreciar el punto de vista del otro.

Otra vez, esto se debe a la ignorancia de los interesados, no tanto en ellos mismos, como en sus campos de inversión. El peligro de un enfrentamiento se ve agravado por un sentimiento más o menos predominante, planteado por cada ser humano.

Para resistir esta inherente tendencia al conflicto, lo mejor es disipar la ignorancia de los hechos de los otros mediante una sistemática difusión de conocimientos generales. Con este objetivo en la mira, sería más fácil el importante intercambio de pensamientos y el relacionamiento con los demás.

Solo el conocimiento y la ilustración pueden traer la paz

Lo que hoy queremos es tener un contacto más cercano y mejorar nuestro entendimiento como individuos y comunidades en el mundo entero, así como la eliminación del egoísmo y el orgullo, siempre propenso a empujar el mundo hacia la barbarie primitiva y el conflicto...

La paz solo nos puede llegar como la consecuencia natural de una iluminación universal.

Lo importante es pensar con claridad

Los científicos de hoy piensan en profundizar y no en esclarecer. Uno debe ser sensato para pensar con claridad, pero uno puede pensar con profundidad aun siendo un demente.

No hay nada como la lectura

De todas las cosas que conozco, las que más me gustan son los libros.

Los secretos del universo

Si lo que quieres es encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.

La ambigüedad del hombre le da su armonía perfecta

Nuestras virtudes y nuestros defectos son inseparables, como la fuerza y la materia. Cuando se separan, el Hombre no existe.

Nuestra casa

La Tierra es un conductor de resonancia acústica.

Trabajo no es solo esfuerzo físico y cumplir reglas, pensar es trabajar

Me acreditan ser uno de los trabajadores más duros, y quizás lo soy, si el pensamiento es equivalente a la labor, ya que he dedicado a ello casi todas mis horas despierto. Pero si el trabajo es interpretado como la ejecución definida en un tiempo específico, según reglas rígidas, entonces podría ser que soy el peor de los holgazanes.

Una escalofriante visión de un Tesla muy adelantado a su época

Un instrumento de poco costo, y no más grande que un reloj, permitirá a su portador escuchar en cualquier parte, ya sea en el mar o en la tierra, música, canciones o un discurso de un líder político, dictado en cualquier otro sitio distante. Del mismo modo, cualquier dibujo o impresión podrá ser transferida de un lugar a otro.


Los reconocimientos llegan tarde

El futuro mostrará los resultados y juzgará a cada uno de acuerdo a sus logros.

Nuestros sentidos no nos muestran todo

Nuestros sentidos nos permiten percibir solo una pequeña porción del mundo exterior.

Algún día lograremos aprovechar la energía del espacio

A lo largo de espacio hay energía, y es una mera cuestión de tiempo hasta que los hombres tengan éxito en sus mecanismos vinculados al aprovechamiento de esa energía.

La belleza de la invención

No creo que haya alguna emoción más intensa para un inventor que ver alguna de sus creaciones funcionando. Esa emoción hace que uno se olvide de comer, de dormir, de todo.

Trabajar por la humanidad

Si tuviera la suerte de alcanzar alguno de mis ideales, sería en nombre de toda la humanidad.

No subestimes impulsos tempranos, con esfuerzo, pueden cambiar tu vida

Nuestros primeros esfuerzos son puramente instintivas incitaciones de una vívida e indisciplinada imaginación. Pero esos impulsos tempranos, aunque no son inmediatamente productivos, son del momento más grande y podrían darle forma a nuestros mismos destinos.

Es importante pensar en las futuras generaciones

El científico no tiene por objeto un resultado inmediato. El no espera que sus ideas avanzadas sean fácilmente aceptadas. Su deber es sentar las bases para aquellos que están por venir y señalar el camino.

Debemos acercarnos los unos a los otros para poder progresar juntos

La distancia, que es el impedimento principal del progreso de la humanidad, será completamente superada, en palabra y acción. La humanidad estará unida, las guerras serán imposibles y la paz reinará en todo el planeta.

Trabajar para mejorar nuestro lugar

Como hijo de mi patria, creo que es mi deber ayudar a la ciudad de Zagreb, en todos los aspectos, con mi asesoramiento y trabajo.

La importancia del diálogo, la base de la comprensión

La comprensión mutua sería enormemente facilitada por el uso de una lengua universal.

El verdadero objetivo que debe tener la ciencia

La ciencia no es sino una perversión de sí misma, a menos que tenga como objetivo final el mejoramiento de la humanidad.

Invertir en el futuro de la humanidad

Todo mi dinero lo he invertido en experimentos para realizar nuevos descubrimientos que permitan a la humanidad vivir un poco mejor.

El dominio de la mente sobre la materia en pos de la humanidad

El desarrollo del hombre depende fundamentalmente de la invención. Es el producto más importante de su cerebro creativo. Su objetivo final es el dominio completo de la mente sobre el mundo material y el aprovechamiento de las fuerzas de la naturaleza a favor de las necesidades humanas.

Curiosidades de Tesla

Muchos de sus inventos están aún clasificados.

Tesla murió en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial. La Oficina de Propiedades Extranjeras de Estados Unidos tomó todas sus pertenencias. Aunque algunas de estas fueron entregadas a sus familiares en 1950 muchos de sus documentos siguen clasificados por el gobierno de Estados Unidos.

Dormía muy poco y tenía desorden obsesivo compulsivo

Al parecer, Tesla dormía únicamente dos horas por día. Además coleccionaba joyería y objetos circulares. No tocaba el cabello y estaba obsesionado con el número tres, además de que pulía y limpiaba minuciosamente cualquier implemento para usarlo en la comida usando 18 servilletas. Un claro ejemplo de OCD o trastorno obsesivo compulsivo.





Jean Jacques Rousseau

Jean Jacques Rousseau (nació en Ginebra-Suiza el 28 de junio de 1712 y murió en Ermenonville, 2 de julio de 1778) fue escritor, filósofo, músico, botánico y naturalista. Las ideas políticas de Rousseau influyeron en la Revolución francesa, el desarrollo de las teorías republicanas y el crecimiento del nacionalismo.

Su herencia de pensador radical y revolucionario está expresada en sus dos frases más célebres, una contenida en El contrato social, “El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado”, la otra, presente en su Emilio, o De la educación, “El hombre es bueno por naturaleza”, de ahí parte su idea de la posibilidad de la educación.

*****

Las cartas de amor se escriben empezando sin saber lo que se va a decir, y se terminan sin saber lo que se ha dicho.

*****

Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan.

*****

La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras.

*****

Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores.

*****

La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla.

*****

Pueblos libres, recordad esta máxima: Podemos adquirir la libertad, pero nunca se recupera una vez que se pierde.

*****

El hombre ha nacido libre y por doquiera se encuentra sujeto con cadenas.

*****

Si la razón hace al hombre, el sentimiento lo conduce.

*****

La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.

*****

Quitad de los corazones el amor por lo bello, y habréis quitado todo el encanto a la vida.

*****

La única costumbre que hay que enseñar a los niños es que no se sometan a ninguna.

*****

Un hombre honrado no encontrará jamás una amiga mejor que su esposa.

*****

Los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la traición, se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía.

*****

Siempre he creído que lo bueno no era sino lo bello puesto en acción.

*****

Es muy difícil someter a la obediencia a aquel que no busca mandar.

*****

Trabajar constituye un deber indispensable para el hombre social. Rico o pobre, poderoso o débil, todo ciudadano ocioso es un ladrón.

*****

Si hubiera una nación de dioses, éstos se gobernarían democráticamente; pero un gobierno tan perfecto no es adecuado para los hombres.

*****

El dinero que se tiene es instrumento de libertad, el que se busca lo es de servidumbre.

*****

Los remordimientos se adormecen en la prosperidad y se agudizan en los malos tiempos.

*****

La libertad es la obediencia a la ley que uno mismo se ha trazado.

*****

Mi mayor desgracia ha sido siempre no ser capaz de resistirme a los halagos.

*****

Detesto más las malas máximas que las malas acciones.

*****

El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta.

*****

El acento es el alma del discurso.

*****

No es nada fácil abandonar la virtud; ella atormenta durante mucho tiempo a los que la abandonan.

*****

El hombre es un milagro sin interés.

*****

Hay mucha diferencia entre viajar para ver países y para ver pueblos.

*****

Donde quiera que veáis la moderación sin tristeza, la concordia sin esclavitud, la abundancia sin profusión, decid confiadamente; es un ser venturoso el que aquí manda.

*****

La naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable.

*****

Al salir de ciertas bocas, la misma verdad tiene mal olor.

*****

El más fuerte no es siempre bastante fuerte para ser amo.

*****

No seréis nunca frailes si primero no sois monaguillos.

*****

El hombre padece pocos males, si se exceptúan los que él mismo se atrae por el abuso de sus facultades.

*****

Las ciudades son el abismo de la especie humana.

*****

La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse.

*****

Es verdaderamente libre aquel que desea solamente lo que es capaz de realizar y que hace lo que le agrada.

*****

Las injurias son las razones de los que tienen culpa.

*****

No basta que una esposa sea fiel, es menester que su marido, sus amigos y sus vecinos crean en su fidelidad.

*****

Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza.

*****

No hacer el bien es un mal muy grande.

*****

Las ideas generales y abstractas son fuente de los más grandes errores humanos.

*****

Renunciar a nuestra libertad es renunciar a nuestra calidad de hombres, y con esto a todos los deberes de la humanidad.

*****

La libertad no es fruto que crezca en todos los climas, y por ello no está al alcance de todos los pueblos.

*****

El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos.

*****

El alma resiste mucho mejor los dolores agudos que la tristeza prolongada.

*****

El hombre que más ha vivido no es aquel que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida.

*****

Siempre es más valioso tener el respeto que la admiración de las personas.

*****

Prefiero ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios.

*****

La clase de felicidad que necesito es menos hacer lo que quiero que no hacer lo que no quiero.

*****

Es muy difícil pensar noblemente cuando no se piensa más que para vivir.

*****

Un buen padre vale por cien maestros.

*****

Ser adulto es estar solo.

*****

Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo.

*****

No conozco mayor enemigo del hombre que el que es amigo de todo el mundo.


Los dos sacos

Hay una antigua leyenda acerca de tres hombres, cada uno de los cuales, cargaba dos sacos, sujetos a sus cuellos, uno al frente y el otro a sus espaldas.

Cuando al primero de ellos le preguntaron que había en sus sacos, el dijo: ─Todo cuanto de bueno me han dado mis amigos se halla en el saco de atrás, ahí fuera de la vista, y al poco tiempo olvidado─

─El saco de enfrente contiene todas las cosas desagradables que me han acontecido y, en mi andar, me detengo con frecuencia, saco esas cosas y las examino desde todos los ángulos posibles. Me concentro en ellas y las estudio. Y dirijo todos mis sentimientos y pensamientos hacia ellas─

En consecuencia, como el primer hombre siempre se estaba deteniendo para reflexionar sobre las cosas desafortunadas que le habían sucedido en el pasado, lo que lograba avanzar era muy poco.

─Cuando al segundo hombre le preguntaron qué era lo que llevaba en sus dos sacos, el respondió:

En el saco de enfrente están todas las buenas acciones que he hecho. Las llevo delante de mí y continuamente las saco y las exhibo para que todo mundo las vea─

─ Mientras que el saco que llevo atrás, contiene todos mis errores. Los llevo consigo a dondequiera que voy. Es mucho lo que pesan y no me permiten avanzar con rapidez, pero por alguna razón, no puedo desprenderme de ellos─

Al preguntarle al tercer hombre sobre sus sacos, él contestó:

─El saco que llevo al frente, está lleno de maravillosos pensamientos acerca de la gente, los actos bondadosos que han realizado y todo cuanto de bueno he tenido en mi vida. Es un saco muy grande y está lleno, pero no pesa mucho. Su peso es como las velas de un barco “lejos de ser una carga” me ayudan a avanzar.

─Por su parte, el saco que llevo a mis espaldas está vacío, pues le he hecho un gran orificio en el fondo. En ese saco, puse todo lo malo que escuché de los demás así como todo lo malo que a veces pienso acerca de mí mismo. Esas cosas se fueron saliendo por el agujero y se perdieron para siempre, de modo que ya no hay peso que me haga más penoso el trayecto.”


San Agustín de Hipona

Agustín de Hipona más conocido como San Agustín cuyo nombre completo en latín, Aurelius Augustinus Hipponensis; Tagaste, nació el 13 de noviembre de 354 enHippo Regius, también llamada Hipona, y murió el 28 de agosto de 430.

Fue un santo, padre y doctor de la Iglesia católica, donde se le conoce como el “Doctor de la Gracia y se le cataloga como el máximo pensador del cristianismo del primer milenio.

Según Antonio Livi, Agustín de Hipona es uno de los más grandes genios de la humanidad, además de ser un autor prolífico, que dedicó gran parte de su vida a escribir sobre filosofía y teología, pero el libro titulado Confesiones y La ciudad de Dios sus obras más destacadas.

Estas son algunas de sus valiosas reflexiones:

Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor.

*****

Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.

*****

El que no tiene celos no está enamorado.

*****

Reza como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti.

*****

La medida del amor es amar sin medida.

*****

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.

*****

La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.

*****

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.

*****

Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error.

*****

No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad.

*****

La necesidad no conoce leyes.

*****

En el jardín de la Iglesia se cultivan: Las rosas de los mártires, los lirios de las vírgenes, las yedras de los casados, las violetas de las viudas.

*****

Una cosa es haber andado más camino y otra, haber caminado más despacio.

*****

En el cielo dicen Aleluya, porque en la Tierra han dicho Amén.

*****

Se aferran a su parecer, no por verdadero sino por suyo.

*****

Da lo que mandas y manda lo que quieras.

*****

Existirá la verdad aunque el mundo perezca.

*****

El mundo no fue hecho en el tiempo, sino con el tiempo.

*****

La Ley ha sido dada para que se implore la gracia; la gracia ha sido dada para que se observe la ley.

*****

No hubo tiempo alguno en que no hubiese tiempo.

*****

No te aflijas, sino alégrate de preferir ser, aun siendo miserable.

*****

Así como la verdad se produce por la medida, así la medida se produce por la verdad.

*****

Amad a esta Iglesia, permaneced en esta Iglesia, sed vosotros esta Iglesia.

*****

La misma debilidad de Dios procede de su omnipotencia.

*****

La ociosidad camina con lentitud, por eso todos los vicios la alcanzan.

*****

Buscad lo suficiente, buscad lo que basta. Y no queráis más. Lo que pasa de ahí, es agobio, no alivio; apesadumbra en vez de levantar.

*****

El alma desordenada lleva en su culpa la pena.

*****

Si dudo, si me alucino, vivo. Si me engaño, existo. ¿Cómo engañarme al afirmar que existo, si tengo que existir para engañarme?

*****

Quien toma bienes de los pobres es un asesino de la caridad. Quien a ellos ayuda, es un virtuoso de la justicia.

Equivocarse es humano, perseverar voluntariamente en el error es diabólico.

*****

Donde no hay caridad no puede haber justicia.

*****

Si somos arrastrados a Cristo, creemos sin querer; se usa entonces la violencia, no la libertad.

*****

La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche.

*****

Así como toda carencia es desgracia, toda desgracia es carencia.

*****

El hombre no reza para dar a Dios una orientación, sino para orientarse debidamente a sí mismo.

*****

El pasado ya no es y el futuro no es todavía.

*****

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.

*****

Creo para comprender, y comprendo para creer mejor.

*****

No digas que el tiempo pasado fue mejor que el presente; las virtudes son las que hacen los buenos tiempos, y los vicios los que los vuelven malos.

*****

No hay riqueza más peligrosa que una pobreza presuntuosa.

*****

En las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad.

*****

Cuanto mejor es el bueno, tanto más molesto es para el malo.

*****

¿Qué es, pues el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; si quiero explicarlo a quien me lo pide, no lo sé.

*****

La razón no se sometería nunca, si no se juzgase que hay ocasiones en que debe someterse.

*****

Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados.

*****

Aprueba a los buenos, tolera a los malos y ámalos a todos.

*****

Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.

*****

Cuando estés en Roma, compórtate como los romanos.

*****

Conócete, acéptate, supérate.

*****

Una vez al año es lícito hacer locuras.

*****

Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza, porque nos predispone al pecado.

*****

No se accede a la verdad sino a través del amor.

*****

Nadie niega a Dios, sino aquel a quien le conviene que Dios no exista.

*****

Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti.

Casarse está bien. No casarse está mejor.

*****

Los hombres están siempre dispuestos a curiosear y averiguar sobre las vidas ajenas, pero les da pereza conocerse a sí mismos y corregir su propia vida.

*****

Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama.

*****

Todo el que cree, piensa. Porque la fe, si lo que cree no se piensa, es nula.

*****

Quien no ha tenido tribulaciones que soportar, es que no ha comenzado a ser cristiano de verdad.

*****

Las lágrimas son la sangre del alma.

*****

Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.

Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja.

*****

Obedeced más a los que enseñan que a los que mandan.

*****

Una virtud simulada es una impiedad duplicada: a la malicia une la falsedad.

*****

Nuestra imaginación nos agranda tanto el tiempo presente, que hacemos de la eternidad una nada, y de la nada una eternidad.

*****

La felicidad es un artículo maravilloso: cuanto más se da, más le queda a uno.

*****

Dos excesos: excluir la razón, no admitir más que la razón.

*****

Muy débil es la razón sino llega a comprender que hay muchas cosas que la sobrepasan.

*****

El espíritu cree naturalmente y la voluntad naturalmente ama; de modo que, a falta de objetos verdaderos, es preciso apegarse a los falsos.

*****

Estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable no serlo alguna vez.

*****

La razón obra con lentitud, y con tantas miras, sobre tantos principios, que a cada momento se adormece o extravía. La pasión obra en un instante.

*****

La virtud de un hombre no debe medirse por sus esfuerzos, sino por sus obras cotidianas.

*****

Por muchas riquezas que el hombre posea y por grandes que sean la salud y las comodidades que disfrute, no se siente satisfecho si no cuenta con la estimación de los demás.

 *****


Blaise Pascal

El matemático, físico, filósofo cristiano y escritor francés Blaise Pascal nació en Clermont-Ferrand el 19 de junio 1623 y murió en París el 19 de agosto de 1662. Sus contribuciones a la matemática y a la historia natural incluyen el diseño y construcción de calculadoras mecánicas, aportes a la teoría de la probabilidad, investigaciones sobre los fluidos y la aclaración de conceptos tales como la presión y el vacío.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-34 show above.)